Quitar la sal es casi lo primero que suele recomendar el médico. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.
Cambios en la estructura de los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos tienen capas de proteínas, como la elastina y el colágeno. La elastina es lo que hace que los vasos sanguíneos sean flexibles. El colágeno, que es más rígido, les proporciona estructura. Con la edad, la elastina se rompe. Incluso la elastina que no se rompe pierde su elasticidad. Mientras tanto, los depósitos de colágeno en los vasos incrementan. Como resultado, los vasos sanguíneos se engrosan y son menos flexibles con el paso del tiempo. Estos cambios pueden conducir a presión arterial sistólica más alta.

Un nuevo estudio grande, sin embargo, Un nuevo estudio grande, sin embargo, indicó que las personas con hipertensión vivían más tiempo y con menor riesgo de enfermedad cardíaca si reducían la presión sanguínea sistólica hasta 120 usando medicamentos. Desafortunadamente, este beneficio conlleva un aumento significativo del riesgo de efectos secundarios:
El 5 a 10 por ciento restante de los pacientes con presión arterial alta sufren de lo que se denomina hipertensión secundaria. Esto significa que la presión arterial alta es causada por otra enfermedad o afección. Muchos casos de hipertensión secundaria son ocasionados por trastornos renales. Los siguientes son otros factores que pueden causar hipertensión secundaria:

Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 


La mediciones no invasivas por auscultación (del latín escuchar) y oscilométrica, son más simples y más rápidas que las mediciones invasivas, requieren menos pericia para llevarlas a cabo, virtualmente no tienen complicaciones, y son menos desagradables y dolorosas para el paciente. Sin embargo, las mediciones no invasivas pueden tener una exactitud algo más baja y pequeñas diferencias sistemáticas en los resultados numéricos. Los métodos de medición no invasivos son más comúnmente usados para exámenes y monitoreos rutinarios.
Cuando las arterias se vuelven rígidas y estrechas, el riego sanguíneo resulta insuficiente y provoca la aparición de infartos cerebrales (ictus o accidente vascular cerebral isquémico). La elevación de la presión arterial también puede causar la rotura de una arteria y ocasionar una hemorragia cerebral (ictus o accidente vascular cerebral hemorrágico).
Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.
Caroline Breslin, MD tiene décadas de experiencia médica con una amplia experiencia en endocrinología, medicina estética y láser, ginecología y medicina deportiva. Tiene una amplia experiencia con atletas profesionales, incluidos varios competidores olímpicos. La Dra. Caroline practica medicina estética y láser, medicina integrativa y medicina antienvejecimiento. Es el fundador y director médico de Global Zesty Evolutionary Skin Care en Dallas, TX. El Dr. Foxx está certificado por la Junta Nacional de Examinadores Médicos y es miembro de la Academia Americana de Medicina Antienvejecimiento, la Academia Americana de Medicina Estética, la Academia Internacional de Dermatología Estética y un Diplomático de la Junta Americana de Obstetricia Ginecología.
Pérdida de peso. Algunos estudios han demostrado que la pérdida de 5 kg reduce la presión arterial sistólica en 4,4 mmHg. El sobrepeso y la obesidad están relacionados con el incremento de la presión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular y mortalidad. El índice de masa corporal (IMC) sano se sitúa entre 20 y 25 kg/m2 en personas menores de 60 años.
Algunos medicamentos para la presión arterial pueden producir dolores de cabeza. Sin embargo, otros medicamentos que también son usados para la presión arterial, como los bloqueadores beta (propanolol o Inderal®) y bloqueadores de canales de calcio, sirven para reducir la frecuencia de los dolores de cabeza. Aquellos pacientes que padezcan de presión alta que no esté debidamente controlada, o controlada pobremente, deberán evitar el uso de medicamentos triptanes.
Debes verificar que el tensiómetro que tienes en casa sea preciso y que lo estás usando bien. Si no estás seguro, pregúntale al médico. Es posible que el médico te pida que lleves el tensiómetro al consultorio. Puedes tomarte la presión en un brazo con tu tensiómetro mientras el médico te la toma en el otro brazo con equipos que tiene en el consultorio.
Tome el medicamento como se indica. Si los cambios de estilo de vida no son suficientes, el médico puede prescribir medicamento para controlar su presión arterial. Si usted está en la medicación Asegúrese de seguir tomando aunque "sienten mejor". Recuerde que la presión arterial alta no tiene síntomas y controlar con la medicación no significa que no lo tiene.
Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.
Otro factor que también se debe considerar es la ansiedad la cual puede inducir la elevación de la presión arterial. En ocasiones, las personas se obsesionan con la necesidad de tomar buenas lecturas como una medida para preservar la salud pero ésto no sólo puede provocar una sobreestimación de la presión arterial, sino que también puede empeorar la hipertensión en general. La variabilidad inherente de la presión arterial significa que, sin duda alguna, habrá algunas lecturas altas. Si está muy ansioso, estas lecturas altas pueden agravar su ansiedad, lo que lleva a nuevos aumentos de la presión arterial y la creación de un círculo vicioso. Si esto le suena familiar, recuerde que la medición con demasiada frecuencia no es recomendable.

La presión arterial es la medida de fuerza de cada latido contra importantes vasos sanguíneos llamados arterias. Se mide en milímetros de mercurio (mmHg) e incluye sistólica presión (la presión en las arterias cuando el corazón late) y diastólica presión (la presión en las arterias entre latidos). Es el término médico para la presión arterial alta hipertensión.
El estrés elevado es un mal compañero de la presión arterial y de la salud en general. Cuando nuestro cuerpo está en alerta constante, el corazón está acelerado y los vasos sanguíneos constreñidos. Por eso, hay que tratar de controlarlo y no dejar que los nervios y la ansiedad imperen en nuestra vida. Practicar meditación o respirar de manera consciente puede ayudar en este proceso de relajación porque disminuyen la frecuencia cardiaca y, por tanto, la presión arterial.
Se define que un niño y/o adolescente es hipertenso cuando tiene al menos 3 medidas en las que su tensión arterial presenta unos valores de presión arterial sistólica y/o diastólica ≥P95 correspondiente a la edad, sexo y talla. Esto quiere decir que el niño está con cifras de tensión arterial superiores a las que presentan el 95% de los niños de su edad, ajustado por peso y talla.
La sangre circula a una presión determinada por el sistema circulatorio, el corazón y las arterias para nutrir las células del organismo. La tensión arterial es la presión con la que la sangre, impulsada por el ventrículo izquierdo, fluye en el interior de las arterias. Esta presión es máxima en la arteria aorta -120 mm Hg por encima de la presión atmosférica- y mínima en las venas (casi igual a la presión atmosférica).
Estudio sobre el corazón de Jackson. El NHLBI apoya estudios para ayudar a investigar los factores genéticos y ambientales para comprender cómo los afrodescendientes son desproporcionadamente propensos a verse afectados por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluida la presión arterial alta. Visite Estudio sobre el corazón de Jackson (en inglés) para obtener más información.
Para nuestro organismo es sano cierto cambio de presión a la hora de realizar algunas actividades. El problema viene cuando el cuerpo no logra controlar los picos de presión y esta permanece alta por un tiempo mayor de lo necesario. En estos casos se pueden producir lesiones en nuestros órganos. El corazón, los riñones y el cerebro son algunos de los que pueden salir más mal parados.
Ira, estrés y preocupaciones: en momentos de ira o de peligro o de estrés, por ejemplo, las glándulas suprarrenales, situadas junto a los riñones, descargan una hormona muy potente llamada adrenalina. Esta sustancia química contrae las arterias haciendo que se eleve la tensión arterial. Es el mismo efecto que ocurre con una manguera cuando estrechamos la boquilla. Por eso, cuando estamos preocupados, sentimos ira o miedo, la tensión arterial puede elevarse un 50% sobre su nivel normal. 

Los cambios saludables en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la presión arterial alta. Los cambios en el estilo de vida saludables incluyen elegir Alimentación saludable hábitos, tales como el plan alimentario DASH (en inglés), estar físicamente activo, mantener un peso saludable, dejar de fumar (en inglés) y el manejo del estrés.
Como parte de las nuevas directrices, la medida objetivo para los pacientes con hipertensión con una enfermedad cardiaca existente se redujo a menos de 130/80 mm Hg. Esa directriz también aplica a las personas con un riesgo un 10% o más alto de desarrollar enfermedad cardiaca en 10 años. Ahora, a esas personas típicamente les administran medicamentos para alcanzar ese objetivo.

Método oscilométrico: Según este método, se observan las oscilaciones en la presión del manguito de esfigmomanómetro para llegar a una lectura. Esta presión del brazalete es ejercida por el pulso, que es nada más que las oscilaciones del flujo sanguíneo. A veces, se utilizan los sensores electrónicos de presión en lugar de los de mercurio para obtener interpretaciones oscilatorias así como para inflar y desinflar automáticamente el manguito superior del brazo.


Si toma dos o más medicamentos al mismo tiempo, la forma en que su cuerpo procesa cada medicamento puede cambiar. Cuando esto sucede, aumenta el riesgo de efectos secundarios de cada medicamento. Alguno de los medicamentos puede no funcionar como debería. Asegúrese de que su médico sepa qué medicamentos está tomando. Esto incluye todos los medicamentos de venta libre y recetados, las vitaminas y los suplementos a base de hierbas.

La presión arterial varía durante el ciclo cardíaco de forma semejante a una función sinusoidal lo cual permite distinguir una presión sistólica que es definida como el máximo de la curva de presión en las arterias y que ocurre cerca del principio del ciclo cardíaco durante la sístole o contracción ventricular; la presión arterial diastólica es el valor mínimo de la curva de presión (en la fase de diástole o relajación ventricular del ciclo cardíaco). La presión media a través del ciclo cardíaco se indica como presión sanguínea media; la presión de pulso refleja la diferencia entre las presiones máxima y mínima medidas.1​

La presión alta o hipertensión quiere decir que nuestro corazón está trabajando mucho más de la cuenta para poder bombear la sangre. Esto es algo muy peligroso ya que puede provocar un ataque cardíaco, un desorden renal o una trombosis cerebral. Por o tanto, debemos llevar un control sobre nuestra presión arterial. A continuación en Demedicina te mostramos cómo bajar la tensión con remedios naturales.


Cuánto menor es la capacidad de los vasos se autorregularen conforme el volumen de la sangre presente, mayor es el riesgo del paciente desenvolver hipertensión arterial. Los casos más graves generalmente son aquellos en que el paciente tiene un real exceso de volumen y sus vasos son incapaces de dilatar para comportar el aumento de la presión sobre sus paredes.
En la práctica, los diferentes métodos no dan resultados idénticos; un algoritmo y los coeficientes experimentales obtenidos son usados para ajustar los resultados oscilométricos para dar lecturas que sean similares, tanto como sea posible, con los resultados de la auscultación.9​ Algunos equipos usan el análisis asistido por computadora de la forma de onda de la presión arterial instantánea para determinar los puntos sistólicos, medios, y diastólicos. Puesto que muchos dispositivos oscilométricos no se han validado, se debe tener precaución dado que la mayoría no son adecuados en instalaciones clínicas y cuidados intensivos.
 Método de palpación: Según este método, la palpación del pulso radial indica una presión sanguínea mínima de 80 mm Hg, la detección del pulso femoral indica una presión sanguínea mínima de 70 mm Hg, mientras que el pulso de la carótida se interpreta como 60 mm Hg. Se cree que este método a menudo sobreestima la presión sanguínea sistólica del paciente.
Hipertensión te coloca en alto riesgo para un número de eventos de salud catastrófica. Está presente en 70% de personas que tienen su primer ataque al corazón, 80% de personas que tienen su primer movimiento, y 75% de las personas que tienen insuficiencia cardíaca congestiva. En realidad, la hipertensión es uno de los más comunes condición de salud crónicas entre los adultos en los Estados Unidos.1

Este estudio investiga si la pectina cítrica modificada, un suplemento dietético derivado de plantas, puede disminuir la insuficiencia cardíaca y otras complicaciones de la hipertensión. Para participar los pacientes deben tener al menos 21 años de edad y tener un plan de tratamiento establecido para la presión arterial alta. Tenga en cuenta que este estudio se realiza en Boston, Massachusetts.

Su médico podría diagnosticarlo con presión arterial alta si tiene lecturas sistólicas constantes de 140 mm Hg o más o lecturas diastólicas de 90 mm Hg o más. Según la investigación, su médico podría considerar que sufre de hipertensión si es un adulto o un niño de 13 años o más que tiene lecturas sistólicas consistentes de 130 a 139 mm Hg o lecturas diastólicas de 80 a 89 mm Hg y tiene otros factores de riesgo cardiovasculares.


7. Tenga cuidado con el "síndrome de bata blanca", que se traduce en una lectura de PA mucho mayor de lo normal, debido a que el médico autorizado, el presentimiento, sala de examen estéril, y los olores como el alcohol y desinfectante. Todo esto no es relajante. Algunos médicos pueden recetar medicamentos ignoran, cuando en realidad, usted no necesita en absoluto. Tan pronto como salen de la oficina, sus declaraciones de BP a la normalidad. Esta es la otra gran razón para usar su propio monitor BP automático de muñeca, de modo que llegan a conocer su propio cuerpo, y los efectos del estrés, la alimentación, el estado de ánimo, el sueño y la hora del día.
Como parte de las nuevas directrices, la medida objetivo para los pacientes con hipertensión con una enfermedad cardiaca existente se redujo a menos de 130/80 mm Hg. Esa directriz también aplica a las personas con un riesgo un 10% o más alto de desarrollar enfermedad cardiaca en 10 años. Ahora, a esas personas típicamente les administran medicamentos para alcanzar ese objetivo.
Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.
En la mayoría de países, la tensión se expresa en milímetros de mercurio, aunque en el mundo hispánico se suele indicar en centímetros. De forma que aquí hablaríamos, por ejemplo, de una tensión de 12 y 8, mientras que en otras partes se diría 120 y 80. Lo que este valor indica es que nuestra tensión es capaz de hacer subir 12 cm la columna de mercurio.
Algunos medicamentos para la presión arterial pueden producir dolores de cabeza. Sin embargo, otros medicamentos que también son usados para la presión arterial, como los bloqueadores beta (propanolol o Inderal®) y bloqueadores de canales de calcio, sirven para reducir la frecuencia de los dolores de cabeza. Aquellos pacientes que padezcan de presión alta que no esté debidamente controlada, o controlada pobremente, deberán evitar el uso de medicamentos triptanes.
La información sanitaria ofrecida en eCurae, tiene como objetivo únicamente complementar, bajo ningún concepto a reemplazar, la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico. © Copyright eCurae 2019, todos los derechos reservados. Si quieres puedes acceder a la sección Sobre nosotros para descubrir más sobre eCurae. Si quieres contactar con nosotros, puedes hacerlo a través de la página de contacto.
No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.

La hipertensión arterial (HAT) es uno de los problemas de salud más frecuentes a nivel mundial. La mayor parte de las personas diagnosticadas con HAT necesitan tratarse con medicamentos. Sin embargo, existen diversas formas de bajar la presión arterial sin recurrir a ellos. Dichos métodos también son de utilidad si tienes prehipertensión y aún no necesitas medicamentos para combatirla. Si utilizas métodos como cambiar tu dieta y estilo de vida junto con los medicamentos, podrás controlar tu enfermedad y mantener tu cuerpo más sano en general.
Si la hipertensión es de inicio reciente, es decir, no existía antes y se presentó durante el embarazo, la mayoría de los médicos decide no indicar tratamiento con medicamentos, a menos que los valores sean por encima de 160mmHg de presión sistólica o 110mmhg de presión diastólica. Si después de 12 semanas del parto la hipertensión todavía está presente, el tratamiento con medicamentos debe considerarse en mujeres con presión arterial por encima de 140/90mmHg.

Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Estos medicamentos, como el lisinopril (Zestril), el benazepril (Lotensin), el captopril (Capoten) y otros, ayudan a relajar los vasos sanguíneos al bloquear la formación de una sustancia química natural que los estrecha. Las personas con una enfermedad renal crónica pueden beneficiarse de usar como medicamento un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina.
Haga ejercicio todos los días. El ejercicio moderado puede reducir el riesgo de tener presión arterial alta. Establezca algunas metas para hacer ejercicios de manera segura y gradualmente lograr hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día la mayoría de los días de la semana. Consulte con el médico antes de comenzar un plan de ejercicios si tiene problemas de salud que no están siendo tratados. Puede encontrar más información sobre el ejercicio y la actividad física en Go4Life.
La presión arterial es la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias. Hagamos una analogía: imagina una manguera toda vacía y marchita. Conforme abrimos el  agua, la presión dentro de la manguera se eleva y sus paredes se dilatan; como la manguera es un sistema abierto, por más que se abra el grifo, el hecho del agua salir por una de las extremidades evita que la presión debajo de la de pared de la manguera se eleve mucho.
Si sufre de presión arterial alta, es importante que tenga controles médicos de rutina y siga el plan de tratamiento que se le prescribió, el cual incluirá cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable y posiblemente medicinas. Los cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable pueden prevenir la presión arterial alta, reducir la presión arterial elevada, ayudar a controlar la presión alta existente y prevenir complicaciones, tales como ataque al corazón, insuficiencia cardíaca (en inglés), derrame cerebral (en inglés), demencia vascular (en inglés), o enfermedad renal crónica.
La sangre circula a una presión determinada por el sistema circulatorio, el corazón y las arterias para nutrir las células del organismo. La tensión arterial es la presión con la que la sangre, impulsada por el ventrículo izquierdo, fluye en el interior de las arterias. Esta presión es máxima en la arteria aorta -120 mm Hg por encima de la presión atmosférica- y mínima en las venas (casi igual a la presión atmosférica).
Para ayudarlo a realizar cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, intente hacer un cambio a la vez y añada otro cambio cuando sienta que ha adoptado los cambios anteriores de manera exitosa. Cuando practica varios hábitos de estilo de vida saludables, es más probable que reduzca o controle su presión arterial alta y logre mantener una presión arterial normal.
Hay muchos factores de riesgo para la presión arterial alta. Algunos de ellos, como los hábitos de estilo de vida poco saludables, pueden cambiarse. Otros factores de riesgo, como la edad, la historia familiar y la genética, la raza y la etnia, y el sexo, no se pueden cambiar. Cambios para un estilo de vida saludable pueden disminuir su riesgo de desarrollar presión arterial alta.

Como podemos observar en la tabla anterior, los valores de tensión arterial son considerados ideales por la OMS cuando se encuentran por debajo de 120 mmHg sistólica y 80 mmHg diastólica. Cuando los valores se encuentran entre 120-139 mmHg sistólica y 80-89 mmHg diastólica es considerada tensión arterial normal alta. Cuando el rango de la presión arterial está entre 140-159 mmHg sistólica y 90-99 mmHg diastólica se clasifica como hipertensión leve. Se considera hipertensión moderada cuando los rangos están entre 160-170 mmHg sistólica y 100-109 mmHg diastólica, por último, está la hipertensión severa que es cuando los valores se encuentran de 180 hacia arriba en la tensión sistólica y por encima de 139 en la diastólica.
La medición invasiva de la presión arterial se utiliza para dar una lectura de la presión sanguínea más precisa , aunque este proceso es un poco complicado. Este método consiste en la inserción de la cánula de una aguja en la arteria radial, femoral, dorsal del pie o braquial. La cánula se conecta a un equipo esterilizado lleno de líquido que está unido a un transductor electrónico de la presión. De esta manera, la presión sanguínea se controla para cada latido y un gráfico de la presión contra el tiempo se muestra en forma de onda, que establece el ritmo individual.
Más de uno de cada tres adultos en los Estados Unidos tiene presión arterial alta o hipertensión. Muchos no cuéntalo saben porque la presión arterial alta no da señales de advertencia. Esto puede ser peligroso, porque puede provocar condiciones que ponen en riesgo la vida, como ataque al corazón o un derrame cerebral. La buena noticia es que, a menudo, se puede prevenir o tratar. El diagnóstico temprano y cambios simples y saludables en su estilo de vida pueden prevenir que la presión arterial alta dañe gravemente su salud.

Todos los niveles de presión arterial ponen estrés mecánico en las paredes arteriales. Presiones más altas aumentan la carga de trabajo del corazón y la progresión del crecimiento malsano de tejido (ateroma) que se desarrolla dentro de las paredes de las arterias. Cuanto más alta es la presión, se presenta más estrés y tiende a progresar más el ateroma, y el músculo del corazón tiende a engrosarse, agrandarse, y hacerse más débil con el tiempo.


En general, si tienes una alimentación variada, rica en frutas y verduras, y baja en sal, evitarás el riesgo de aumentar tu presión arterial. También se recomienda el deporte y una vida tranquila. Esto te ayudará a reducir este riesgo y también favorecerá muchos otros aspectos de tu salud, así que no dudes en cuidarte para poder prevenir y sentirte mejor.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
×