En el caso de que se padezcan algunas de estas alteraciones es aún más importante la alimentación (sobre todo el aporte de sodio y potasio) pues controlando el nivel de alimentos que ingerimos se podrá optar por un mayor control de la tensión arterial por la influencia sobre las alteraciones de los aparatos descritos como el cardiocirculatorio, renal y endocrino.
En el caso de que se padezcan algunas de estas alteraciones es aún más importante la alimentación (sobre todo el aporte de sodio y potasio) pues controlando el nivel de alimentos que ingerimos se podrá optar por un mayor control de la tensión arterial por la influencia sobre las alteraciones de los aparatos descritos como el cardiocirculatorio, renal y endocrino.
Esta contracción de los vasos sanguíneos hace que la sangre tenga que viajar a través de los mismos vasos sanguíneos pero que han sufrido una reducción del diámetro, aumentando la presión arterial. Además, el humo del cigarrillo aumenta la retención de sodio, mientras que otras sustancias presentes en los cigarrillos como el cadmio favorecen también la presión arterial.
La mejor manera de optimizar su flora intestinal es mediante al consumir alimentos fermentados naturalmente, como el chucrut y otros vegetales fermentados, yogurt, kéfir y natto. Un beneficio adicional de los alimentos fermentados es que algunos de ellos son excelentes fuentes de vitamina K2, que es importante para prevenir la acumulación de placa arterial y enfermedad cardiaca.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias a medida que avanza por el cuerpo. La hipertensión arterial ocurre cuando la sangre fluye por las arterias a una presión más alta que lo normal. Muchos factores diferentes pueden causar hipertensión arterial. Si su presión arterial sube demasiado o se mantiene alta durante un tiempo prolongado, puede causar problemas de salud. Por eso, es importante tratar la hipertensión arterial. Los medicamentos son uno de los métodos de tratamiento más comunes.
×