Un valor sistólico mínimo puede ser estimado aproximadamente por palpación, sin ningún equipo, un método usado más frecuentemente en situaciones de emergencia. La palpación de un pulso radial indica una presión sanguínea mínima de 80 mmHg (11 kPa), un pulso femoral indica por lo menos 70 mmHg (9,3 kPa), y un pulso en la arteria carótida un mínimo de 60 mmHg (8,0 kPa). Sin embargo, un estudio indicó que este método no era lo suficientemente exacto y con frecuencia sobrestimaba la presión sanguínea sistólica del paciente.6​ Un valor más exacto de la presión sanguínea sistólica puede ser obtenido con un Esfigmomanómetro y palpando para cuando retorna un pulso radial.7​ Debido a que una presión diastólica no puede ser obtenida con este método, las presiones arteriales obtenidas por la palpación se anotan como "/P".8​
Si la hipertensión es de inicio reciente, es decir, no existía antes y se presentó durante el embarazo, la mayoría de los médicos decide no indicar tratamiento con medicamentos, a menos que los valores sean por encima de 160mmHg de presión sistólica o 110mmhg de presión diastólica. Si después de 12 semanas del parto la hipertensión todavía está presente, el tratamiento con medicamentos debe considerarse en mujeres con presión arterial por encima de 140/90mmHg.
Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio le puede ayudar a mantener un peso saludable y a bajar la presión arterial. Usted debe tratar de hacer por lo menos dos horas y media de ejercicio aeróbico de intensidad moderada por semana, o ejercicio aeróbico de alta intensidad durante una hora y 15 minutos por semana. El ejercicio aeróbico, como caminar a paso rápido, es cualquier actividad física en el que su corazón late más fuerte y respira más oxígeno de lo habitual
Estar físicamente activo. Existen muchos beneficios de estar físicamente activo y realizar la cantidad recomendada de actividad física cada semana. Los estudios muestran que la actividad física puede ayudar a reducir y controlar los niveles de presión arterial alta. Antes de comenzar un programa de ejercicios, pregúntele a su médico qué nivel de actividad física es el adecuado para usted.
¿Qué supone esta nueva consideración de las cifras de HTA? Incuestionablemente supone que las cifras de enfermos con HTA (incidencia y prevalencia) aumentarán de forma considerable, porque ahora se acepta como HTA lo que hace unos meses era solo una cifra elevada de TA. Solo en EEUU esto supone que la mitad de la población adulta es hipertensa. En el resto de países sucederá algo similar y en España es lógico entender que también.
De acuerdo con las pautas de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) y del Colegio Americano de Cardiología (ACC), una lectura por debajo de 120/80 mm Hg se clasifica como presión arterial normal. Aquellos con una lectura de presión arterial entre 120/80 y 129/80 se clasifican dentro de una categoría llamada presión arterial elevada. La hipertensión se define como una lectura de 130/80 o superior.
Financiamos las investigaciones. La investigación que financiamos hoy ayudará a mejorar nuestra salud futura. Nuestro División de Ciencias Cardiovasculares (en inglés) y su Rama de Biología Vascular e hipertensión (en inglés) supervisa la investigación que financiamos en la regulación de la presión arterial, las vías involucradas en la presión arterial alta y las complicaciones que surgen debido a una presión arterial alta no controlada. El Centro para la Traducción de Investigación y la Implementación de la Ciencia (en inglés) apoya estas investigaciones para traducir estos descubrimientos en prácticas clínicas. Busque el NIH RePORTER (en inglés) para obtener información  sobre las investigaciones que el NHLBI financia sobre presión arterial alta.

English: Lower High Blood Pressure Without Using Medication, Français: diminuer son hypertension sans recourir aux médicaments, Italiano: Abbassare la Pressione senza Usare Farmaci, Deutsch: Den Blutdruck ohne Medikamente senken, Português: Diminuir a Pressão Arterial sem Usar Medicamentos, Русский: понизить давление без лекарств, Nederlands: Je bloeddruk verlagen zonder medicijnen, 中文: 在非药物治疗条件下降低高血压, Bahasa Indonesia: Menurunkan Tekanan Darah Tinggi Tanpa Menggunakan Obat, Čeština: Jak snížit krevní tlak bez léků, हिन्दी: दवा का उपयोग किये बिना हाई ब्लडप्रेशर को कम करें, العربية: خفض ضغط الدم المرتفع دون استخدام أدوية, Tiếng Việt: Giảm Cao Huyết Áp Không cần Thuốc, 한국어: 약을 먹지 않고 혈압 낮추는 방법, ไทย: ลดความดันเลือดโดยไม่ต้องกินยา
La presión arterial es una ´representación matemática` de dos fuerzas. El número máximo (sistólica) es la fuerza aplicada sobre las paredes de las arterias cuando el corazón bombea, y el número mínimo (diastólica) es la fuerza aplicada sobre las paredes de las arterias entre los dos latidos cardíacos (por ejemplo, cuando el corazón está en reposo). Se considera que entre 110/70 y 120/80 son unos valores normales.
El diagnóstico se basa en un sencillo procedimiento de medición, aunque en algunos casos son necesarias otras pruebas como el holter de presión arterial. Es imprescindible completar el estudio con un análisis de laboratorio (de sangre y orina) y un electrocardiograma. Para facilitar un diagnóstico es muy importante tener presente estas recomendaciones:
“Existen múltiples evidencias clínicas que demuestran que cuanto más alta es la presión arterial, mayor es la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. De igual modo, todos los expertos coinciden en que mantener las cifras de presión por debajo de los valores mencionados reduce de forma significativa el riesgo de complicaciones”, expone Enrique Rodilla Sala, profesor de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera y responsable de la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Sagunto (Valencia).
Hay muchos factores de riesgo para la presión arterial alta. Algunos de ellos, como los hábitos de estilo de vida poco saludables, pueden cambiarse. Otros factores de riesgo, como la edad, la historia familiar y la genética, la raza y la etnia, y el sexo, no se pueden cambiar. Cambios para un estilo de vida saludable pueden disminuir su riesgo de desarrollar presión arterial alta.
Bloqueadores del receptor de la angiotensina II. Estos medicamentos ayudan a relajar los vasos sanguíneos al bloquear la acción, y no la formación, de una sustancia química natural que los estrecha. Los bloqueadores de los receptores de la angiotensina II comprenden el candesartán (Atacand), el losartán (Cozaar) y otros. Las personas con una enfermedad renal crónica pueden beneficiarse de usar como medicamento un bloqueador de receptores de la angiotensina II.
Los cambios en el estilo de vida son el tratamiento de primera línea, con una reevaluación en un plazo de seis meses. Los hábitos que pueden reducir la presión arterial incluyen perder peso, hacer ejercicio, limitar el alcohol y la sal, y seguir una dieta como la DASH, que enfatiza el tamaño de las porciones y prioriza las verduras, las frutas y los lácteos bajos en grasa.
×