Individual and family medical and dental insurance plans are insured by Cigna Health and Life Insurance Company (CHLIC), Cigna HealthCare of Arizona, Inc., Cigna HealthCare of Illinois, Inc., and Cigna HealthCare of North Carolina, Inc. Group health insurance and health benefit plans are insured or administered by CHLIC, Connecticut General Life Insurance Company (CGLIC), or their affiliates (see a listing of the legal entities that insure or administer group HMO, dental HMO, and other products or services in your state). Group Universal Life (GUL) insurance plans are insured by CGLIC. Life (other than GUL), accident, critical illness, hospital indemnity, and disability plans are insured or administered by Life Insurance Company of North America, except in NY, where insured plans are offered by Cigna Life Insurance Company of New York (New York, NY). All insurance policies and group benefit plans contain exclusions and limitations. For availability, costs and complete details of coverage, contact a licensed agent or Cigna sales representative. This website is not intended for residents of New Mexico.
La presión arterial (presión sanguínea en las arterias) puede registrarse fácilmente, sin esfuerzo y de manera indolora, lo que supone una ventaja tanto para los pacientes como para los médicos. Además la medición de la presión arterial tiene un coste mínimo. Estos factores convierten los controles de la presión en un método de reconocimiento disponible y aplicable en prácticamente cualquier lugar. La presión sanguínea se mide en mmHg (milímetros de mercurio). Los valores de presión arterial normales en los adultos se sitúan aproximadamente en 120/80 mmHg, a partir de 140/90 mmHg se habla de hipertensión arterial. La primera cifra se denomina “valor sistólico”; la segunda es el “valor diastólico”.

Su médico podría diagnosticarlo con presión arterial alta si tiene lecturas sistólicas constantes de 140 mm Hg o más o lecturas diastólicas de 90 mm Hg o más. Según la investigación, su médico podría considerar que sufre de hipertensión si es un adulto o un niño de 13 años o más que tiene lecturas sistólicas consistentes de 130 a 139 mm Hg o lecturas diastólicas de 80 a 89 mm Hg y tiene otros factores de riesgo cardiovasculares.
Por otro lado, el té de rooibos o té rojo africano es una bebida hecha a base de la hoja de Aspalathus linearis, un arbusto que es originario de Sudáfrica. El té de rooibos es también considerado como uno de los mejores remedios contra la tensión alta. Además, el té rojo africano también posee propiedades antioxidantes, ayuda a combatir las enfermedades del corazón y previene el envejecimiento prematuro.
Si estos cambios no ayudan a controlar la presión arterial dentro de 3 a 6 meses, la enfermedad puede tratarse con medicamentos. Los diuréticos ayudan a eliminar agua y sodio del organismo. Los inhibidores de la ECAbloquean la enzima que eleva la presión arterial. Otros tipos de medicamentos, como los betabloqueantes, los bloqueantes cálcicos y otros vasodilatadores, tienen efectos diferentes, pero en general ayudan a relajar y dilatar los vasos sanguíneos y a reducir la presión dentro de ellos.
Si no estás tomando diuréticos y sigues teniendo presión arterial alta, habla con el médico acerca de agregar o reemplazar un medicamento que actualmente tomas por algún diurético. Los diuréticos o los bloqueadores de los canales de calcio pueden funcionar mejor en las personas con antepasados africanos y en los adultos mayores que los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina por sí solos. Un efecto secundario común de los diuréticos es el aumento de la micción.
Es posible que el médico también recomiende exámenes de rutina, como un análisis de orina (urinálisis), análisis de sangre, un análisis de colesterol y un electrocardiograma, que es un examen que mide la actividad eléctrica del corazón. También puede recomendarte exámenes adicionales, como un ecocardiograma, para verificar si hay más signos de enfermedades cardíacas.

Siempre que las medidas se hayan hecho de forma correcta, con un medidor de presión arterial certificado, obtendrás unos resultados tan precisos como los que obtendrías en una clínica médica. De hecho, en Suecia una investigación mostró que en los consultorios médicos a veces se toma la presión arterial de forma inadecuada, con el paciente tumbado; así que quizá incluso estés obteniendo resultados más precisos en casa.
Es muy común que se le preste más atención y se le de más importancia a la presión sistólica como factor de riesgo cardiovascular, pues la hipertensión sistólica aislada es la más común, sobre todo a partir de los 50 años. La mayoría de personas experimentan una subida de presión arterial paulatina a medida que envejece, por eso se recomienda tomar la presión arterial de forma periódica a partir de los 50, incluso a partir de los 40.
Intenta realizar al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos por semana de actividad aeróbica intensa, o bien una combinación de actividad moderada e intensa. Por ejemplo, intenta caminar a paso ligero durante alrededor de 30 minutos casi todos los días de la semana. También puedes probar con el entrenamiento por intervalos, en el cual se alternan períodos breves de actividad intensa con períodos cortos de recuperación de actividad más ligera. Trata de hacer ejercicios para fortalecer los músculos al menos dos días a la semana.
El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.

La medición de la presión arterial se realiza con un esfigmomanómetro. La unidad de medida para medir la presión de sangre es mmHg, es decir milímetros de mercurio. Los dispositivos electrónicos y aneroides, sin embargo, no hacen uso del mercurio. El oscilométrico y auscultatorio son los dos tipos de métodos de medición clasificados como no invasivos. Estos métodos son menos precisos, y no causan ningún dolor.
Mantener un registro de su presión arterial es importante. Su médico puede ayudarlo a aprender cómo controlar su presión arterial en casa. Cada vez que controle su propia presión arterial, registre los números y la fecha. Envíe o lleve consigo el cuaderno de registro con las lecturas de presión arterial a la consulta médica. Regrese a Detección y prevención para recordar cómo prepararse para una evaluación de presión arterial.
En la práctica, los diferentes métodos no dan resultados idénticos; un algoritmo y los coeficientes experimentales obtenidos son usados para ajustar los resultados oscilométricos para dar lecturas que sean similares, tanto como sea posible, con los resultados de la auscultación.9​ Algunos equipos usan el análisis asistido por computadora de la forma de onda de la presión arterial instantánea para determinar los puntos sistólicos, medios, y diastólicos. Puesto que muchos dispositivos oscilométricos no se han validado, se debe tener precaución dado que la mayoría no son adecuados en instalaciones clínicas y cuidados intensivos.
Como la presión arterial sistólica se eleva con la edad, se ha considerado durante mucho tiempo que es normal que en edades avanzadas se tenga la presión elevada. Actualmente se conoce que las cifras de presión arterial se recomienda que deben de mantenerse dentro de rangos normales a todas las edades para disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares, sin embargo en pacientes más ancianos podemos tener una presión hasta 150 mmHg, valorándose individualmente.
Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, aunque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.
Hay muchas cosas diferentes que pueden causar presión arterial baja. Los daños del sistema nervioso, que pueden producirse a causa de la diabetes y la enfermedad de Parkinson, pueden interferir en los métodos normales del organismo para regular la presión arterial. Los trastornos de las válvulas cardíacas pueden disminuir la cantidad de sangre que bombea el corazón. Otros problemas de salud, como el hipotiroidismo, la enfermedad paratiroidea y la enfermedad de Addison, también pueden causar presión arterial baja.
Aún así, algunas personas tienen diferentes valores de presión arterial de manera constante fuera del consultorio médico, incluso cuando la presión se toma correctamente y varias veces. Si los valores de presión arterial que indica tu tensiómetro son precisos y más altos de manera constante que los que obtienes en el consultorio médico, es posible que el médico considere los valores más altos para manejar la presión.
La mayoría de los médicos no hacen un diagnóstico definitivo de hipertensión hasta no haber medido la presión arterial varias veces (un mínimo de 2 lecturas en 3 días diferentes). Algunos médicos les piden a sus pacientes que utilicen un aparato portátil que mide la presión arterial durante varios días seguidos. Este aparato puede ayudar al médico a determinar si un paciente sufre verdaderamente de hipertensión o solo de lo que se denomina «hipertensión de consultorio». La hipertensión de consultorio es aquella en la que la presión arterial del paciente se eleva durante la consulta médica, probablemente a causa de ansiedad y estrés.

Los diabéticos a menudo tienen recomendaciones menores para la presión arterial, el máximo valor normal es de 130/80-85. Sin embargo, es cuestionable si es buena idea medicar para bajar los niveles de presión arterial a esos valores. Los diabéticos pueden probablemente mantenerse aproximadamente en el mismo límite superior que la gente con enfermedad cardíaca: 140-90 (según nuevos estudios y comentarios de expertos, además de la última recomendación de la Sociedad Americana de Diabetes, ADA).
Cambios en la estructura de los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos tienen capas de proteínas, como la elastina y el colágeno. La elastina es lo que hace que los vasos sanguíneos sean flexibles. El colágeno, que es más rígido, les proporciona estructura. Con la edad, la elastina se rompe. Incluso la elastina que no se rompe pierde su elasticidad. Mientras tanto, los depósitos de colágeno en los vasos incrementan. Como resultado, los vasos sanguíneos se engrosan y son menos flexibles con el paso del tiempo. Estos cambios pueden conducir a presión arterial sistólica más alta.
Es posible que el médico también recomiende exámenes de rutina, como un análisis de orina (urinálisis), análisis de sangre, un análisis de colesterol y un electrocardiograma, que es un examen que mide la actividad eléctrica del corazón. También puede recomendarte exámenes adicionales, como un ecocardiograma, para verificar si hay más signos de enfermedades cardíacas.
La presión arterial baja generalmente se define como una lectura de presión arterial por debajo de 90/60. El nivel exacto que marca la presión arterial baja varía de una persona a otra. Aunque la presión arterial baja crónica puede ser signo de una enfermedad, también puede significar una buena condición física. Los atletas por lo regular tienen la presión arterial baja. Trabaje en conjunto con su proveedor de atención médica para determinar cuáles son sus objetivos con respecto a su presión arterial.
Si sufre de presión arterial alta, es importante que tenga controles médicos de rutina y siga el plan de tratamiento que se le prescribió, el cual incluirá cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable y posiblemente medicinas. Los cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable pueden prevenir la presión arterial alta, reducir la presión arterial elevada, ayudar a controlar la presión alta existente y prevenir complicaciones, tales como ataque al corazón, insuficiencia cardíaca (en inglés), derrame cerebral (en inglés), demencia vascular (en inglés), o enfermedad renal crónica.
Existen medidas que valorizan la presión arterial en un individuo y determinar si la presión es alta o baja. Se dice que una persona sufre de presión arterial alta (o hipertensión) cuando sus valores se encuentran entre 140/90, no dando a relucirse de forma inmediata sino progresiva y se dice que una sufre de presión arterial baja (o hipotensión) cuando sus valores se encuentran entre 90/60, causando efectos inmediatos y síntomas de malestar los cuales ayudan a relucir rápidamente que se trata de hipotensión.
Una innovadora investigación publicada en la revista Diabetes en 1998 reportó que cerca de dos tercios de las personas en la prueba, quienes eran resistentes a la insulina (RI) también tenían presión arterial alta, y la resistencia a la insulina es causada directamente por una alimentación alta en azúcar y granos, junto con una cantidad insuficiente de ejercicio.
Limita el consumo de bebidas alcohólicas. Incluso si estás sano, el alcohol puede aumentar la presión arterial. Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres. Una bebida equivale a 12 onzas (350 ml) de cerveza, 5 onzas (147 ml) de vino o 1,5 onzas (44 ml) de licor con graduación de 80 grados.

Si a usted y a su médico les parece una buena idea que se mida la presión arterial en casa, usted deberá comprar el equipo. Puede comprar, sin receta, un monitor de presión arterial casero en una farmacia u otra tienda que venda suministros médicos. También en Internet hay tiendas que venden monitores caseros para medir la presión arterial. Hay distintos tipos de monitores, pero todos tienen las mismas partes principales:

Todos sabemos que el ejercicio es básico para estar sanos pero no todo el mundo sabe que es fundamental para bajar la tensión sin necesidad de tomar pastillas. De hecho, se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Y también la previene, ya que practicar ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. 


Presión arterial baja debido a señales cerebrales defectuosas (hipotensión mediada neuralmente). Este trastorno, que provoca el descenso de la presión arterial después de estar parado por períodos prolongados, afecta principalmente a los adultos jóvenes y a los niños. Aparentemente se produce debido a una falla en la comunicación entre el corazón y el cerebro.
Estudio sobre el corazón de Jackson. El NHLBI apoya estudios para ayudar a investigar los factores genéticos y ambientales para comprender cómo los afrodescendientes son desproporcionadamente propensos a verse afectados por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluida la presión arterial alta. Visite Estudio sobre el corazón de Jackson (en inglés) para obtener más información.
You will work with your provider to come up with a treatment plan. It may include only the lifestyle changes. These changes, such as heart-healthy eating and exercise, can be very effective. But sometimes the changes do not control or lower your high blood pressure. Then you may need to take medicine. There are different types of blood pressure medicines. Some people need to take more than one type.

Los métodos oscillométricos a veces son usados en mediciones a largo plazo y a veces en la práctica general. El equipo es funcionalmente similar al del método auscultatorio, pero, en vez de usar el estetoscopio y el oído del experto, tiene en el interior un sensor de presión electrónico (transductor) para detectar el flujo de sangre. En la práctica, el sensor de presión es un dispositivo electrónico calibrado con una lectura numérica de la presión sanguínea. A diferencia del intrínsecamente exacto manómetro del mercurio, para mantener la exactitud, la calibración debe ser chequeada periódicamente. En la mayoría de los casos el brazalete es inflado y desinflado por una bomba y una válvula operadas eléctricamente, que se pueden ajustar en la muñeca (elevada a la altura del corazón), aunque se prefiera la parte superior del brazo. Estos instrumentos varían ampliamente en exactitud, y deben ser chequeados en intervalos específicos y recalibrados si fuera necesario.

La presión arterial baja generalmente se define como una lectura de presión arterial por debajo de 90/60. El nivel exacto que marca la presión arterial baja varía de una persona a otra. Aunque la presión arterial baja crónica puede ser signo de una enfermedad, también puede significar una buena condición física. Los atletas por lo regular tienen la presión arterial baja. Trabaje en conjunto con su proveedor de atención médica para determinar cuáles son sus objetivos con respecto a su presión arterial.


Estudio sobre el corazón de Bogalusa. El NHLBI apoya estudios para evaluar cómo el uso del tabaco en niños, la falta de actividad física y un hábito de alimentación alta en calorías y grasas influyen en el desarrollo de enfermedades de los vasos sanguíneos y el corazón, incluida la presión arterial alta, en otro momento de su vida. Visite Estudio sobre el corazón de Bogalusa (en inglés) para obtener más información.


Esta nueva valoración de las cifras de HTA trastocará las estadísticas, eso es lógico dado que ahora se considerará hipertensa a la persona que antes no lo era. Lo que me preocupa es que pueda existir una tendencia a medicalizar una enfermedad de forma generalizada sin ahondar en otras pautas de cuidados que pudieran tener un efecto destacado en el control de la HTA, como se ha indicado más arriba.


Por tanto, tienes una presión arterial normal si te encuentras dentro de dichos valores. Lo más recomendable sería tener una presión sistólica que no supere los 12 cm (máximo 13) y la diastólica por debajo de los 9 cm de Hg. Cabe destacar que con la edad, la tensión tiende a subir, puesto que los vasos sanguíneos pierden elasticidad. Los valores normales de presión arterial son por tanto algo más elevados que durante la edad adulta.

Por otra parte, para bajar la tensión arterial también es imprescindible reducir el consumo de estimulantes. Dentro de este grupo entrar el tabaco, el alcohol o las drogas. Es decir, todas las recomendaciones redundan en un mismo sentido. Evitar las sustancias perjudiciales e incidir en una alimentación baja en sal y grasa y rica en frutas, verduras y pescado.
Los principales suplementos de eficacia comprobada para reducir la presión arterial son la coenzima Q10, el aceite de pescado (u omega 3), el ajo, la curcumica (de la cúrcuma), el jengibre, la pimienta de cayena, el aceite de oliva, los frutos secos, la cimicífuga, el majuelo, el magnesio y el cromo. Pregúntale al doctor si dichos productos son seguros para ti.
No tome más cantidad del medicamento para la presión arterial que la recetada por el médico. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con el médico o farmacéutico.
El tratamiento de la presión arterial baja no es necesario, ya que no es peligrosa por sí misma. Por lo tanto, este no debe centrarse únicamente en corregir la medición de la presión arterial detectados. Solo es necesario cuando aparecen molestias físicas. La hipotensión puede tratarse con procedimientos generales y medicamentos. De todos modos, siempre es aconsejable dar preferencia a los procedimientos generales. Solo hay que considerar el tratamiento con medicamentos si los primeros no consiguen que las molestias mejoren.
La presión arterial alta suele heredarse. Gran parte de lo que se sabe de los sistemas del cuerpo involucrados en la presión arterial alta proviene de estudios de genética. La investigación ha identificado muchas variaciones en genes asociadas con pequeños incrementos en el riesgo de desarrollar presión arterial alta. Las nuevas investigaciones sugieren que algunos cambios en el ADN durante el desarrollo fetal también podrían conducir al desarrollo de presión arterial alta en algún momento de la vida.
Esta enfermedad afecta a personas con un estilo de vida estresante y sedentaria; un consumo elevado de alcohol, sal y cigarrillos; un antecedente familiar de hipertensión arterial; y sufre de diabetes. Pues además se ve fuertemente influenciado por la cantidad de agua y sal que se consume, el estado de los riñones, sistema nervioso y vasos sanguíneos, y los niveles hormonales.
La hipotensión también puede ser producida por algunas enfermedades como anemia, las arritmias, un infarto, la insuficiencia cardíaca o la diabetes avanzada, así como en situaciones especiales como anafilaxia, deshidratación, desmayo o por shock. En situaciones con fiebre alta, sobre todo si se acompaña de sudoración, es común que produzca una sensación de dejadez, aunque se trate de un resfriado.
Tipo de hipotensión que se produce cuando cambiamos de posición el cuerpo, como cuando al estar sentados o tumbados nos ponemos de pie. Este cambio produce que la tensión arterial disminuya unos segundos hasta que el corazón vuelve a ajustarla. Las personas ancianas o embarazadas están más expuestas a este tipo de dolencia; así como también aquellas personas deshidratadas o que acaban de comer. Sobretodo en aquellos casos en los que se trata de grandes comidas, puesto que el flujo sanguíneo se concentra en el aparato digestivo y el corazón bombea mucho más relajado.

Las consultas regularles con el médico también son claves para controlar tu presión arterial. Si tu presión arterial está bien controlada, consulta al médico respecto de con qué frecuencia debes controlarla. El médico puede sugerir controlarla diariamente o con menor frecuencia. Si cambias tus medicamentos u otros tratamientos, el médico puede recomendarte que controles tu presión arterial dos semanas después de los cambios de tratamiento y una semana antes de tu próximo turno.
×