En general, si tienes una alimentación variada, rica en frutas y verduras, y baja en sal, evitarás el riesgo de aumentar tu presión arterial. También se recomienda el deporte y una vida tranquila. Esto te ayudará a reducir este riesgo y también favorecerá muchos otros aspectos de tu salud, así que no dudes en cuidarte para poder prevenir y sentirte mejor.

La hipotensión ortostática es producida por un cambio súbito en la posición del cuerpo. En la mayoría de los casos, esto sucede al pasar de estar acostado a estar parado. Este tipo de presión arterial baja usualmente dura solo unos pocos segundos o minutos. Si este tipo de hipotensión ocurre después de comer, se denomina hipotensión ortostática posprandial. Este tipo afecta más comúnmente a los adultos mayores, a aquellos con presión arterial alta y personas con mal de Parkinson.
Busca atención de emergencia inmediatamente en caso de crisis hipertensiva. Aunque la mayoría de las personas miden y controlan su presión arterial con el paso del tiempo, existen algunos casos en que un aumento rápido de la presión sistólica o diastólica requiere atención médica de inmediato. Esto permitirá asegurarte de que tu presión arterial vuelva a la normalidad y minimizará el riesgo de sufrir graves consecuencias para la salud, como infarto y daño en los órganos.[16]
La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día. Casi una tercera parte de los adultos en Estados Unidos tienen la presión arterial alta; ¿quizás tú o alguien de tu familia la sufran? La presión arterial alta no es necesariamente algo que pueda sentirse, pero aumenta el riesgo de enfermedades graves como embolias y ataques al corazón.
Si estos cambios en su estilo de vida no le bajan la presión arterial a un nivel seguro, el médico también le recetará medicamentos. Puede probar varios tipos o combinaciones de medicamentos antes de encontrar un plan que funcione de la mejor manera para usted. Los medicamentos pueden controlar su presión arterial, pero no pueden curarla. Probablemente tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida. Planee con el médico cómo manejar su presión arterial.
La hipertensión de "bata blanca" es una categoría de hipertensión que describe el cambio de la presión arterial cuando ésta aumenta en el consultorio del médico, mientras que en casa, el paciente tiene lecturas normales. Hubo un tiempo en que las lecturas elevadas de la presión arterial en el consultorio no se consideraban importantes, dado que la presión arterial regresaba a los valores normales en el hogar. En la actualidad, muchos investigadores consideran que las personas con hipertensión de "bata blanca" deben tratarse de la misma manera que las personas con hipertensión regular. La hipertensión siempre es hipertensión, sin importar qué la provocó en el momento de tomar la lectura. 
Una vez que compre su dispositivo, pídale a su médico que lo revise para verificar su precisión. Debe revisar su tensiómetro una vez al año. Por su cuenta, revise periódicamente la tubería en busca de grietas y fugas. El cuidado y el almacenamiento adecuados son necesarios. Asegúrese de que la tubería no esté torcida cuando la almacene. Manténgalo alejado del calor.

Si tiene hipertensión, es posible que le pidan que reduzca la cantidad de sal que ingiere diariamente. Muchas veces, su consumo de sal puede restringirse a aproximadamente 2 gramos de sodio al día. Una dieta con bajo contenido de sal posiblemente provoque una reducción del esfuerzo que debe hacer su corazón. Debe conversar con su proveedor de atención médica sobre cómo puede usar específicamente su dieta para estimular cambios en la presión arterial alta. Además, siga una dieta baja en grasas saturadas, colesterol y sodio, y tome abundantes frutas y vegetales frescos. 
Aún así, algunas personas tienen diferentes valores de presión arterial de manera constante fuera del consultorio médico, incluso cuando la presión se toma correctamente y varias veces. Si los valores de presión arterial que indica tu tensiómetro son precisos y más altos de manera constante que los que obtienes en el consultorio médico, es posible que el médico considere los valores más altos para manejar la presión.
Es común que las personas controlen su presión arterial en el hogar. Es posible que necesiten hacer esto para administrar o tratar una determinada afección. Si hace esto, debe mantener un diario o registro de las mediciones. El registro muestra a su médico cómo su presión arterial cambia a lo largo del día. Si toma medicamentos para controlar su presión arterial, ayudará a documentar si están funcionando. Medir su propia presión arterial es una buena manera de participar en el cuidado de su propia salud.

Para ayudarlo a realizar cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, intente hacer un cambio a la vez y añada otro cambio cuando sienta que ha adoptado los cambios anteriores de manera exitosa. Cuando practica varios hábitos de estilo de vida saludables, es más probable que reduzca o controle su presión arterial alta y logre mantener una presión arterial normal.

A medida que usted envejece, la presión arterial alta, especialmente la hipertensión sistólica aislada, es más común y puede aumentar el riesgo de graves problemas de salud. El tratamiento, especialmente si tiene otros trastornos médicos, requiere una evaluación continua y conversaciones con el médico para lograr el mejor balance entre reducir riesgos y mantener una buena calidad de vida.
Para la mayoría de las personas con presión arterial alta, el médico desarrollará un plan de tratamiento que incluya cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable solamente o con medicinas. Los cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, tales como una alimentación saludable, pueden ser altamente efectivos al tratar la presión arterial alta.

Si tienes síntomas de hipotensión postural, tu médico también puede medir el cambio de tu presión arterial mientras te pones de pie después de estar sentado o acostado. También puede que te remita para una prueba de inclinación. Esto se realiza en un hospital y se trata de estar lentamente inclinado hacia arriba sobre una mesa mientras se controlan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.


La hipertensión arterial afecta a mil millones de personas en el mundo y causa cerca de nueve millones de muertes cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de los serios problemas de salud que puede provocar –es el principal factor de riesgo cardiovascular–, es importante destacar que el control de la presión arterial está en nuestra mano. Por ello, si tu tensión está disparada, y quieres optar por una manera más natural de estabilizar sus niveles, descubre los consejos que te ofrecemos en esta galería y mejora tu salud al tiempo que proteges tu corazón.
Presión arterial baja debido a daños en el sistema nervioso (atrofia multisistémica con hipotensión ortostática). También conocido como «síndrome de Shy-Drager», este trastorno poco frecuente provoca daño progresivo en el sistema nervioso autónomo, que controla funciones involuntarias como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Se relaciona con la presión arterial muy alta al estar acostado.
El riesgo de un ataque al corazón aumenta en los hombres con la edad. El valor de la gama normal de la presión sanguínea es 120/ 80. La American Heart Asociado (AHA) ha fijado este valor como un estándar en el año 2006. La mayoría de los médicos también consideran algo cercano a este valor como una presión arterial normal. Sin embargo, las variaciones de alta de este valor no son buenas y podría ser indicativo de hipertensión o hipotensión.

Pickering TG, et al. Recommendations for blood pressure measurement in humans and experimental animals: Part 1: blood pressure measurement in humans: a statement for professionals from the Subcommittee of Professional and Public Education of the American Heart Association Council on High Blood Pressure Research. Hypertension. 2005 Jan;45(1):142-61.
Algunos síntomas de tensión alta abarcan confusión, náuseas, vómitos, problemas de visión, sangrado nasal o dolor de cabeza intenso. Pueden aparecer uno, varios o todos. Pero, como siempre decimos, cada persona es un mundo y es posible que incluso no aparezca ninguno de estos síntomas pero tengas hipertensión, por lo que es muy importante que te la midas con relativa frecuencia. A continuación te contamos cuál es la frecuencia ideal según tu edad para que la tengas siempre controlada.
Las tablas anteriores están diseñadas para entender qué rango se debe considerar normal para cada edad para que se pueda mantener un seguimiento de cualquier aumento o caída anormales. Otra cosa que se debe entender antes de seguir adelante con la interpretación de los gráficos de la presión arterial es que su presión arterial no permanece igual durante todo el día y cada actividad puede subir o bajar la presión arterial. Esto es normal, pero cualquier aumento o una caída abrupta de la presión arterial durante tales actividades mundanas o situaciones de la vida debe ser considerado anormal y debe ser traído a la atención médica. Además, si usted ya tiene un historial de la presión arterial alta o baja, cualquier malestar físico que indica un cambio en los niveles de la presión arterial (como dolores de cabeza y el enrojecimiento de la cara en la presión arterial alta y el mareo y la debilidad en la presión arterial baja) debe ser reportado a un médico registrado. Mantener un estilo de vida activo y saludable es la clave para mantener su presión arterial bajo control. El manejo del estrés es de suma importancia para evitar tanto la presión arterial alta, como la presión arterial baja. Además, hacer las cosas que le interesan y hacerse sentir bien es una buena manera de evitar alteraciones de la presión arterial. ¡Manténgase feliz para estar saludable y viceversa!
Normalmente cuando te pones de pie, las venas de tus piernas se restringen automáticamente (se estrechan), evitando que la sangre se acumule en las piernas. En la hipotensión postural, este mecanismo no funciona como debería, de modo que cuando te pones de pie, las venas de las piernas no se estrechan tan rápido. Esto quiere decir que la sangre se acumula en las piernas, disminuyendo la cantidad que llega al cerebro y provocando síntomas como desvanecimiento y mareos.
Mientras que estás recostado sobre la mesa, se graban tu presión arterial y ritmo cardíaco. Luego, inclinarán la mesa gradualmente hasta que estés casi en posición vertical. Permanecerás en esta posición por hasta una hora mientras tu presión arterial y ritmo cardíaco son controlados; sin embargo, tu médico puede detener la prueba antes si disminuyen tu presión arterial o frecuencia cardíaca. Es posible que también te den un medicamento para ayudar a mejorar la sensibilidad de la prueba.

Para controlar o reducir la presión arterial alta, es posible que su médico le recomiende adoptar cambios en el estilo de vida para tener un corazón saludable, por ejemplo un hábito de alimentación saludable para el corazón como el plan de alimentación de Enfoque Dietético para Detener la Hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés), ya sea solo o con medicinas. Controlar o disminuir la presión arterial también puede ayudar a prevenir o retrasar las complicaciones por hipertensión arterial, tales como enfermedad renal crónica, ataque al corazón, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y posible demencia vascular.
Si estos cambios no ayudan a controlar la presión arterial dentro de 3 a 6 meses, la enfermedad puede tratarse con medicamentos. Los diuréticos ayudan a eliminar agua y sodio del organismo. Los inhibidores de la ECAbloquean la enzima que eleva la presión arterial. Otros tipos de medicamentos, como los betabloqueantes, los bloqueantes cálcicos y otros vasodilatadores, tienen efectos diferentes, pero en general ayudan a relajar y dilatar los vasos sanguíneos y a reducir la presión dentro de ellos.
Para nuestro organismo es sano cierto cambio de presión a la hora de realizar algunas actividades. El problema viene cuando el cuerpo no logra controlar los picos de presión y esta permanece alta por un tiempo mayor de lo necesario. En estos casos se pueden producir lesiones en nuestros órganos. El corazón, los riñones y el cerebro son algunos de los que pueden salir más mal parados.
La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72. La presión arterial normal para adultos se define como una presión sistólica de menos de 120 y una presión diastólica de menos de 80. Esto se indica como 120/80.
La tensión puede variar, como hemos dicho, según circunstancias personales. Unos valores anormales nos indicarán que algo no marcha bien. Por ejemplo, las causas de la variación de tensión respecto a lo que se considera sano y normal, pueden ser las hormonas, algún problema de riñón o de los vasos sanguíneos e incluso la cantidad de agua y sal que tenemos en el cuerpo. También, la edad influye negativamente: cuanto más mayores, más riesgo de hipertensión y por tanto, de sufrir un accidente cardiovascular.

Cambios en la estructura de los vasos sanguíneos. Los vasos sanguíneos tienen capas de proteínas, como la elastina y el colágeno. La elastina es lo que hace que los vasos sanguíneos sean flexibles. El colágeno, que es más rígido, les proporciona estructura. Con la edad, la elastina se rompe. Incluso la elastina que no se rompe pierde su elasticidad. Mientras tanto, los depósitos de colágeno en los vasos incrementan. Como resultado, los vasos sanguíneos se engrosan y son menos flexibles con el paso del tiempo. Estos cambios pueden conducir a presión arterial sistólica más alta.
L a presión arterial o hipotensión baja significa que la presión arterial es menor que lo normalmente esperado para una persona en particular, lo suficientemente baja como para presentar síntomas tales como desmayos y mareos. A pesar de que generalmente es bueno para la salud tener la presión arterial lo más baja posible, cuando la presión arterial es demasiado baja puede provocar una reducción del flujo sanguíneo en los órganos vitales del cuerpo.

Normalice su relación de grasas omega 6 y omega-3. Tanto las grasas omega-3 como las omega-6 son vitales para su salud. Sin embargo, la mayoría de las personas en Estados Unidosestán obteniendo mucha grasa omega-6 proveniente de su alimentación y muy poca omega-3. Consumir grasas omega-3 es una de la mejores maneras de re-sensibilizar sus receptores de insulina si padece de resistencia a la insulina.
Cambios en la función de los vasos sanguíneos. El recubrimiento de los vasos sanguíneos experimenta más daño con el paso del tiempo. Esto puede ser causado por estrés oxidativo (en inglés) o daño en el ADN, entre otros factores. Con la edad, los niveles de las hormonas angiotensinas también se elevan, causando inflamación en los vasos sanguíneos. Al mismo tiempo, los vasos sanguíneos pierden lentamente la capacidad de liberar sustancias que protejan o reparen el recubrimiento. Si el recubrimiento de los vasos sanguíneos no funciona bien, puede ocasionar presión arterial diastólica más alta.
Es posible que el médico también recomiende exámenes de rutina, como un análisis de orina (urinálisis), análisis de sangre, un análisis de colesterol y un electrocardiograma, que es un examen que mide la actividad eléctrica del corazón. También puede recomendarte exámenes adicionales, como un ecocardiograma, para verificar si hay más signos de enfermedades cardíacas.
La medición de la presión arterial se realiza con un esfigmomanómetro. La unidad de medida para medir la presión de sangre es mmHg, es decir milímetros de mercurio. Los dispositivos electrónicos y aneroides, sin embargo, no hacen uso del mercurio. El oscilométrico y auscultatorio son los dos tipos de métodos de medición clasificados como no invasivos. Estos métodos son menos precisos, y no causan ningún dolor.
Las investigaciones financiadas por el NHLBI apoyan el desarrollo de guías para el manejo de la presión arterial alta. Hasta la fecha, nuestro  Ensayo de intervención de presión arterial sistólica (en inglés, [SPRINT, por sus siglas en inglés]) es el estudio más grande de su tipo que examina cómo mantener la presión arterial sistólica en un nivel más bajo del recomendado previamente puede afectar las enfermedades vasculares y del corazón. Visite la reseña de SPRINT (en inglés) para obtener más información sobre los beneficios para la salud de un tratamiento más intensivo de la presión arterial alta y cómo los hallazgos de SPRINT ayudaron en el desarrollo de las guías del American College of Cardiology/American Heart Association (ACC/AHA), publicados en el Journal of American College of Cardiology (en inglés) y Hypertension (en inglés).
Choque: puede sufrir un "choque" como resultado de numerosas causas relacionadas con el corazón, los pulmones, un traumatismo, una infección u otras enfermedades. Esto ocurre cuando la circulación de la sangre no puede satisfacer las necesidades de oxígeno, líquidos y nutrientes del cuerpo. Por ejemplo, si tiene una infección grave en la sangre, su presión arterial puede descender como consecuencia de la infección. Para tratar esta condición, deben identificarse las causas e intentar corregirlas. 
La presión arterial alta no controlada es un problema de salud muy grave que puede conducir a enfermedades cardíacas y aumentar el riesgo de derrame cerebral. La buena noticia es que mediante un plan de alimentación saludable, en combinación con el ejercicio y técnicas efectivas para reducir el estrés, las probabilidades de disminuir su presión arterial estarán a su favor.

La Fundación Española del Corazón (FEC) advierte de que las personas que fuman tienen entre dos y tres veces más riesgo de tener un accidente cardiovascular que los no fumadores, ya que el tabaco favorece la aparición de trombos y fomenta la acumulación de colesterol ‘malo’ y la reducción del colesterol ‘bueno’. Dejar de fumar tiene consecuencias positivas inmediatas para la presión arterial, ya que la salud cardiovascular mejora después de dejar este hábito tan dañino.


Apenas cumpliré 18 años, soy un atleta de alto rendimiento (gimnasta), y realizo aproximadamente 3-4 horas de ejercicio diarias de Lunes a Sábado, llevo una dieta balanceada y completa, mi problema es que al descansar, cuando duro mucho tiempo sentado o acostado, al levantarme me mareo mucho y pierdo la visión por unos 4 o 5 segundos, ¿cual podría ser el origen del problema? , si no vivo estresado, y no tengo ninguna afección cardíaca ni si quiera en mi árbol genealógico. Gracias y un saludo.
En los países en desarrollo, muchas personas con hipertensión no saben que la padecen ni tienen acceso a los tratamientos que podrían controlar su tensión arterial y reducir significativamente su riesgo de defunción y discapacidad por cardiopatía o accidente cerebrovascular. Diagnosticar, tratar y controlar la hipertensión es una prioridad de salud en todo el mundo.

Al despertar: despertarse implica un ligero aumento de tensión en respuesta a la orden de nuestro cerebro para despertarnos y recuperar la actividad. Hay personas que se despiertan con tensiones normales, despiertas y llenas de energía. Pero hay otras que se despiertan con la presión baja (“no sirvo de nada hasta que no me he tomado mi primer café”).


Las medidas estándares en las cuales debiese existir un control de presión arterial es de 120/80 y 90/60, esta es la media de valores que cada individuo debe poseer para decir que su presión se encuentra es un estado “normal”. Hay una gran disyuntiva que muchas personas tienen y es que al momento de saber que existe una presión arterial alta y baja, no saben definir ¿Cuál es el tipo de presión que ellos poseen?
Para saber si tienes la tensión normal es importante conocer lo que indican cada uno de los valores. El primero de los valores se indicará en la columna de mercurio en el esfigmomanómetro, señalando la presión máxima de la sangre en la red arterial, que corresponde a la contracción del ventrículo o sístole de nuestro corazón. Mientras que el segundo número indicará la presión sanguínea mínima en las arterias, la presión diastólica, correspondiente a la relajación máxima del ventrículo.
Se produce en situaciones en las que el sistema nervioso parasimpático se estimula; como por ejemplo, frente a emociones fuertes (la ansiedad, el temor o incluso la alegría suponen una sobreexcitación que pueden llevar a la lipotimia), el calor y la poca ventilación, el dolor intenso (ya que nuestro cerebro en estos casos muy a menudo desconecta para evitar la sensación de dolor) y un ayuno mantenido en el tiempo (cuando no comemos nuestro cuerpo se queda sin reservas de azúcar para funcionar correctamente, de modo que lleva en ocasiones al desmayo).
Dado que algunos medicamentos, como los antigripales de venta libre, los analgésicos, los antidepresivos, las pastillas anticonceptivas, entre otros, pueden aumentar tu presión arterial, puede ser una buena idea llevar a la consulta con el médico una lista de los medicamentos y suplementos que tomas. No dejes de tomar ningún medicamento recetado que pienses que pueda afectar tu presión arterial sin el asesoramiento de tu médico.
Durante la primera mitad del embarazo, su presión arterial con frecuencia tiende a bajar. Si usted tiene hipertensión leve y tomó un medicamento antes del embarazo, su profesional de la salud puede que le reduzca la dosis del medicamento. O quizás pueda dejar de tomar su medicamento durante el embarazo. No deje de tomar ningún medicamento sin hablar antes con su profesional de la salud.  Es posible que deba tener al bebé antes si su hipertensión empeora o si pasa a tener preeclampsia.
La medición de la presión arterial se realiza con un esfigmomanómetro. La unidad de medida para medir la presión de sangre es mmHg, es decir milímetros de mercurio. Los dispositivos electrónicos y aneroides, sin embargo, no hacen uso del mercurio. El oscilométrico y auscultatorio son los dos tipos de métodos de medición clasificados como no invasivos. Estos métodos son menos precisos, y no causan ningún dolor.
Si tiene hipertensión, es posible que le pidan que reduzca la cantidad de sal que ingiere diariamente. Muchas veces, su consumo de sal puede restringirse a aproximadamente 2 gramos de sodio al día. Una dieta con bajo contenido de sal posiblemente provoque una reducción del esfuerzo que debe hacer su corazón. Debe conversar con su proveedor de atención médica sobre cómo puede usar específicamente su dieta para estimular cambios en la presión arterial alta. Además, siga una dieta baja en grasas saturadas, colesterol y sodio, y tome abundantes frutas y vegetales frescos. 
La mayoría de los médicos no hacen un diagnóstico definitivo de hipertensión hasta no haber medido la presión arterial varias veces (un mínimo de 2 lecturas en 3 días diferentes). Algunos médicos les piden a sus pacientes que utilicen un aparato portátil que mide la presión arterial durante varios días seguidos. Este aparato puede ayudar al médico a determinar si un paciente sufre verdaderamente de hipertensión o solo de lo que se denomina «hipertensión de consultorio». La hipertensión de consultorio es aquella en la que la presión arterial del paciente se eleva durante la consulta médica, probablemente a causa de ansiedad y estrés.
Una de las mejores maneras de bajar la presión arterial por un largo período de tiempo es bajar de peso. La presión aumenta usualmente cuando se aumenta de peso, y perder tan solo 4,5 kilos (10 libras) puede disminuir tu presión arterial significativamente. Se debe llegar a perder peso saludablemente con una dieta sana y con un incremento en los niveles de ejercicio.
Si tus circunstancias te lo permiten, no pierdas ni una hora de sueño. Cuando duermes, tu presión baja ya que el corazón se relaja. Es más, según los investigadores de la Universidad de Chicago (EE. UU.) el riesgo de hipertensión puede aumentar un 37% si se duerme una hora menos de lo que se debería, durante cinco años seguidos. Algo similar les sucede a las personas que sufren apnea del sueño, su riesgo de hipertensión aumenta un 30%. 

L a presión arterial o hipotensión baja significa que la presión arterial es menor que lo normalmente esperado para una persona en particular, lo suficientemente baja como para presentar síntomas tales como desmayos y mareos. A pesar de que generalmente es bueno para la salud tener la presión arterial lo más baja posible, cuando la presión arterial es demasiado baja puede provocar una reducción del flujo sanguíneo en los órganos vitales del cuerpo.
La deshidratación puede ser la causa. La sangre contiene mucha agua y si te deshidratas, como pierde líquido, disminuye su volumen. Circula menos sangre por las venas, por lo que tiene más espacio y pierde “fuerza”. Si además de marearte has experimentado previamente sequedad bucal intensa, palidez cutánea, cierta desorientación, taquicardia… es posible que efectivamente estés deshidratada.
Los alimentos más cargados de sal son los que vienen ya listos, los enlatados y los embotellados. Entre ellos figuran las carnes, los encurtidos, las aceitunas, las sopas, el chile con carne, el tocino, el jamón, los embutidos, los productos de panadería y las carnes con agua añadida que contienen un nivel elevado de sodio. Asimismo, evita los condimentos preparados como la mostaza, la salsa de chile, la salsa de soya, el kétchup, la salsa barbacoa y otras salsas.

Se sabe que el valor de la presión sanguínea depende de la altura en los niños. Los  niños altos tienden a tener una presión arterial más alta que los más bajos. La presión arterial también varía con la edad. Para los niños en el grupo de edad de 3-5 años, la presión sistólica oscila entre 104-116, mientras que la presión arterial diastólica varía entre 63 y 74. Para los niños en el grupo de edad de 6-10 años, los rangos de los valores sistólico y diastólico de la tensión son 108-121 y 71-81. Estos valores para el grupo de edad 10-12 años, son 114 a 127 (sistólica) y 77 a 83 (diastólica).


También se ha demostrado que el ejercicio, en combinación con un suplemento de L-arginina corrige el funcionamiento anormal de los vasos sanguíneos padecido por personas con insuficiencia cardíaca crónica. Sin embargo, yo vería esto más como un enfoque de medicamentos y no necesariamente como un suplemento que debería utilizar para optimizar su salud en general.
Ninguno de ellos es inicialmente sencillo -reconoce Rodilla-, en especial cuando durante muchos años se han ejercitado hábitos contrarios. Sin embargo, tanto reducir el consumo de sal como acostumbrarse a la dieta mediterránea o iniciar la práctica de ejercicio físico de manera regular suelen ser metas accesibles que, en mayor o menor grado, consigue alcanzar un gran número de pacientes. Mucho más difícil es la reducción de peso y dejar de fumar.
×