Nuestras arterias tienden a estrecharse y debilitarse con el tiempo. Esto reduce la elasticidad de los vasos sanguíneos que se necesita cuando la sangre golpea contra las paredes. Los vasos sanguíneos no pueden funcionar a la capacidad normal a medida que se endurecen. El estrechamiento puede provocar la obstrucción de los conductos, lo que puede provocar un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón.
Saber con certeza el estado de su presión arterial sistólica y diastólica es vital para su salud y podría salvarle la vida. Hay evidencia científica abrumadora de que el uso de un monitor de presión arterial en el hogar es una manera muy eficiente de determinar la presión arterial real pero al igual que en el consultorio de su doctor, usted debe tener buenas técnicas de medición y debe seguir, de manera estricta, algunos procedimientos a fin de que las lecturas sean exactas. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, es muy común obtener medidas incorrectas, no porque los dispositivos sean inexactos, sino porque la persona que lo utiliza usualmente no sigue un buen procedimiento de medición. Algunos errores comunes son las mediciones con demasiada frecuencia, la utilización de un brazalete de tamaño incorrecto o no reposar en silencio durante unos minutos antes de medir la presión arterial. Otro error común consiste en tomar mediciones individuales o escoger sólo las lecturas más altas.
El método auscultatorio necesariamente se tiene que hacer de forma manual, mediante un estetoscopio y un brazalete inflable conectado a un manómetro que es el aparato que mide la presión. Se basa en los sonidos de Korotkoff. Cuando el brazalete de un esfigmomanómetro se coloca alrededor del brazo de un paciente, y se insufla hasta alcanzar una presión por encima de su presión sanguínea sistólica no habrá un sonido audible, ya que el brazalete impide el flujo de sangre por la arteria. Cuando se va desinflando progresivamente, en el momento en el que la presión en el manguito se iguala a la presión sistólica, se empieza a escuchar un ruido (primer sonido de Korotkoff). Cuando la presión en el manguito cae por debajo de la presión diastólica, los sonidos dejan de escucharse y es en ese momento cuando se determina la presión arterial diastólica. Este método requiere de personal entrenado en escuchar los sonidos, un ambiente silencioso y unos aparatos de medida adecuados. 
La presión arterial alta es muy común en las personas mayores. El sistema vascular cambia a medida que las personas van envejeciendo. Las arterias se endurecen, de modo que la presión arterial sube. Esto es cierto incluso para las personas que tienen hábitos que benefician la salud del corazón. La buena noticia es que la presión arterial puede ser controlada en la mayoría de las personas.
Incluye una amplia variedad de frutas y verduras ricas en potasio a tu dieta. Los científicos generalmente coinciden en que el potasio es un complemento vital para cualquier dieta diseñada para bajar la presión arterial. Fuentes buenas de potasio incluyen guisantes, bananas, papas, tomates, jugo de naranja, frijoles(alubias,habichuelas, porotos) rojos, melón, melón dulce y pasas.
Se puede decir que la tensión arterial considerada ideal es de 119/79 mm/Hg, pero lo cierto es que la tensión arterial normal tiene un rango más amplio que este. Se trata de hipertensión arterial cuando la tensión es superior a 140/90 mm/Hg, o 140 mm/Hg de presión sistólica y 90 mm/Hg de presión diastólica, y se habla de hipotensión arterial si la tensión es inferior a 100/60 mm/Hg, es decir, 100 mm/Hg de presión sistólica y 60 mm/Hg de presión diastólica.

La mayoría de los estudios científicos muestran que la reducción del consumo de sal reduce la presión arterial, siendo este efecto más pronunciado en las personas hipertensas, las personas obesas y los ancianos. La respuesta ante la reducción del consumo de sal varía mucho entre distintas personas y puede no reportar beneficios perceptibles en personas con niveles iniciales normales.


Los trastornos hipertensivos del embarazo continúan siendo una causa importante de problemas durante la gestación que ocasionan enfermedades en el feto y durante el periodo neonatal. Normalmente, la presión arterial disminuye en el segundo trimestre y en el tercer trimestre, las cifras suelen volver a los valores previos al embarazo. Estas modificaciones pueden aumentar en algunos caso y ser causas de complicaciones, por lo que resulta de extraordinaria importancia el control de las cifras de presión arterial durante esta etapa.
La Asociación Americana del Corazón, la Sociedad Americana de Hipertensión, la Sociedad Europea de Hipertensión, y otros grupos afines reconocen la dificultad para determinar el verdadero nivel de la presión arterial de las personas sobre la base de una o dos mediciones en el momento de una visita al médico. Estas muy respetadas organizaciones recomiendan el monitoreo en el hogar con el fin de obtener una estimación inicial y fiable de su verdadera presión arterial. Obtener estas lecturas en casa son una buena herramienta para que usted y su médico tengan la información necesaria para tomar las mejores decisiones sobre su tratamiento.
La definición de la hipertensión en los niños es más compleja porque depende del percentil de altura en la que ella se encuentra. Por ejemplo, un niño de 5 años que esté en el percentil 10 de altura se considera hipertenso si tiene valores persistentemente por encima de 109/70mmHg. Ya un niño de 5 años, pero en el percentil 90 de altura, debe a menudo tener valores por encima de 115/74mmHg para ser diagnosticado con hipertensión.
Si quieres estar seguro de que tu tensión arterial es normal necesitas valores significativos, es recomendable que la midas y documentes regularmente. Medirse la tensión arterial algunas veces en el doctor no es algo ideal ni suficiente para conocer a fondo tu tensión arterial. De hecho, es común que los valores en la consulta con el médico sean elevados, ya que, durante las citas médicas existe un nivel de nerviosismo que dispara la tensión arterial por ende son elevados, esto es conocido como hipertensión de bata blanca.

Cambios en la estructura de los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos tienen capas de proteínas, como la elastina y el colágeno. La elastina es lo que hace que los vasos sanguíneos sean flexibles. El colágeno, que es más rígido, les proporciona estructura. Con la edad, la elastina se rompe. Incluso la elastina que no se rompe pierde su elasticidad. Mientras tanto, los depósitos de colágeno en los vasos incrementan. Como resultado, los vasos sanguíneos se engrosan y son menos flexibles con el paso del tiempo. Estos cambios pueden conducir a presión arterial sistólica más alta.
Todas las personas mayores de 3 años deberían pasar por una evaluación de presión arterial realizada por un profesional de la salud al menos una vez al año. Su médico utilizará una evaluación de presión arterial para ver si las lecturas de su presión arterial son constantemente altas. Incluso los pequeños incrementos en la presión arterial sistólica pueden debilitar y dañar los vasos sanguíneos. Su doctor le recomendará cambios para tener un estilo de vida saludable para ayudarlo a controlar su presión arterial y evitar que desarrolle hipertensión.
Los cambios en el estilo de vida son el tratamiento de primera línea, con una reevaluación en un plazo de seis meses. Los hábitos que pueden reducir la presión arterial incluyen perder peso, hacer ejercicio, limitar el alcohol y la sal, y seguir una dieta como la DASH, que enfatiza el tamaño de las porciones y prioriza las verduras, las frutas y los lácteos bajos en grasa.

Esta nueva valoración de las cifras de HTA trastocará las estadísticas, eso es lógico dado que ahora se considerará hipertensa a la persona que antes no lo era. Lo que me preocupa es que pueda existir una tendencia a medicalizar una enfermedad de forma generalizada sin ahondar en otras pautas de cuidados que pudieran tener un efecto destacado en el control de la HTA, como se ha indicado más arriba.
Para imaginártelo, basta que cierres con fuerza tu puño durante 10 segundos. Verás que la presión en algunos puntos de tu mano comienza a ser insoportable. ¿Te imaginas lo que pasa si tus arterias están bajo una presión similar todo el tiempo? Lo que esto puede provocar, entre otras cosas, es una serie de complicaciones para diversos órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, y si lo quieres ver más allá, influye en la manera en que percibes la vida.
×