Otra de las cuestiones que surgen más a menudo, es acerca de la frecuencia con la que debemos tomarnos la tensión. ¿Cada cuánto tiempo? Si tienes más de 40 años, deberías tomártela al menos una vez al año, mientras que los menores de esta edad pueden hacerlo cada 3 años siempre que los resultados sean normales. Por supuesto, si tienes alguna enfermedad, debes aumentar la frecuencia.
A los cambios de presión de la sangre "normales" durante la infancia - es más bajo en los bebés y gradualmente aumenta durante toda la infancia. A menos que su hijo está en riesgo de un problema de presión arterial, sin embargo - por ejemplo, una enfermedad renal o diabetes - su médico es poco probable que tome lecturas de la presión arterial en absoluto. La determinación de la presión arterial normal en los niños es un poco complicado, ya que depende del tamaño del niño y la edad. Una regla de médicos pulgar utilizar, sin embargo, es la siguiente: un niño se considera que tiene "prehipertensión" si tiene una presión arterial superior al 90 por ciento de los niños en edad y tamaño similar y tener "hipertensión" si tiene una sangre presión mayor que 95 por ciento.

Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.
Pérdida de peso. Algunos estudios han demostrado que la pérdida de 5 kg reduce la presión arterial sistólica en 4,4 mmHg. El sobrepeso y la obesidad están relacionados con el incremento de la presión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular y mortalidad. El índice de masa corporal (IMC) sano se sitúa entre 20 y 25 kg/m2 en personas menores de 60 años.

Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA): Estos fármacos actúan haciendo que las arteras se abran o se dilaten. Este tipo de medicamento hace que la presión arterial baje, lo que mejora el flujo sanguíneo a los riñones y en todo el cuerpo. Su proveedor de atención médica también puede recetarle estos medicamentos para proteger sus riñones si usted tiene diabetes o proteínas en la orina (proteinuria). Los siguiente son algunos ejemplos de estos medicamentos: maleato de enalapril (Vasotec®), lisinopril (Zestril®) y fosinopril sódico (Monopril®).
Se produce en situaciones en las que el sistema nervioso parasimpático se estimula; como por ejemplo, frente a emociones fuertes (la ansiedad, el temor o incluso la alegría suponen una sobreexcitación que pueden llevar a la lipotimia), el calor y la poca ventilación, el dolor intenso (ya que nuestro cerebro en estos casos muy a menudo desconecta para evitar la sensación de dolor) y un ayuno mantenido en el tiempo (cuando no comemos nuestro cuerpo se queda sin reservas de azúcar para funcionar correctamente, de modo que lleva en ocasiones al desmayo).
Pickering TG, et al. Recommendations for blood pressure measurement in humans and experimental animals: Part 1: blood pressure measurement in humans: a statement for professionals from the Subcommittee of Professional and Public Education of the American Heart Association Council on High Blood Pressure Research. Hypertension. 2005 Jan;45(1):142-61.
Bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Si eres una persona con sobrepeso u obesidad, bajar incluso una pequeña cantidad de peso puede ayudar a reducir tu presión arterial. En general, puedes reducir la presión arterial aproximadamente 1 milímetro de mercurio (mm Hg) con cada kilogramo (aproximadamente 2.2 libras) de peso que bajes.
×