Todos los niveles de presión arterial ponen estrés mecánico en las paredes arteriales. Presiones más altas aumentan la carga de trabajo del corazón y la progresión del crecimiento malsano de tejido (ateroma) que se desarrolla dentro de las paredes de las arterias. Cuanto más alta es la presión, se presenta más estrés y tiende a progresar más el ateroma, y el músculo del corazón tiende a engrosarse, agrandarse, y hacerse más débil con el tiempo.
La presión arterial normal no siempre es fácil de mantener ya que nuestra composición genética y los factores estresantes cotidianos pueden hacer que fluctúe. Muchas personas pueden tener niveles elevados sin siquiera saberlo. La medición de la presión arterial promedio puede variar según las condiciones de salud existentes y la edad. Conocer su medición de presión específica y controlarla con visitas al médico y en el hogar puede ayudar a prevenir consecuencias graves. Manténgase en forma, coma bien, haga ejercicio regularmente y evite los factores desencadenantes para mantener una lectura y vida saludables de la presión arterial normal.
Nuestro cuerpo tiene un sistema circulatorio adecuado. Las arterias llevan la sangre purificada u oxigenada desde el corazón a diferentes partes del cuerpo, mientras que las venas llevan la sangre desoxigenada de diferentes partes a los pulmones para su purificación. El corazón bombea la sangre de una manera rítmica, con una presión y esto se conoce como la presión arterial. En otras palabras, la presión que se experimenta en las arterias cuando el corazón bombea la sangre a otras partes de su cuerpo, se conoce como la presión arterial. Se mide en los términos de la presión sistólica y diastólica. La presión medida en el momento de contracción del corazón, se conoce como la presión sistólica y cuando el corazón se relaja, la presión se conoce como la presión diastólica. Un gráfico de la presión arterial se compone de dos lecturas: sistólica y diastólica. Por ejemplo, si su presión arterial es 120/80 mmHg, entonces la presión arterial sistólica será de 120 y 80 será la presión arterial diastólica.
Llevar una alimentación que contenga gran cantidad de cereales integrales, frutas, verduras y productos lácteos con bajo contenido de grasa y que reduzca las grasas saturadas y el colesterol puede disminuir tu presión arterial hasta en 11 mm Hg si tienes presión arterial alta. Este plan de alimentación se conoce como dieta de enfoque alimentario para detener la hipertensión (Dietary Approaches to Stop Hypertension, DASH).
Hipertensión sistólica en el programa de ancianos. Desde 1984 a 1996, el NHLBI apoyó la Hipertensión sistólica en el Programa de Ancianos (SHEP, por sus siglas en inglés), que estudiaba el tratamiento de hipertensión en adultos mayores de 60 años que sufrían de presión arterial alta. El estudio descubrió que las medicinas para hipertensión pueden reducir el riesgo a sufrir un derrame cerebral.

Antes de ver la tabla, vamos a echar un vistazo rápido sobre las lecturas de la presión arterial. Se puede medir la presión arterial por cualquiera de los dos tipos de monitores de la presión arterial – un esfigmomanómetro o un manómetro de mercurio. Hay dos métodos principales para medir la presión arterial – el método no invasivo y el método invasivo. Con ayuda del método no invasivo, se puede medir la presión arterial en las siguientes formas: –
Como lo reportó ABC World News el 16 de septiembre del 2010, un cardiólogo cree que la relación entre el estrés y la hipertensión no se puede negar, aun así no recibe la atención que merece. En respuesta, el Dr. Kennedy desarrolló una técnica para aliviar el estrés que él llama "The 15 minute Heart Cure", que consiste en una serie de respiraciones y técnicas de visualización creativa que pueden hacerse en cualquier parte, en cualquier momento. La técnica se muestra en el video de arriba de ABC World News.
Entre las enfermedades crónicas, la presión arterial, con mas de 8.5 millones de hipertensos en España y mas de mil millones en el mundo se lleva la palma, seguida muy de cerca por la diabetes, con mas de 5,3 millones de diabéticos en España y 387 millones en el mundo, de ahí que llevar una tabla de presión arterial o de glucosa en sangre, sea una actividad de lo más habitual.
La hipertensión persistente es uno de los factores de riesgo para los accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos, paros cardíacos, aneurismas arteriales, y es la causa principal de la falla renal crónica. Incluso la elevación moderada de la presión arterial lleva a una esperanza de vida acortada. En presiones severamente altas, o presiones arteriales medias de 50 % o más sobre el promedio, una persona no puede esperar vivir más que algunos años a menos que sea apropiadamente tratada.5​

La definición de la hipertensión en los niños es más compleja porque depende del percentil de altura en la que ella se encuentra. Por ejemplo, un niño de 5 años que esté en el percentil 10 de altura se considera hipertenso si tiene valores persistentemente por encima de 109/70mmHg. Ya un niño de 5 años, pero en el percentil 90 de altura, debe a menudo tener valores por encima de 115/74mmHg para ser diagnosticado con hipertensión.
La presión arterial alta no tiene síntomas. Por ello, la única manera de averiguar si usted tiene presión arterial alta es a través de chequeos regulares cuando visita a su proveedor de atención médica. Su proveedor utilizará un medidor, un estetoscopio o un sensor electrónico y un manguito de presión arterial y tomará dos o más mediciones en citas médicas distintas antes de hacer un diagnóstico.

El tensiómetro con la pantalla nos da a conocer dos valores básicos e importantes. La parte superior, indica la presión sistólica, es decir, la correspondiente a cuando el corazón late y bombea la sangre. Este valor está relacionado con la presión máxima de la sangre en la red arterial. En la parte inferior del tensiómetro, encontramos el segundo valor, correspondiente con la presión diastólica, cuando el corazón no está bombeando, es decir, entre los latidos. Esta está relacionada con la presión sanguínea mínima en las arterias, la relajación máxima del ventrículo.
Pickering TG, et al. Recommendations for blood pressure measurement in humans and experimental animals: Part 1: blood pressure measurement in humans: a statement for professionals from the Subcommittee of Professional and Public Education of the American Heart Association Council on High Blood Pressure Research. Hypertension. 2005 Jan;45(1):142-61.
Comer sin sal. Casi lo primero que suele recomendar el médico a los pacientes con presión alta es quitarse la sal de las comidas. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Descubre algunos alimentos con sal oculta... ¡y evítalos! Beneficios del potasio. 
Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos en potasio son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
Bloqueadores de los canales de calcio. Estos medicamentos, que incluyen el amlodipino (Norvasc), el diltiazem (Cardizem, Tiazac u otros) y otros, ayudan a que se relajen los músculos de los vasos sanguíneos. Algunos pueden disminuir la frecuencia cardíaca. Los bloqueadores de los canales de calcio quizás funcionen mejor que los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina por sí solos para las personas con antepasados africanos y las de mayor edad.
Liberación de aldosterona: Esta hormona esteroidea es liberada desde la corteza suprarrenal en respuesta a la angiotensina II o a altos niveles de potasio en el suero. La aldosterona estimula en los riñones la retención de sodio y la excreción de potasio. Debido a que el sodio es el principal ion que, por ósmosis, determina la cantidad de fluido en los vasos sanguíneos, la aldosterona aumentará la retención de fluido, e indirectamente, la presión arterial.
La alimentación también es un factor importante para prevenir la hipertensión. Una dieta rica en productos frescos de origen vegetal, como las frutas, verduras, cereales y patatas es la más recomendable. Hay que evitar los productos ricos en azucares refinados y carnes rojas. El aceite de oliva será la principal fuente de grasa. También hay que hacer una ingesta moderada de queso, yogurt, pollo y pescado para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Con la presión alta o hipertensión, es muy importante controlar la sal que añadimos a las comidas, ya que junto con el consumo de alcohol, tabaco y falta de ejercicios componen los factores relacionados con el aumento de la hipertensión.
Para controlar o reducir la presión arterial alta, es posible que su médico le recomiende adoptar cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, por ejemplo un hábito de alimentación saludable para el corazón como el plan de alimentación de Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés), ya sea solo o con medicinas. Controlar o disminuir la presión arterial también puede ayudar a prevenir o retrasar las complicaciones por hipertensión arterial, tales como enfermedad renal crónica, ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y posible demencia vascular.
Para controlar o reducir la presión arterial alta, es posible que su médico le recomiende adoptar cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, por ejemplo un hábito de alimentación saludable para el corazón como el plan de alimentación de Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés), ya sea solo o con medicinas. Controlar o disminuir la presión arterial también puede ayudar a prevenir o retrasar las complicaciones por hipertensión arterial, tales como enfermedad renal crónica, ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y posible demencia vascular.
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.

Hay muchos factores de riesgo para la presión arterial alta. Algunos de ellos, como los hábitos de estilo de vida poco saludables, pueden cambiarse. Otros factores de riesgo, como la edad, la historia familiar y la genética, la raza y la etnia, y el sexo, no se pueden cambiar. Cambios para un estilo de vida saludable pueden disminuir su riesgo de desarrollar presión arterial alta.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.
Yoga, taichí, etc., son técnicas de relajación. Elige la que más vaya contigo, porque realmente pueden ayudarte a canalizar el estrés y a reducir los valores de tu tensión. Y es que cuando estamos estresados nuestro ritmo cardíaco se acelera, ya que nuestro cuerpo libera adrenalina para mantenernos en guardia. Aprende a vencer el estrés en solo 5 pasos.
Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (ALLHAT, por sus siglas en inglés). Este estudio del NHLBI comenzó en 1994 y duró ocho años. En una parte del estudio participaron personas con presión arterial alta y en otra parte participaron personas con colesterol alto en sangre. Los hallazgos de ALLHAT dieron a conocer la manera en la que tratamos la presión arterial alta y el colesterol alto en sangre. Visite el Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (en inglés) para obtener más información sobre todas las actividades de investigación y avances de este estudio.

Practica técnicas de relajación o respiración profunda lenta. Practica respirando lento y hondo para relajarte. Hay algunos dispositivos disponibles que estimulan la respiración lenta y profunda. De acuerdo con American Heart Association, la respiración guiada con dispositivo puede ser una opción no medicamentosa razonable para disminuir la presión arterial, en especial cuando la ansiedad acompaña la presión arterial alta o cuando los tratamientos tradicionales no se toleran bien. 

Hay muchas buenas opciones de medicación. Algunos ejemplos son los inhibidores ECA (enzima convertidora de angiotensina) o bloqueantes A II (bloqueantes de los receptores de la angiotensina II) como Enalapril o Losartán. Si este tipo de medicación no te da el efecto deseado, quizás tengas que añadir otros medicamentos como los llamados antagonistas del calcio (p. ej. Felodipina) o un diurético suave (puede encontrarse una pastilla combinada con Enalapril y Losartán).
El método auscultorio usa un estetoscopio y un esfigmomanómetro. Esto abarca un brazalete inflable (Riva-Rocci) que se coloca alrededor de la parte superior del brazo izquierdo(puede ser tomada en el derecho pero sería erróneo pues la medición obtenida no sería exacta debido al recorrido propio de las arterias), arriba del codo, a aproximadamente la misma altura vertical que el corazón, que va conectado a un manómetro de mercurio o aneroide. El manómetro de mercurio, que se considera el estándar de oro para la medición de la presión sanguínea, mide la altura de una columna del mercurio, dando un resultado absoluto sin la necesidad de calibración, y por lo tanto no sujeto a los errores y a la posible inexactitud de la calibración que afectan a otros métodos. El uso de los manómetros de mercurio es a menudo requerido en pruebas clínicas y para la medición clínica de la hipertensión en pacientes de riesgo elevado, como las mujeres embarazadas.
La presión arterial es una ´representación matemática` de dos fuerzas. El número máximo (sistólica) es la fuerza aplicada sobre las paredes de las arterias cuando el corazón bombea, y el número mínimo (diastólica) es la fuerza aplicada sobre las paredes de las arterias entre los dos latidos cardíacos (por ejemplo, cuando el corazón está en reposo). Se considera que entre 110/70 y 120/80 son unos valores normales.
A continuación, se presentan las cuatro categorías de presión arterial y lo que significan para ti. Si las lecturas de tu presión sistólica y diastólica se agrupan en dos categorías diferentes, tu categoría de presión arterial correcta es la categoría más alta. Por ejemplo, si la lectura de tu presión arterial es 125/85 milímetros de mercurio (mm Hg), tienes hipertensión de etapa 1.

Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
×