Dormir bien es muy importante. Cuando duermes, el corazón se relaja y tu presión baja, así que mejor no pierdas ni una hora de sueño. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago (EE. UU.) confirma que el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos durante cinco años seguidos. Y algo parecido les sucede a las personas que sufren apnea del sueño –interrupción breve de la respiración mientras se duerme–, su riesgo de padecer de tensión alta aumenta un 30%. Descubre si tus problemas para dormir son algo pasajero o crónico, haciendo nuestro test.
La presión arterial alta puede ocasionar dolores de cabeza, pero esto no quiere decir que cause dolores de cabeza recurrentes. La presión sanguínea deberá usualmente ser muy elevada para poder causar un dolor de cabeza. Estudios efectuados demuestran que una presión arterial de 200/110 o más podría producir un dolor de cabeza. El doctor deberá determinar si la presión alta es la responsable por el dolor de cabeza. La presión arterial puede también subir si el paciente sufre de algun dolor.
Parte del peligro de tener hipertensión es que no tiene ningún síntoma. Incluso si usted no puede "sentir" lo, hipertensión pone una tensión en todo el sistema circulatorio. Con el tiempo, su corazón y arterias pueden ser menos eficaces en el bombeo de sangre a los órganos que dependen de una fuente nutritiva de la sangre, como los riñones, ojos, y el cerebro.
No obstante, aunque es más frecuente a edades más avanzadas, la hipertensión es algo que también puede afectar a edades tempranas. De hecho, cada año son diagnosticados más niños con este problema. El peso, el índice de masa corporal, el estrés físico o emocional, un exceso de sal en la dieta, el tabaquismo, una alimentación poco equilibrada, el consumo de cafeína en exceso, las pastillas anticonceptivas, la nicotina, los antecedentes familiares, la predisposición genética, el embarazo, la menopausia y el sobrepeso o la obesidad pueden ser algunos de los factores que influyen en los niveles de presión arterial.
Teóricamente, los vasos sanguíneos son autorregulados, o sea, ellos se dilatan o se comprimen en consonancia con el volumen de sangre circulante, de forma a mantener la presión arterial más o menos constante. Si el volumen de la sangre disminuye un poco, los vasos se comprimen (vasoconstricción); si el volumen de la sangre aumenta un poco, los vasos se dilatan (vasodilatación). Por supuesto que existe un límite: si el volumen de la sangre disminuye mucho o aumenta de forma excesiva, por más que las arterias se compriman o se expandan, ellas no van a conseguir mantener la presión arterial en un nivel adecuado.
Haga ejercicio todos los días. El ejercicio moderado puede reducir el riesgo de tener presión arterial alta. Establezca algunas metas para hacer ejercicios de manera segura y gradualmente lograr hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día la mayoría de los días de la semana. Consulte con el médico antes de comenzar un plan de ejercicios si tiene problemas de salud que no están siendo tratados. Puede encontrar más información sobre el ejercicio y la actividad física en Go4Life.
La presión arterial (presión sanguínea en las arterias) puede registrarse fácilmente, sin esfuerzo y de manera indolora, lo que supone una ventaja tanto para los pacientes como para los médicos. Además la medición de la presión arterial tiene un coste mínimo. Estos factores convierten los controles de la presión en un método de reconocimiento disponible y aplicable en prácticamente cualquier lugar. La presión sanguínea se mide en mmHg (milímetros de mercurio). Los valores de presión arterial normales en los adultos se sitúan aproximadamente en 120/80 mmHg, a partir de 140/90 mmHg se habla de hipertensión arterial. La primera cifra se denomina “valor sistólico”; la segunda es el “valor diastólico”.
Quien tiene bajos los niveles de vitamina C suele tener la tensión más alta. Por lo que que para prevenir la hipertensión no está de más incluir en la dieta alimentos con mucha vitamina C. Entre ellos destaca la naranja ya que, además de ser fuente de esta vitamina, es rica en bioflavonoides, unos pigmentos antioxidantes que mejoran la permeabilidad de los capilares venosos, lo cual mejora la hipertensión.
Se recomienda que mantengamos un control de nuestra presión arterial para comprobar que no sufrimos ningún desnivel, ni bajos ni altos, en nuestra tensión. No es necesario hacerlo todos los días, ni cada semana, pero cada vez que acudas al médico es conveniente que te mida la tensión. Si sufres algún problema de peso o de alimentación u otras enfermedades como colesterol, es más conveniente medir la tensión con más frecuencia, para asegurarte de que no deriva en otros problemas.
Practicar deporte es clave. El ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. Al moverte, aunque sea andar de manera moderada, los vasos sanguíneos se ensanchan y mejora la frecuencia cardíaca. Se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Ponte en forma sin pisar el gimnasio siguiendo estas rutinas. 

Si tu presión arterial es normal, mantener o adoptar un estilo de vida saludable puede prevenir o retrasar el comienzo de la presión arterial alta u otros problemas de salud. Si tu presión arterial no es normal, un estilo de vida saludable, a menudo combinado con medicamentos, puede ayudarte a controlarla y a reducir tu riesgo de tener complicaciones potencialmente fatales.
Presión alta o hipertensión es cuando la sangre pasa por las arterias con demasiada fuerza. El corazón debe esforzarse más cuando la presión arterial es alta, y aumenta su riesgo de enfermedades del corazón y diabetes. La presión alta aumenta el riesgo de ataques al corazón, derrames y problemas con los ojos y riñones. La presión alta es un problema que no desaparece solo; requiere tratamiento y cambios de alimentación y estilo de vida.

El manguito para el brazo tiene que ser del tamaño adecuado. Si tienes la parte superior de los brazos grande y mides la presión arterial con unos manguitos para brazos de tamaño normal, obtendrás valores desproporcionadamente altos, a veces hasta 20 unidades más que tu presión sanguínea real. Es decir, es posible que puedan indicar de forma falsa que tienes una presión arterial elevada.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de potasio de al menos 3510 mg al día para evitar la hipertensión, pues este mineral es capaz de eliminar el sodio y reducir la presión arterial. Para conseguirlo, en tu cesta de la compra no deben faltar frutas como los plátanos o las papayas, tubérculos como las patatas o las verduras de hojas verdes. Tampoco olvides los lácteos como leche o yogur, las legumbres como los frijoles y los guisantes, y frutos secos, especialmente nueces. 
Es importante mantener un peso saludable para el marco de su cuerpo en particular a fin de prevenir enfermedades y trastornos de salud, incluida la presión arterial alta. Tener exceso de peso también puede causar diabetes y problemas cardíacos. Al perder al menos 10 libras de peso, puede reducir en gran medida una lectura alta de la presión arterial.

La tensión puede variar, como hemos dicho, según circunstancias personales. Unos valores anormales nos indicarán que algo no marcha bien. Por ejemplo, las causas de la variación de tensión respecto a lo que se considera sano y normal, pueden ser las hormonas, algún problema de riñón o de los vasos sanguíneos e incluso la cantidad de agua y sal que tenemos en el cuerpo. También, la edad influye negativamente: cuanto más mayores, más riesgo de hipertensión y por tanto, de sufrir un accidente cardiovascular.
Es importante mantener un peso saludable para el marco de su cuerpo en particular a fin de prevenir enfermedades y trastornos de salud, incluida la presión arterial alta. Tener exceso de peso también puede causar diabetes y problemas cardíacos. Al perder al menos 10 libras de peso, puede reducir en gran medida una lectura alta de la presión arterial.
La alimentación también es un factor importante para prevenir la hipertensión. Una dieta rica en productos frescos de origen vegetal, como las frutas, verduras, cereales y patatas es la más recomendable. Hay que evitar los productos ricos en azucares refinados y carnes rojas. El aceite de oliva será la principal fuente de grasa. También hay que hacer una ingesta moderada de queso, yogurt, pollo y pescado para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Con la presión alta o hipertensión, es muy importante controlar la sal que añadimos a las comidas, ya que junto con el consumo de alcohol, tabaco y falta de ejercicios componen los factores relacionados con el aumento de la hipertensión.
Incluso los mareos o aturdimiento ocasionales pueden ser un problema relativamente menor: el resultado de una deshidratación leve, por ejemplo, por pasar demasiado tiempo al sol o en un jacuzzi. Aun así, es importante que consultes con tu médico si tienes algún signo o síntoma de hipotensión, porque pueden indicar problemas más graves. Puede ser útil mantener un registro de tus síntomas, cuándo ocurren y qué estabas haciendo en ese momento.

Tenga en cuenta que una lectura alta sola no indica necesariamente que usted tiene presión arterial alta. La presión arterial puede variar durante todo el día. Será menor cuando estás dormido y al despertar. Puede levantarse si eres nervioso, activo o bajo estrés. en adición, ciertos medicamentos como analgésicos, descongestionantes nasales y algunos medicamentos pueden aumentar su presión arterial.
En el caso de que se padezcan algunas de estas alteraciones es aún más importante la alimentación (sobre todo el aporte de sodio y potasio) pues controlando el nivel de alimentos que ingerimos se podrá optar por un mayor control de la tensión arterial por la influencia sobre las alteraciones de los aparatos descritos como el cardiocirculatorio, renal y endocrino.

La mejor manera de optimizar su flora intestinal es mediante al consumir alimentos fermentados naturalmente, como el chucrut y otros vegetales fermentados, yogurt, kéfir y natto. Un beneficio adicional de los alimentos fermentados es que algunos de ellos son excelentes fuentes de vitamina K2, que es importante para prevenir la acumulación de placa arterial y enfermedad cardiaca.
Diplomada en Enfermería por la Universidad de Granada con un Master Oficial en Protección de Datos en el Ámbito Sanitario y especialista en la atención al paciente en UCI y Urgencias. Actualmente pertenezco al equipo docente del departamento Biosanitario del Instituto Europeo de Estudios Empresariales (INESEM) y colaboro en la redacción de la revista online de INESEM.
La hipertensión arterial afecta a mil millones de personas en el mundo y causa cerca de nueve millones de muertes cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de los serios problemas de salud que puede provocar –es el principal factor de riesgo cardiovascular–, es importante destacar que el control de la presión arterial está en nuestra mano. Por ello, si tu tensión está disparada, y quieres optar por una manera más natural de estabilizar sus niveles, descubre los consejos que te ofrecemos en esta galería y mejora tu salud al tiempo que proteges tu corazón.
Como medida preventiva toda la población debería tener el hábito de controlarse la presión arterial sanguínea de forma regular para detectar de forma precoz unos índices anormales para su edad, para lo cuál en cada hogar debería haber un tensiómetro (y no tiene que ser el más caro del mercado), mi consejo es que leas el análisis de los dos tensiómetros que yo recomiendo: El tensiómetro Omron M2 y el tensiómetro Omron M7.
En la mayoría de países, la tensión se expresa en milímetros de mercurio, aunque en el mundo hispánico se suele indicar en centímetros. De forma que aquí hablaríamos, por ejemplo, de una tensión de 12 y 8, mientras que en otras partes se diría 120 y 80. Lo que este valor indica es que nuestra tensión es capaz de hacer subir 12 cm la columna de mercurio.
Es importante mantener un peso saludable para el marco de su cuerpo en particular a fin de prevenir enfermedades y trastornos de salud, incluida la presión arterial alta. Tener exceso de peso también puede causar diabetes y problemas cardíacos. Al perder al menos 10 libras de peso, puede reducir en gran medida una lectura alta de la presión arterial.
Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina. Estos medicamentos, como el lisinopril (Zestril), el benazepril (Lotensin), el captopril (Capoten) y otros, ayudan a relajar los vasos sanguíneos al bloquear la formación de una sustancia química natural que los estrecha. Las personas con una enfermedad renal crónica pueden beneficiarse de usar como medicamento un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias a medida que avanza por el cuerpo. La hipertensión arterial ocurre cuando la sangre fluye por las arterias a una presión más alta que lo normal. Muchos factores diferentes pueden causar hipertensión arterial. Si su presión arterial sube demasiado o se mantiene alta durante un tiempo prolongado, puede causar problemas de salud. Por eso, es importante tratar la hipertensión arterial. Los medicamentos son uno de los métodos de tratamiento más comunes.

El control de la lectura de la presión arterial es importante durante el embarazo para garantizar que la madre y el feto permanecen seguros. La mayoría de las mujeres mantienen una buena lectura de la presión durante todo el embarazo, ya que fluctúa debido a la producción de hormonas cambiantes. Para algunas mujeres, existe un riesgo de presión arterial alta y preeclampsia, una afección potencialmente mortal tanto para la madre como para el bebé por nacer.


Un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Hipertensión observó que escuchar música relajante o tranquila, por ejemplo música clásica, durante al menos 30 minutos, mientras se realizan respiraciones mejora los valores de hipertensión leve. Así que ya sabes, resérvate 30 minutos al día, pon tu música favorita, inhala, exhala y "abre" tus oídos.
Los alimentos más cargados de sal son los que vienen ya listos, los enlatados y los embotellados. Entre ellos figuran las carnes, los encurtidos, las aceitunas, las sopas, el chile con carne, el tocino, el jamón, los embutidos, los productos de panadería y las carnes con agua añadida que contienen un nivel elevado de sodio. Asimismo, evita los condimentos preparados como la mostaza, la salsa de chile, la salsa de soya, el kétchup, la salsa barbacoa y otras salsas.
Bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Si eres una persona con sobrepeso u obesidad, bajar incluso una pequeña cantidad de peso puede ayudar a reducir tu presión arterial. En general, puedes reducir la presión arterial aproximadamente 1 milímetro de mercurio (mm Hg) con cada kilogramo (aproximadamente 2.2 libras) de peso que bajes.
Cuando estamos estresados nuestro ritmo cardíaco se acelera, esto es debido a que el organismo libera adrenalina para poder mantenernos en guardia. Practicar técnicas que ayudan a desacelerar como yoga, taichí, pueden ayudarte a canalizar el estrés y a reducir los valores de tu tensión. Son técnicas que han demostrado ampliamente que conducen a relajación.  Aprende a vencer el estrés en solo 5 pasos.
Incluso los mareos o aturdimiento ocasionales pueden ser un problema relativamente menor: el resultado de una deshidratación leve, por ejemplo, por pasar demasiado tiempo al sol o en un jacuzzi. Aun así, es importante que consultes con tu médico si tienes algún signo o síntoma de hipotensión, porque pueden indicar problemas más graves. Puede ser útil mantener un registro de tus síntomas, cuándo ocurren y qué estabas haciendo en ese momento.
Las tablas anteriores están diseñadas para entender qué rango se debe considerar normal para cada edad para que se pueda mantener un seguimiento de cualquier aumento o caída anormales. Otra cosa que se debe entender antes de seguir adelante con la interpretación de los gráficos de la presión arterial es que su presión arterial no permanece igual durante todo el día y cada actividad puede subir o bajar la presión arterial. Esto es normal, pero cualquier aumento o una caída abrupta de la presión arterial durante tales actividades mundanas o situaciones de la vida debe ser considerado anormal y debe ser traído a la atención médica. Además, si usted ya tiene un historial de la presión arterial alta o baja, cualquier malestar físico que indica un cambio en los niveles de la presión arterial (como dolores de cabeza y el enrojecimiento de la cara en la presión arterial alta y el mareo y la debilidad en la presión arterial baja) debe ser reportado a un médico registrado. Mantener un estilo de vida activo y saludable es la clave para mantener su presión arterial bajo control. El manejo del estrés es de suma importancia para evitar tanto la presión arterial alta, como la presión arterial baja. Además, hacer las cosas que le interesan y hacerse sentir bien es una buena manera de evitar alteraciones de la presión arterial. ¡Manténgase feliz para estar saludable y viceversa!
La presión arterial es la presión que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias. Hagamos una analogía: imagina una manguera toda vacía y marchita. Conforme abrimos el  agua, la presión dentro de la manguera se eleva y sus paredes se dilatan; como la manguera es un sistema abierto, por más que se abra el grifo, el hecho del agua salir por una de las extremidades evita que la presión debajo de la de pared de la manguera se eleve mucho.
English: Lower High Blood Pressure Without Using Medication, Français: diminuer son hypertension sans recourir aux médicaments, Italiano: Abbassare la Pressione senza Usare Farmaci, Deutsch: Den Blutdruck ohne Medikamente senken, Português: Diminuir a Pressão Arterial sem Usar Medicamentos, Русский: понизить давление без лекарств, Nederlands: Je bloeddruk verlagen zonder medicijnen, 中文: 在非药物治疗条件下降低高血压, Bahasa Indonesia: Menurunkan Tekanan Darah Tinggi Tanpa Menggunakan Obat, Čeština: Jak snížit krevní tlak bez léků, हिन्दी: दवा का उपयोग किये बिना हाई ब्लडप्रेशर को कम करें, العربية: خفض ضغط الدم المرتفع دون استخدام أدوية, Tiếng Việt: Giảm Cao Huyết Áp Không cần Thuốc, 한국어: 약을 먹지 않고 혈압 낮추는 방법, ไทย: ลดความดันเลือดโดยไม่ต้องกินยา

Tome el medicamento como se indica. Si los cambios de estilo de vida no son suficientes, el médico puede prescribir medicamento para controlar su presión arterial. Si usted está en la medicación Asegúrese de seguir tomando aunque "sienten mejor". Recuerde que la presión arterial alta no tiene síntomas y controlar con la medicación no significa que no lo tiene. 
×