Al parecer, la alta presión sanguínea, también conocida como hipertensión, siempre acapara toda la atención cuando se trata de mantener un corazón y un cuerpo saludable. Sin embargo, la baja presión sanguínea, aunque menos común que la presión alta, puede requerir atención médica y tratamiento. También puede indicar problemas que no tienen que ver directamente con su corazón o con su sistema cardiovascular.

 Método de palpación: Según este método, la palpación del pulso radial indica una presión sanguínea mínima de 80 mm Hg, la detección del pulso femoral indica una presión sanguínea mínima de 70 mm Hg, mientras que el pulso de la carótida se interpreta como 60 mm Hg. Se cree que este método a menudo sobreestima la presión sanguínea sistólica del paciente.


La presión sanguínea arterial (BP) es más precisamente medida invasivamente a través de una línea arterial. La medición invasiva de la presión arterial con cánulas intravasculares implica la medición directa de la presión arterial colocando una aguja de cánula en una arteria (usualmente las arterias radial, femoral, dorsal del pie o braquial). Esto es hecho en un hospital generalmente por un anestesiólogo o un cirujano.
Como lo reportó ABC World News el 16 de septiembre del 2010, un cardiólogo cree que la relación entre el estrés y la hipertensión no se puede negar, aun así no recibe la atención que merece. En respuesta, el Dr. Kennedy desarrolló una técnica para aliviar el estrés que él llama "The 15 minute Heart Cure", que consiste en una serie de respiraciones y técnicas de visualización creativa que pueden hacerse en cualquier parte, en cualquier momento. La técnica se muestra en el video de arriba de ABC World News.
Las personas con hipertensión que también tienen un alto nivel de azúcar en sangre, hipercolesterolemia o insuficiencia renal corren un riesgo incluso mayor de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular. Por tanto, es importante hacerse revisiones periódicas de la cantidad de azúcar y de colesterol en sangre y del nivel de albúmina en la orina.
Si estaba tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, su profesional se asegurará de que el medicamento sea seguro tomarlo durante el embarazo. Si no lo es, le cambiará el medicamento a uno más seguro. Su presión arterial esté bajo control. Algunos medicamentos para la presión arterial, llamados inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de angiotensina, pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo.
Algunos síntomas de tensión alta abarcan confusión, náuseas, vómitos, problemas de visión, sangrado nasal o dolor de cabeza intenso. Pueden aparecer uno, varios o todos. Pero, como siempre decimos, cada persona es un mundo y es posible que incluso no aparezca ninguno de estos síntomas pero tengas hipertensión, por lo que es muy importante que te la midas con relativa frecuencia. A continuación te contamos cuál es la frecuencia ideal según tu edad para que la tengas siempre controlada.
Puede parecer sorprendente, dado que la presión arterial aumenta de forma natural con la edad, pero una presión arterial normal se considera el mismo para todos los adolescentes, adultos y adultos mayores: por debajo de 120/80. El primero de esos dos números, la presión arterial sistólica, refleja la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón se contrae y ejerciendo presión máxima. El segundo número, la presión arterial diastólica, refleja la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón está en reposo, entre las contracciones. Si cualquiera de esos dos números es demasiado alta, la presión arterial no se considera normal.
Antes de ver la tabla, vamos a echar un vistazo rápido sobre las lecturas de la presión arterial. Se puede medir la presión arterial por cualquiera de los dos tipos de monitores de la presión arterial – un esfigmomanómetro o un manómetro de mercurio. Hay dos métodos principales para medir la presión arterial – el método no invasivo y el método invasivo. Con ayuda del método no invasivo, se puede medir la presión arterial en las siguientes formas: –

Para imaginártelo, basta que cierres con fuerza tu puño durante 10 segundos. Verás que la presión en algunos puntos de tu mano comienza a ser insoportable. ¿Te imaginas lo que pasa si tus arterias están bajo una presión similar todo el tiempo? Lo que esto puede provocar, entre otras cosas, es una serie de complicaciones para diversos órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, y si lo quieres ver más allá, influye en la manera en que percibes la vida.

La presión arterial (presión sanguínea en las arterias) puede registrarse fácilmente, sin esfuerzo y de manera indolora, lo que supone una ventaja tanto para los pacientes como para los médicos. Además la medición de la presión arterial tiene un coste mínimo. Estos factores convierten los controles de la presión en un método de reconocimiento disponible y aplicable en prácticamente cualquier lugar. La presión sanguínea se mide en mmHg (milímetros de mercurio). Los valores de presión arterial normales en los adultos se sitúan aproximadamente en 120/80 mmHg, a partir de 140/90 mmHg se habla de hipertensión arterial. La primera cifra se denomina “valor sistólico”; la segunda es el “valor diastólico”.

Estudio de la salud de la comunidad hispana/Estudio de latinos (HCHS/SOL, por sus siglas en inglés). El NHLBI apoya el HCHS/SOL, el cual es el estudio más integral a largo plazo sobre la salud y las enfermedades de los hispanos y latinos que viven en Estados Unidos. La información del estudio abrirá el camino para futuras investigaciones sobre posibles causas de las diferencias de salud entre las comunidades hispanas y latinas. Visite el Estudio de la salud de la comunidad hispana/Estudio de latinos (en inglés) para obtener más información.
Una vez haya sido determinada la causa de la baja presión, la Dra. Razzouk inicia el tratamiento del problema subyacente. Para la anemia, ella a menudo receta suplementos de hierro. Si hay alguna causa hormonal, ella receta medicamentos para regular la tiroides o la función de las glándulas adrenales. Los motivos cardiovasculares para la baja presión deben ser evaluados por un cardiólogo o un neurólogo. Y para las mujeres embarazadas, el aumento de hidratación probablemente resolverá el problema, pero cualquier síntoma fuera de lo común debe ser reportado al médico.
Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 

Tu presión arterial es una medición directa de la fuerza del flujo de sangre que se aplica a las paredes de los vasos sanguíneos. Esta cifra está dada por dos números: la presión sistólica y diastólica. La presión arterial sistólica es la cantidad de fuerza en los vasos mientras el corazón se contrae. La presión arterial diastólica mide la fuerza de los vasos mientras el corazón descansa entre latidos. El ejercicio regular influye favorablemente en ambas. Tu presión arterial debe estar dentro de un cierto rango antes, durante y después de los entrenamientos.


A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
En los países en desarrollo, muchas personas con hipertensión no saben que la padecen ni tienen acceso a los tratamientos que podrían controlar su tensión arterial y reducir significativamente su riesgo de defunción y discapacidad por cardiopatía o accidente cerebrovascular. Diagnosticar, tratar y controlar la hipertensión es una prioridad de salud en todo el mundo.
Comer una dieta saludable: Para ayudar a controlar su presión arterial, debe limitar la cantidad de sodio (sal) que come y aumentar la cantidad de potasio en su dieta. También es importante comer alimentos que sean bajos en grasa, así como muchas frutas, verduras y granos enteros. La dieta DASH es un ejemplo de un plan de alimentación que puede ayudarle a bajar la presión arterial
La sal provoca retención de líquidos, que aumenta el volumen de sangre y, por tanto, la presión arterial. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) la considera una droga por los daños que provoca y por lo adictiva que es. La OMS recomienda un consumo inferior a cinco gramos al día, si no quieres pasarte sazona las comidas con especias, como el orégano o el romero, y aléjate de los alimentos procesados, ya que muchos de ellos, aunque parezcan dulces, contienen grandes cantidades de sal.

La presión arterial se mide con dos números: el número superior (primero) es la presión cuando el corazón se contrae y el número inferior (segundo) es la presión cuando el corazón se relaja. La presión arterial sana es 119/79. La presión arterial alta sucede cuando el número superior es 140 o más o cuando el número inferior es 90 o más. Su presión arterial puede subir o bajar durante el día.
Tener la presión arterial más baja en el consultorio médico que en casa se denomina «hipertensión enmascarada». La hipertensión enmascarada puede producirse si el ambiente calmo y tranquilo del consultorio médico te genera menos estrés que el entorno de tu hogar. Por esta razón, el valor de la presión arterial en el consultorio es más bajo. Del mismo modo, consumir alcohol, cafeína o fumar en casa pueden aumentar la presión arterial.

Quien tiene bajos los niveles de vitamina C suele tener la tensión más alta. Por lo que que para prevenir la hipertensión no está de más incluir en la dieta alimentos con mucha vitamina C. Entre ellos destaca la naranja ya que, además de ser fuente de esta vitamina, es rica en bioflavonoides, unos pigmentos antioxidantes que mejoran la permeabilidad de los capilares venosos, lo cual mejora la hipertensión.


El corazón transporta la sangre a todas las partes del cuerpo a través de ciertos vasos llamados arterias. La presión arterial es la fuerza de la sangre que empuja adelante a través del cuerpo y contra las paredes de las arterias. Entre mayor es la presión arterial, mayor es el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un infarto, una insuficiencia cardíaca, una insuficiencia renal o la muerte.
Presión arterial baja debido a daños en el sistema nervioso (atrofia multisistémica con hipotensión ortostática). También conocido como «síndrome de Shy-Drager», este trastorno poco frecuente provoca daño progresivo en el sistema nervioso autónomo, que controla funciones involuntarias como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Se relaciona con la presión arterial muy alta al estar acostado.

El tipo de presión que una persona puede desarrollar va de acuerdo a los descuidos generales, desorden alimenticio, consumo excesivo de sodio y otros factores que pueden ser influyentes. Sin embargo existen 2 tipos de presión. Pero ¿Cuál me puede afectar más? Seguramente te preguntarás. A continuación mostraré un índice de sintomatología que presentan las personas con hipertensión e hipotensión.


No sabemos cómo prevenir la hipertensión gestacional. Pero si usted tiene sobrepeso o es obesa, lograr un peso saludable antes del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener este problema. Mientras que la hipertensión gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, usted tiene más probabilidades de desarrollar hipertensión más adelante en su vida. Comer alimentos sanos, mantenerse active y lograr un peso sano después del embarazo pueden ayudar a prevenir la alta presión arterial en el futuro.
Para imaginártelo, basta que cierres con fuerza tu puño durante 10 segundos. Verás que la presión en algunos puntos de tu mano comienza a ser insoportable. ¿Te imaginas lo que pasa si tus arterias están bajo una presión similar todo el tiempo? Lo que esto puede provocar, entre otras cosas, es una serie de complicaciones para diversos órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, y si lo quieres ver más allá, influye en la manera en que percibes la vida.
El médico también puede utilizar un aparato denominado «oftalmoscopio» para examinar los vasos sanguíneos de los ojos y determinar si ha habido algún engrosamiento, estrechamiento o ruptura, lo cual puede ser un indicio de presión arterial alta. Empleará además un estetoscopio para escuchar el sonido del corazón y del flujo sanguíneo por las arterias. En algunos casos puede ser necesario realizar una radiografía de tórax y un electrocardiograma.
La presión arterial alta no tiene síntomas. Por ello, la única manera de averiguar si usted tiene presión arterial alta es a través de chequeos regulares cuando visita a su proveedor de atención médica. Su proveedor utilizará un medidor, un estetoscopio o un sensor electrónico y un manguito de presión arterial y tomará dos o más mediciones en citas médicas distintas antes de hacer un diagnóstico.
Cuando los cambios para un estilo de vida saludable solos no logran controlar o bajar la presión sanguínea alta, su médico puede cambiar o actualizar su plan de tratamiento prescribiendo medicinas para tratar su enfermedad. Estas medicinas actúan de diferentes formas para bajar la presión sanguínea. Al prescribir medicinas, su médico también considerará el efecto sobre otras enfermedades que usted puede tener, tal como enfermedad del corazón o riñón. Las posibles medicinas para la presión sanguínea alta incluyen:
La presión arterial alta puede causar problemas a la madre y a su bebé. La presión arterial alta puede dañar los riñones de la madre y otros órganos, además, puede causar un nacimiento prematuro y peso bajo al nacer. Si está pensando en tener un bebé y sufre de hipertensión, consulte con su médico para que pueda seguir indicaciones para reducir o controlar su presión arterial alta antes y durante el embarazo.
Además de todos los efectos dañinos que el alcohol produce en la salud, también aumenta directamente la presión arterial. Según creen los expertos, esta sustancia activa en nuestro organismo la producción de adrenalina, que contrae los vasos sanguíneos, haciendo que la presión arterial aumente. Aproximadamente entre el 5% y el 7% de los casos de hipertensión están relacionados con el alcoholismo. Aunque se suele abogar por un consumo moderado, lo mejor es no tomar ni una gota.
El diagnóstico se basa en un sencillo procedimiento de medición, aunque en algunos casos son necesarias otras pruebas como el holter de presión arterial. Es imprescindible completar el estudio con un análisis de laboratorio (de sangre y orina) y un electrocardiograma. Para facilitar un diagnóstico es muy importante tener presente estas recomendaciones:
Ambos números en una medición de presión arterial son importantes. Pero después de los 50 años de edad, la medición sistólica es incluso más significativa. La hipertensión sistólica aislada es un trastorno en que la presión diastólica es normal (menor que 80 mm Hg), pero la presión sistólica es alta (mayor que o igual a 130 mm Hg). Se trata de un tipo de presión arterial alta frecuente entre las personas mayores de 65 años.

Un monitor casero para presión medir la arterial puede costar entre $40 y $150. Los monitores manuales básicos suelen costar menos. Los monitores automáticos con características avanzadas (como la capacidad de guardar las lecturas, imprimirlas o enviarlas electrónicamente a su médico) son más costosos. Ya que es posible que su seguro médico no cubra el costo de un monitor casero, verifique con su seguro médico qué tipos o marcas estarían cubiertos, si lo están.
“La presión arterial”. El término indica la cantidad de presión bajo la cual la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos. La presión arterial se clasifica como sistólica y diastólica. La fase  sístolica, es aquella durante la cual la presión aumenta debido a la contracción del miocardio. La diástolica es una condición opuesta a la sístolica en la que la presión arterial se reduce debido a la expansión del miocardio. Vamos a discutir varios puntos relacionados con el rango normal de presión arterial humana a través de este artículo.
You will work with your provider to come up with a treatment plan. It may include only the lifestyle changes. These changes, such as heart-healthy eating and exercise, can be very effective. But sometimes the changes do not control or lower your high blood pressure. Then you may need to take medicine. There are different types of blood pressure medicines. Some people need to take more than one type.
A cualquier edad, ciertos factores pueden llevar a una lectura engañosamente alta presión arterial, incluso en personas con una presión arterial normal saludable. Por ejemplo, la cafeína y el tabaco pueden provocar lecturas más altas; por lo que puede ser despertado de repente antes de una lectura, o hacer ejercicio justo antes de una lectura. El estrés también puede elevar una lectura normal. Algunas personas experimentan el estrés cada vez que están en el consultorio de un médico, que lleva a lecturas más altas de lo normal, - el llamado hipertensión de bata blanca. Estas personas a menudo les resulta útil para controlar su presión arterial en casa para obtener resultados más precisos.
Si la presión arterial es demasiado alta, correrás un mayor peligro de padecer ciertas enfermedades, como enfermedad coronaria e infarto. Por lo tanto, normalmente, es bueno tener la presión arterial lo más baja posible, ya que puede disminuir las posibilidades de padecer estas enfermedades. La presión arterial ideal para los adultos es menor que 120/80 mmHg.

 Método de palpación: Según este método, la palpación del pulso radial indica una presión sanguínea mínima de 80 mm Hg, la detección del pulso femoral indica una presión sanguínea mínima de 70 mm Hg, mientras que el pulso de la carótida se interpreta como 60 mm Hg. Se cree que este método a menudo sobreestima la presión sanguínea sistólica del paciente.

En el pasado, la mayor parte de la atención era prestada a la presión diastólica, pero hoy en día es reconocido que son también factores de riesgo la alta presión sistólica y la alta presión de pulso (la diferencia numérica entre las presiones sistólicas y diastólicas). En algunos casos, parece que una excesiva disminución de la presión diastólica puede realmente aumentar el riesgo, debido probablemente a la diferencia creciente entre las presiones sistólicas y diastólicas (ver el artículo sobre la presión de pulso).


Reconoce las características de la lectura de la presión arterial. La lectura de la presión arterial está compuesta de dos números, uno superior y otro inferior. El número superior es la presión sistólica y el inferior es la presión diastólica. El número sistólico muestra lo fuerte que es la presión cuando el corazón debe bombear sangre, mientras que el número diastólico es la presión cuando el corazón descansa entre cada latido.[12]
Pero ¿qué sucede si ya tenemos problemas de tensión? Por norma general, es más común saber cómo actuar ante una bajada de presión o un desmayo. En este caso hay que tumbar a la persona boca arriba, levantarle las piernas, aliviar las zonas de presión de la ropa para facilitar la respiración y oxigenación y una vez que recupera la consciencia darle azúcar.
Si tiene la presión arterial baja, los primeros pasos del tratamiento consisten en algunos procedimientos generales. Su objetivo es poder regular y estabilizar los vasos sanguíneos, así como evitar la acumulación de sangre en la mitad inferior del cuerpo. Estos procedimientos generales contra la presión arterial baja no solo sirven para el tratamiento de los valores actuales de hipotensión, sino también para evitar una caída de tensión repentina. Entre los procedimientos generales se encuentran:
Una de las mejores maneras de bajar la presión arterial por un largo período de tiempo es bajar de peso. La presión aumenta usualmente cuando se aumenta de peso, y perder tan solo 4,5 kilos (10 libras) puede disminuir tu presión arterial significativamente. Se debe llegar a perder peso saludablemente con una dieta sana y con un incremento en los niveles de ejercicio.
Son muchos los estudios que han analizado el poder del chocolate negro para mejorar la salud. Uno de ellos, publicado este año en la revista Heart, afirma que si tomas cacao de forma moderada, sobre todo negro, reduces el riesgo de fibrilación auricular, provocada por la presión arterial alta. Esto ocurre porque este tipo de chocolate contiene altos niveles de flavonoides, un subgrupo de polifenoles que provocan la dilatación de los vasos sanguíneos, además de ser antioxidantes y antiinflamatorios. 

El monitor debe tener instrucciones claras y ser fácil de usar. El brazalete debe ajustarse bien en su brazo. Si el brazalete no ajusta bien, no dará una lectura correcta. Antes de comprar el monitor, tal vez quiera verificar que el brazalete no sea demasiado grande o pequeño para su brazo. El indicador con manecilla o la pantalla del monitor deben ser lo suficientemente grandes para que usted pueda ver con claridad.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.
×