Presión arterial baja debido a daños en el sistema nervioso (atrofia multisistémica con hipotensión ortostática). También conocido como «síndrome de Shy-Drager», este trastorno poco frecuente provoca daño progresivo en el sistema nervioso autónomo, que controla funciones involuntarias como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Se relaciona con la presión arterial muy alta al estar acostado.


La presión arterial alta es una enfermedad común en la cual la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos o arterias a presiones más altas que la normal. La presión arterial es la fuerza de la sangre sobre las paredes de las arterias mientras el corazón bombea sangre. La presión arterial alta, en ocasiones llamada hipertensión, es cuando esta fuerza sobre las paredes de la arteria es muy alta. Es posible que su médico lo diagnostique con presión arterial alta si tiene lecturas frecuentes de presión arterial alta.
Como te hemos ido diciendo a lo largo de este artículo, la mejor forma de diagnosticar la hipertensión (aparte de que con los síntomas de tensión alta) es atendiendo a una medición con un aparato especializado. Puedes hacerlo en el centro de salud o en casa. De hecho, algunos profesionales recomiendan medirla en casa (siempre que el aparato sea de fiar) ya que los resultados pueden ser más confiables. ¿Por qué? Porque así podemos elegir un momento en el que estemos tranquilos, escoger la mejor hora y permanecer sentado tranquilamente unos minutos antes de hacernos la prueba. Si venimos de caminar o agitados por cualquier motivo, los resultados pueden variar.
La tensión arterial baja, es un trastorno menos común. Sin embargo, es algo que también se da. Puede que hayas escuchado muchas veces que a alguien le ha dado un mareo o perdido la consciencia. Estos dos problemas son casi seguro ocasionados por niveles bajos de tensión. Y aunque no suelen ocasionar graves consecuencia, pues la recuperación es pronta, pueden hacer que nos demos un golpe fuerte en la caída, provocando otros daños.

Su “verdadera presión arterial” representa su presión arterial usual durante un período de tiempo. Aún las personas con un rango normal de presión arterial presentarán fluctuaciones en un período de 24 horas, y la variabilidad está determinada por muchos factores fisiológicos. Tenga en cuenta que incluso una buena presión arterial puede cambiar hasta ≥ 20 mm Hg entre lecturas. No debe preocuparse por esto.

Es importante mantener un peso saludable para el marco de su cuerpo en particular a fin de prevenir enfermedades y trastornos de salud, incluida la presión arterial alta. Tener exceso de peso también puede causar diabetes y problemas cardíacos. Al perder al menos 10 libras de peso, puede reducir en gran medida una lectura alta de la presión arterial.


Hay muchos factores que influyen en que la presión arterial sea elevada. Por ejemplo, la edad. Cuando envejecemos, las arterias se endurecen y se vuelven menos elásticas y aumenta la tensión. Pero hoy en día, hay muchos más factores que no están relacionados con la edad. Una buena alimentación es imprescindible para mantener los niveles normales de tensión, pues el sobrepeso y la obesidad juegan en contra y favorecen la presión alta, cada vez en personas de menor edad. Cuidando nuestra alimentación, llevando unos hábitos de vida saludable y realizando un poco de ejercicio físico, ayudaremos a mantener unos niveles normales de presión arterial.

Una de las mejores maneras de bajar la presión arterial por un largo período de tiempo es bajar de peso. La presión aumenta usualmente cuando se aumenta de peso, y perder tan solo 4,5 kilos (10 libras) puede disminuir tu presión arterial significativamente. Se debe llegar a perder peso saludablemente con una dieta sana y con un incremento en los niveles de ejercicio.
Existen tablas con valores aceptables de presión arterial según edad y con  percentiles, 5,10, 25, 50, 75, 90 y 95 de altura. Son decenas de valores posibles, por lo que nadie los sabe  de memoria. Después de medir la presión del niño, es necesario definir en qué percentil de altura él está para poder, a través de la tabla, interpretar sus niveles de presión arterial.
La cánula se debe conectar con un sistema lleno de fluido estéril, que está conectado con un transductor de presión electrónico. La ventaja de este sistema es que la presión está constantemente supervisada latido por latido, y puede ser exhibida una forma de onda (un gráfico de presión versus tiempo). Esta técnica invasiva es regularmente empleada en la medicina humana y veterinaria de cuidados intensivos, anestesiología, y para propósitos de investigación.

Este estudio evalúa la relación entre el ADN, los comportamientos de salud, factores sociales y ambientales, y factores de riesgo de enfermedades del corazón, tales como, presión arterial alta en afrodescendientes. Para participar, usted debe ser un afrodescendiente entre 21 y 65 años de edad, que viva en Washington D.C. o en los condados de Montgomery o Prince Georges en Maryland. Tenga en cuenta que este estudio se realiza en Bethesda, Maryland.
En el pasado, la mayor parte de la atención era prestada a la presión diastólica, pero hoy en día es reconocido que son también factores de riesgo la alta presión sistólica y la alta presión de pulso (la diferencia numérica entre las presiones sistólicas y diastólicas). En algunos casos, parece que una excesiva disminución de la presión diastólica puede realmente aumentar el riesgo, debido probablemente a la diferencia creciente entre las presiones sistólicas y diastólicas (ver el artículo sobre la presión de pulso).
Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (ALLHAT, por sus siglas en inglés). Este estudio del NHLBI comenzó en 1994 y duró ocho años. En una parte del estudio participaron personas con presión arterial alta y en otra parte participaron personas con colesterol alto en sangre. Los hallazgos de ALLHAT dieron a conocer la manera en la que tratamos la presión arterial alta y el colesterol alto en sangre. Visite el Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (en inglés) para obtener más información sobre todas las actividades de investigación y avances de este estudio.

La presión arterial alta puede ocasionar dolores de cabeza, pero esto no quiere decir que cause dolores de cabeza recurrentes. La presión sanguínea deberá usualmente ser muy elevada para poder causar un dolor de cabeza. Estudios efectuados demuestran que una presión arterial de 200/110 o más podría producir un dolor de cabeza. El doctor deberá determinar si la presión alta es la responsable por el dolor de cabeza. La presión arterial puede también subir si el paciente sufre de algun dolor.


Siempre que las medidas se hayan hecho de forma correcta, con un medidor de presión arterial certificado, obtendrás unos resultados tan precisos como los que obtendrías en una clínica médica. De hecho, en Suecia una investigación mostró que en los consultorios médicos a veces se toma la presión arterial de forma inadecuada, con el paciente tumbado; así que quizá incluso estés obteniendo resultados más precisos en casa.
El diagnóstico se basa en un sencillo procedimiento de medición, aunque en algunos casos son necesarias otras pruebas como el holter de presión arterial. Es imprescindible completar el estudio con un análisis de laboratorio (de sangre y orina) y un electrocardiograma. Para facilitar un diagnóstico es muy importante tener presente estas recomendaciones:
No obstante, aunque es más frecuente a edades más avanzadas, la hipertensión es algo que también puede afectar a edades tempranas. De hecho, cada año son diagnosticados más niños con este problema. El peso, el índice de masa corporal, el estrés físico o emocional, un exceso de sal en la dieta, el tabaquismo, una alimentación poco equilibrada, el consumo de cafeína en exceso, las pastillas anticonceptivas, la nicotina, los antecedentes familiares, la predisposición genética, el embarazo, la menopausia y el sobrepeso o la obesidad pueden ser algunos de los factores que influyen en los niveles de presión arterial.
Ira, estrés y preocupaciones: en momentos de ira o de peligro o de estrés, por ejemplo, las glándulas suprarrenales, situadas junto a los riñones, descargan una hormona muy potente llamada adrenalina. Esta sustancia química contrae las arterias haciendo que se eleve la tensión arterial. Es el mismo efecto que ocurre con una manguera cuando estrechamos la boquilla. Por eso, cuando estamos preocupados, sentimos ira o miedo, la tensión arterial puede elevarse un 50% sobre su nivel normal.
Vitamina C y E. Los estudios indican que estas vitaminas pueden ayudar a disminuir la presión arterial. Lo ideal sería que consumiera cantidades adecuadas de estos nutrientes  mediante su alimentación. Si decide que necesita tomar un suplemento, asegúrese de tomar una forma de vitamina E natural (no sintética). Usted puede saber lo que está comprando si lee la etiqueta cuidadosamente. La vitamina E natural siempre está enlistada como la forma “d” (d-alfa-tocoferol, d-beta-tocoferol, etc.)  La vitamina E sintética está enlistada como forma “dl”.
Dieta balanceada, conteniendo vegetales, legumbres, fruta, cereales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y aceite de oliva. La dieta mediterránea demostró en varios estudios una disminución de eventos cardiovasculares y muerte, y a los cinco años, un 29 por ciento de reducción del riesgo cardiovascular en comparación con la dieta baja en grasas, y un 39 por ciento de reducción de ictus.
×