Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (ALLHAT, por sus siglas en inglés). Este estudio del NHLBI comenzó en 1994 y duró ocho años. En una parte del estudio participaron personas con presión arterial alta y en otra parte participaron personas con colesterol alto en sangre. Los hallazgos de ALLHAT dieron a conocer la manera en la que tratamos la presión arterial alta y el colesterol alto en sangre. Visite el Ensayo del tratamiento antihipertensivo y de reducción de lípidos para prevenir ataques al corazón (en inglés) para obtener más información sobre todas las actividades de investigación y avances de este estudio.
Este resumen le ayudará a aprender cómo se mide la presión arterial en casa. Se escribió para ayudarles a usted y a su médico a decidir si es conveniente que se mida la presión arterial en casa. Este resumen le informará también de las investigaciones sobre los monitores para la presión arterial y le sugerirá preguntas que puede hacerle a su médico.
Este estudio evalúa la relación entre el ADN, los comportamientos de salud, factores sociales y ambientales, y factores de riesgo de enfermedades del corazón, tales como, presión arterial alta en afrodescendientes. Para participar, usted debe ser un afrodescendiente entre 21 y 65 años de edad, que viva en Washington D.C. o en los condados de Montgomery o Prince Georges en Maryland. Tenga en cuenta que este estudio se realiza en Bethesda, Maryland.
Si tienes síntomas de hipotensión postural, tu médico también puede medir el cambio de tu presión arterial mientras te pones de pie después de estar sentado o acostado. También puede que te remita para una prueba de inclinación. Esto se realiza en un hospital y se trata de estar lentamente inclinado hacia arriba sobre una mesa mientras se controlan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Método oscilométrico: Según este método, se observan las oscilaciones en la presión del manguito de esfigmomanómetro para llegar a una lectura. Esta presión del brazalete es ejercida por el pulso, que es nada más que las oscilaciones del flujo sanguíneo. A veces, se utilizan los sensores electrónicos de presión en lugar de los de mercurio para obtener interpretaciones oscilatorias así como para inflar y desinflar automáticamente el manguito superior del brazo.


Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad específica, incluyendo los cambios en su presión arterial, las causas y los tratamientos. La información incluida en este sitio Web acerca de los cambios en la presión arterial y otras enfermedades tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.
La HTA grado 1, que se da cuándo la presión se mantiene sobre 140-159/90-99 mmHg, suele requerir tratamiento farmacológico con antihipertensivos, además de cambios en el estilo de vida. Si se llega a hipertensión grado 2 es probable que se utilice una combinación de varios fármacos, siempre bajo criterio médico y en función de las características particulares del paciente.
Si tiene la presión arterial baja, los primeros pasos del tratamiento consisten en algunos procedimientos generales. Su objetivo es poder regular y estabilizar los vasos sanguíneos, así como evitar la acumulación de sangre en la mitad inferior del cuerpo. Estos procedimientos generales contra la presión arterial baja no solo sirven para el tratamiento de los valores actuales de hipotensión, sino también para evitar una caída de tensión repentina. Entre los procedimientos generales se encuentran:
La sal es la principal causante de la retención del líquido agregando mucha más presión a nuestro organismo. Debemos consumir menos de una cucharadita de sal al día. Ten en cuenta que entre el 35%-40% de la población de España es hipertensa, y buena parte de la culpa la tiene el excesivo consumo de sal que realizamos. Los españoles consumen aproximadamente el doble de la cantidad de sal recomendada, y rara vez apuestan por sales naturales o alternativas, como la sal marina. Es evidente que la sal sirve para aportar nutrientes necesarios para el organismo y que también aporta sabor a las comidas, pero hay que vigilar su consumo e intentar limitarse a los 2 gramos por día que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ten en cuenta que la mayoría de los doctores prestarán más atención a la presión sistólica, ya que es una mejor medida del riesgo de enfermedades cardiovasculares en las personas mayores de 50 años de edad. Por lo general, el número sistólico aumenta con la edad debido a factores como aumento de la rigidez en las arterias grandes, acumulación de placa a largo plazo y aumento de la frecuencia de las enfermedades cardiacas o vasculares.[13]
Las investigaciones financiadas por el NHLBI apoyan el desarrollo de guías para el manejo de la presión arterial alta. Hasta la fecha, nuestro  Ensayo de intervención de presión arterial sistólica (en inglés, [SPRINT, por sus siglas en inglés]) es el estudio más grande de su tipo que examina cómo mantener la presión arterial sistólica en un nivel más bajo del recomendado previamente puede afectar las enfermedades vasculares y del corazón. Visite la reseña de SPRINT (en inglés) para obtener más información sobre los beneficios para la salud de un tratamiento más intensivo de la presión arterial alta y cómo los hallazgos de SPRINT ayudaron en el desarrollo de las guías del American College of Cardiology/American Heart Association (ACC/AHA), publicados en el Journal of American College of Cardiology (en inglés) y Hypertension (en inglés).

“Existen múltiples evidencias clínicas que demuestran que cuanto más alta es la presión arterial, mayor es la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. De igual modo, todos los expertos coinciden en que mantener las cifras de presión por debajo de los valores mencionados reduce de forma significativa el riesgo de complicaciones”, expone Enrique Rodilla Sala, profesor de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera y responsable de la Unidad de Hipertensión y Riesgo Vascular del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Sagunto (Valencia).

×