Ataque al corazón. Los signos de ataque al corazón incluyen dolor leve o intenso de pecho o molestia en el centro del pecho o la parte superior del abdomen, que dura unos minutos o desaparece y regresa. Puede sentir presión, dolor constrictivo, llenura, acidez estomacal o indigestión. También puede sentir dolor en el brazo izquierdo. Las mujeres también pueden presentar dolor en el pecho y el brazo izquierdo, pero es más probable que tengan síntomas menos típicos, como dificultad para respirar, náuseas, vómitos, cansancio inusual y dolor en la espalda, hombros o mandíbula. Lea más sobre los Signos y síntomas de un ataque al corazón.
La presión alta o hipertensión quiere decir que nuestro corazón está trabajando mucho más de la cuenta para poder bombear la sangre. Esto es algo muy peligroso ya que puede provocar un ataque cardíaco, un desorden renal o una trombosis cerebral. Por o tanto, debemos llevar un control sobre nuestra presión arterial. A continuación en Demedicina te mostramos cómo bajar la tensión con remedios naturales.
Un estudio del Instituto de Medicina Mente-Cuerpo Benson-Henry en el Hospital General de Massachusetts, afiliado a la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) ha comparado una técnica de gestión del estrés llamada 'respuesta de relajación' con educación sobre los cambios en el estilo de vida como reducción de sodio (menos sal en las comidas), pérdida de peso y ejercicio.
La hipertensión arterial afecta a mil millones de personas en el mundo y causa cerca de nueve millones de muertes cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de los serios problemas de salud que puede provocar –es el principal factor de riesgo cardiovascular–, es importante destacar que el control de la presión arterial está en nuestra mano. Por ello, si tu tensión está disparada, y quieres optar por una manera más natural de estabilizar sus niveles, descubre los consejos que te ofrecemos en esta galería y mejora tu salud al tiempo que proteges tu corazón.
La presión alta o hipertensión quiere decir que nuestro corazón está trabajando mucho más de la cuenta para poder bombear la sangre. Esto es algo muy peligroso ya que puede provocar un ataque cardíaco, un desorden renal o una trombosis cerebral. Por o tanto, debemos llevar un control sobre nuestra presión arterial. A continuación en Demedicina te mostramos cómo bajar la tensión con remedios naturales.
Para las personas adultas que tengan un riesgo del 10 % o más alto de padecer una enfermedad cardiovascular en los próximos 10 años, o que padezcan una enfermedad renal crónica, diabetes o enfermedad de las arterias coronarias, el objetivo del tratamiento es menos de 130/80 mm Hg. Para las personas adultas sanas de 65 años o más, el objetivo del tratamiento también es menos de 130/80 mm Hg.
Come alimentos saludables. Sigue una dieta de alimentos saludables para el corazón. Intenta el enfoque alimentario para detener la hipertensión (enfoque “DASH”, por Dietary Approaches to Stop Hypertension), que se centra en frutas, verduras, granos integrales, carne de ave, pescado y alimentos lácteos con bajo contenido graso. Consume mucho potasio, que puede ayudar a prevenir y controlar la presión arterial alta. Consume menos grasas saturadas y grasas trans.
En las clínicas suecas a menudo se toma la presión arterial de forma inadecuada con el paciente tumbado. Las diferencias suelen ser pequeñas, sin embargo, al estar sentado, la presión sanguínea sistólica es un poco menor, y la diastólica un poco mayor. Probé esto yo mismo y anoté unos los valores de 116/73 de media en varias medidas sentado y una media de 119/72 tumbado.
Una postura adecuada y una buena temperatura son elementos que ayudarán a la persona hipertensiva a recuperarse en alguna medida. Además, la respiración también tiene un fuerte impacto en la presión arterial: el óxido nítrico abre los vasos sanguíneos y ayuda a reducir la presión arterial. Cuando respiramos de manera lenta y profunda, producimos más óxido nítrico, y además reducimos las hormonas del estrés.
La contracción del músculo cardíaco se llama  sístole. Por lo tanto, la presión sistólica es aquella que ocurre durante la sístole. El relajamiento del músculo cardíaco es llamado  diástole, así, la presión diastólica es aquella que ocurre durante la diástole. La presión arterial alcanza su mayor valor durante la sístole y el menor durante la diástole. Por ello, ellas también son llamadas presión máxima y presión mínima.

En cambio, los países de ingresos bajos tienen la prevalencia más elevada de tensión arterial elevada. En la Región de África de la OMS se estima que en muchos países más del 30% de los adultos sufre hipertensión, y esa proporción va en aumento. Asimismo, los valores medios de la tensión arterial en esta región son mucho más altos que la media mundial.
Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
Si bien hay fármacos para regular la presión arterial, existen también remedios naturales que ayudan a prevenir los síntomas de la hipertensión. Pues a menudo un solo fármaco para la presión arterial no es suficiente para controlarla, y los efectos secundarios son regularmente frecuentes en pacientes con esta afección. Por esta razón te compartimos remedios caseros para reducir la presión arterial:
Hacía mucho que "140/90" se consideraba el umbral para el control de la hipertensión. Pero en 2017, importantes organizaciones médicas bajaron las definiciones de la presión arterial normal, elevada y alta, con la idea de que iniciar el tratamiento a unos niveles más bajos de la "alta" puede resultar mejor para reducir los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.
La presión arterial es la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias. Hagamos una analogía: imagina una manguera toda vacía y marchita. Conforme abrimos el  agua, la presión dentro de la manguera se eleva y sus paredes se dilatan; como la manguera es un sistema abierto, por más que se abra el grifo, el hecho del agua salir por una de las extremidades evita que la presión debajo de la de pared de la manguera se eleve mucho.
Dormir bien es muy importante. Cuando duermes, el corazón se relaja y tu presión baja, así que mejor no pierdas ni una hora de sueño. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago (EE. UU.) confirma que el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos durante cinco años seguidos. Y algo parecido les sucede a las personas que sufren apnea del sueño –interrupción breve de la respiración mientras se duerme–, su riesgo de padecer de tensión alta aumenta un 30%. Descubre si tus problemas para dormir son algo pasajero o crónico, haciendo nuestro test.
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.

Una innovadora investigación publicada en la revista Diabetes en 1998 reportó que cerca de dos tercios de las personas en la prueba, quienes eran resistentes a la insulina (RI) también tenían presión arterial alta, y la resistencia a la insulina es causada directamente por una alimentación alta en azúcar y granos, junto con una cantidad insuficiente de ejercicio.
Existen tablas con valores aceptables de presión arterial según edad y con  percentiles, 5,10, 25, 50, 75, 90 y 95 de altura. Son decenas de valores posibles, por lo que nadie los sabe  de memoria. Después de medir la presión del niño, es necesario definir en qué percentil de altura él está para poder, a través de la tabla, interpretar sus niveles de presión arterial.
La hipotensión es la presión arterial baja. Esto ocurre cuando la presión sistólica está constantemente por debajo de 90 o está 25 puntos por debajo de su lectura normal. Póngase en contacto con su médico si tiene varias lecturas bajas. La hipotensión puede ser un signo de shock, que pone en peligro la vida. Llame a su médico de inmediato si está mareado o aturdido.
El tensiómetro con la pantalla nos da a conocer dos valores básicos e importantes. La parte superior, indica la presión sistólica, es decir, la correspondiente a cuando el corazón late y bombea la sangre. Este valor está relacionado con la presión máxima de la sangre en la red arterial. En la parte inferior del tensiómetro, encontramos el segundo valor, correspondiente con la presión diastólica, cuando el corazón no está bombeando, es decir, entre los latidos. Esta está relacionada con la presión sanguínea mínima en las arterias, la relajación máxima del ventrículo.

También hay muchas otras maneras de tomar ajo para bajar la tensión. Algunos recomiendan tomarlo en ayunas. otros prefieren hacerlo macerado en aceite. También hay quien prefiere realizar sal de ajo para aliñar las comidas. Incluso, como ya hemos mencionado, se puede preparar un té o una infusión de ajo. Todos estos remedios son muy útiles para bajar la tensión.


Llevar una alimentación que contenga gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa y que reduzca las grasas saturadas y el colesterol puede disminuir tu presión arterial hasta en 11 mm Hg si tienes presión arterial alta. Este plan de alimentación se conoce como dieta de enfoque alimentario para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH).
Estudio sobre el corazón de Jackson. El NHLBI apoya estudios para ayudar a investigar los factores genéticos y ambientales para comprender cómo los afrodescendientes son desproporcionadamente propensos a verse afectados por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluida la presión arterial alta. Visite Estudio sobre el corazón de Jackson (en inglés) para obtener más información.

Puede consultar las listas oficiales  percentiles de presión de la sangre, elaborados con la altura, peso e índice de masa corporal (IMC) de datos de ciertos grupos de niños y adultos. Los gráficos están disponibles en todas las clínicas. PA superior a los niveles normales se refiere como la PA alta o hipertensión. La condición en la que    los niveles normales de presión arterial tienen experiencia más baja se denomina como la hipotensión. Resultados del envejecimiento en los niveles más altos de la PA. Aparte de esto, el estrés físico o emocional, dieta inadecuada, el consumo excesivo de sal común, estilo de vida sedentario, tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, el consumo excesivo de cafeína, la nicotina, las pastillas anticonceptivas, la predisposición genética, los antecedentes familiares, el exceso de peso o la obesidad pueden afectar los niveles de presión arterial. Los niveles también varían según la altura. Las mujeres pueden experimentar presión arterial alta o baja durante el embarazo. Las mujeres menopáusicas en general, tienen niveles más altos de PA  ya que los niveles de estrógeno bajan significativamente. La hormona femenina estrógeno ayuda a regular los niveles de presión arterial.

La hipertensión arterial y su tratamiento tienen varios hándicap evidentes, dice Castro. En primer lugar, “la ausencia de síntomas en el inicio de la enfermedad, que impide su diagnóstico y la percepción por parte del paciente. En segundo lugar, la adherencia al tratamiento farmacológico, muchas veces con incumplimientos involuntarios, que hay que empeñarse en evitar. Y por último, la también percepción inadecuada de que los cambios en ‘mi’ estilo de vida son pérdida de calidad de ésta, cosa que es precisamente todo lo contrario cuando se lleva a efecto”. 

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre viaja por nuestro cuerpo, por ello resulta importante mantener unos valores adecuados para garantizar al máximo la salud cardíaca. La tensión arterial alta es un padecimiento muy común que pone en riesgo la salud del corazón, haciéndonos más propensos a sufrir enfermedades cardíacas. Llevar una dieta adecuada y tomar la medicación indicada por un especialista, es fundamental para mejorar este cuadro, por eso en nuestro artículo 5 recetas para bajar la presión alta te damos soluciones alimenticias para combatir este problema.


Hola hoy desperte mal tome desayuno y seguia mal como a la 1 de la tarde me tome la presion y tenia 140/74 y 61 latidos por minuto anteriormente eh ido a medici y me han dicho que es normal y en itra consulta que posiblemente tenia un soplo y otros medicos disen que no que es producto de una ansiedad y eh dejado todo para mejorar deje cafe alcohol y me alimennto bien pero realmente nose que ha er y presion sigue alta tengo miedo de que sea algo mas grave

Los analgésicos comunes (llamados antinflamatorios no esteroides, AINE) pueden aumentar la presión arterial al inhibir la producción de sal en los riñones. Esto incluye las pastillas de venta libre como Ipren, Ibumetin, Ibuprofeno, Dicoflenaco y Naproxeno, además de los medicamentos que se dan con prescripción como Celebra. Los analgésicos con la sustancia activa paracetamol son mejores para la presión arterial.

Tratamiento farmacológico. Si eres hipertenso no puedes conformarte con las recomendaciones anteriores, ya que es posible que debas seguir un tratamiento farmacológico. Los resultados no siempre reflejan una reducción inmediata de la presión arterial, así que es necesario esperar un poco antes de plantearle al médico un cambio de medicación. Los fármacos antihipertensivos están agrupados en varios tipos:


Pregúntale a tu doctor si la leche baja en grasa o sin grasa es mejor para ti que la leche entera. La leche entera puede reducir la presión arterial de una mejor manera que la leche baja en grasa o sin grasa, pero también podría haber algunos riesgos. La leche entera contiene ácido palmítico, que, según algunos estudios, puede bloquear las señales internas responsables de relajar los vasos sanguíneos. Como resultado, tus vasos sanguíneos quedan oprimidos y tu presión arterial se mantiene alta.[7]
Whelton PK, Carey RM, Aronow WS, et al. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA guideline for the prevention, detection, evaluation, and management of high blood pressure in adults: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2018;71(19):e127-e248. PMID: 29146535 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29146535.
En la mayoría de países, la tensión se expresa en milímetros de mercurio, aunque en el mundo hispánico se suele indicar en centímetros. De forma que aquí hablaríamos, por ejemplo, de una tensión de 12 y 8, mientras que en otras partes se diría 120 y 80. Lo que este valor indica es que nuestra tensión es capaz de hacer subir 12 cm la columna de mercurio.
Las lecturas deben tomarse cuando la persona está relajada y en reposo. La prueba debe hacerse en diferentes momentos del día o durante unos cuantos días hasta que los valores obtenidos sean similares. Los valore de presión arterial no deben tomarse inmediatamente después de hacer ejercicio ni después de comer, ya que esto puede dar lugar a valores altos.
×