Antes de ponerte de pie, cruza las piernas en forma de tijera y aprieta. Otra opción es apoyarte en el respaldo o en otra silla para ayudarte a levantar. Cuando estés acostado, muévete despacio y siempre de costado, nunca te levantes haciendo fuerza con los abdominales. Si estás sentado o inclinado cerca del suelo, levántate por etapas, aunque tardes más tiempo.


Practicar deporte es clave. El ejercicio puede reducir un 70% el riesgo de hipertensión. Al moverte, aunque sea andar de manera moderada, los vasos sanguíneos se ensanchan y mejora la frecuencia cardíaca. Se calcula que haciendo ejercicio aeróbico (andar, ir en bicicleta, correr) de forma habitual la presión baja 4,6 mmHg, y tomando menos sal, 3,6 mmHg. Ponte en forma sin pisar el gimnasio siguiendo estas rutinas.

Desde que se inicia una dieta saludable hasta que se puede constatar de forma significativa una pérdida de peso, ha de pasar el tiempo necesario para que los mecanismos fisiológicos en el cuerpo humano que regulan el mantenimiento del peso habitual se adapten al nuevo equilibrio entre ingesta y consumo de calorías. “Este proceso puede durar varias semanas y requiere una dosis de paciencia y constancia que los pacientes no suelen tener, si no se les previene adecuadamente”, explica el profesor de la Universidad CEU Cardenal Herrera.
Estar físicamente activo. Existen muchos beneficios de estar físicamente activo y realizar la cantidad recomendada de actividad física cada semana. Los estudios muestran que la actividad física puede ayudar a reducir y controlar los niveles de presión arterial alta. Antes de comenzar un programa de ejercicios, pregúntele a su médico qué nivel de actividad física es el adecuado para usted.
Si el manguito utilizado para tomarle la presión arterial es demasiado grande, es posible que esto influya en la lectura de su presión arterial y se obtenga un valor más bajo del real. Igualmente, si el manguito con que le toman la presión arterial es demasiado pequeño, es posible que la lectura obtenida sea una presión arterial erróneamente más alta. Su proveedor de atención médica debe medir el diámetro de su brazo y tomar la presión arterial con un manguito del tamaño adecuado. 

La información presentada anteriormente podría ayudar en la determinación de la gama de presión arterial normal. Cualquier fluctuación en los resultados de presión arterial normal causan los problemas de salud tales como hipertensión, presión arterial baja, etc. Hay que hacer ejercicio con regularidad con el fin de evitar cualquier tipo de problemas de salud y mantener la presión arterial normal.
Financiamos las investigaciones. La investigación que financiamos hoy ayudará a mejorar nuestra salud futura. Nuestro División de Ciencias Cardiovasculares (en inglés) y su Rama de Biología Vascular e hipertensión (en inglés) supervisa la investigación que financiamos en la regulación de la presión arterial, las vías involucradas en la presión arterial alta y las complicaciones que surgen debido a una presión arterial alta no controlada. El Centro para la Traducción de Investigación y la Implementación de la Ciencia (en inglés) apoya estas investigaciones para traducir estos descubrimientos en prácticas clínicas. Busque el NIH RePORTER (en inglés) para obtener información  sobre las investigaciones que el NHLBI financia sobre presión arterial alta.
Pero ¿qué sucede si ya tenemos problemas de tensión? Por norma general, es más común saber cómo actuar ante una bajada de presión o un desmayo. En este caso hay que tumbar a la persona boca arriba, levantarle las piernas, aliviar las zonas de presión de la ropa para facilitar la respiración y oxigenación y una vez que recupera la consciencia darle azúcar.
Limita el consumo de bebidas alcohólicas. Incluso si estás sano, el alcohol puede aumentar la presión arterial. Si bebes alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos saludables, beber con moderación significa una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres. Una bebida equivale a 12 onzas (350 ml) de cerveza, 5 onzas (147 ml) de vino o 1,5 onzas (44 ml) de licor con graduación de 80 grados.
Esta nueva valoración de las cifras de HTA trastocará las estadísticas, eso es lógico dado que ahora se considerará hipertensa a la persona que antes no lo era. Lo que me preocupa es que pueda existir una tendencia a medicalizar una enfermedad de forma generalizada sin ahondar en otras pautas de cuidados que pudieran tener un efecto destacado en el control de la HTA, como se ha indicado más arriba.
Pese a que muchas personas sufren pequeños altibajos en su presión arterial, tanto la alta como la baja puede tener consecuencias en la salud. En el caso de la presión arterial baja, si ésta es severa y no es controlada, puede llegar a causar que el oxígeno y los nutrientes que la sangre transporta no lleguen e los órganos vitales, produciendo así daños graves en cerebro y corazón.

Las lecturas de presión arterial se clasifican en cuatro categorías generales, que abarcan desde presión arterial normal hasta presión arterial alta de etapa 2 (hipertensión). El nivel de la presión arterial determina qué tipo de tratamiento puedes necesitar. Para obtener una medición precisa de la presión arterial, el médico debe evaluar tus lecturas sobre la base del promedio de dos o más lecturas de presión arterial en tres o más visitas al consultorio.
English: Lower High Blood Pressure Without Using Medication, Français: diminuer son hypertension sans recourir aux médicaments, Italiano: Abbassare la Pressione senza Usare Farmaci, Deutsch: Den Blutdruck ohne Medikamente senken, Português: Diminuir a Pressão Arterial sem Usar Medicamentos, Русский: понизить давление без лекарств, Nederlands: Je bloeddruk verlagen zonder medicijnen, 中文: 在非药物治疗条件下降低高血压, Bahasa Indonesia: Menurunkan Tekanan Darah Tinggi Tanpa Menggunakan Obat, Čeština: Jak snížit krevní tlak bez léků, हिन्दी: दवा का उपयोग किये बिना हाई ब्लडप्रेशर को कम करें, العربية: خفض ضغط الدم المرتفع دون استخدام أدوية, Tiếng Việt: Giảm Cao Huyết Áp Không cần Thuốc, 한국어: 약을 먹지 않고 혈압 낮추는 방법, ไทย: ลดความดันเลือดโดยไม่ต้องกินยา
Como te hemos ido diciendo a lo largo de este artículo, la mejor forma de diagnosticar la hipertensión (aparte de que con los síntomas de tensión alta) es atendiendo a una medición con un aparato especializado. Puedes hacerlo en el centro de salud o en casa. De hecho, algunos profesionales recomiendan medirla en casa (siempre que el aparato sea de fiar) ya que los resultados pueden ser más confiables. ¿Por qué? Porque así podemos elegir un momento en el que estemos tranquilos, escoger la mejor hora y permanecer sentado tranquilamente unos minutos antes de hacernos la prueba. Si venimos de caminar o agitados por cualquier motivo, los resultados pueden variar.
Betabloqueantes: pueden utilizarse para disminuir la frecuencia cardiaca, lo que mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Puede tomar este medicamento si se le han diagnosticado latidos cardiacos irregulares, palpitaciones, insuficiencia cardiaca o hipertensión. Los siguiente son algunos ejemplos de estos medicamentos: metoprolol (Lopressor®), propanolol (Inderal®) y atenolol (Tenormin®). 

Bloqueadores de los canales de calcio. Estos medicamentos, que incluyen el amlodipino (Norvasc), el diltiazem (Cardizem, Tiazac u otros) y otros, ayudan a que se relajen los músculos de los vasos sanguíneos. Algunos pueden disminuir la frecuencia cardíaca. Los bloqueadores de los canales de calcio quizás funcionen mejor que los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina por sí solos para las personas con antepasados africanos y las de mayor edad.


Estos diferentes mecanismos no son necesariamente independientes unos de otros, como se demuestra por la relación entre el RAAS y la liberación de aldosterona. Actualmente, el sistema RAAS es la diana farmacológica de los Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina y los antagonistas de los receptores de angiotensina II. El sistema de la aldosterona es afectado directamente por la espironolactona, un fármaco antagonista de la aldosterona. La retención de fluido puede ser tratada con diuréticos; el efecto antihipertensivo de los diuréticos es debido a su efecto sobre el volumen sanguíneo. Generalmente, el reflejo barorreceptor no es un objetivo farmacológico en la hipertensión, porque si se bloquea los individuos pueden sufrir de hipotensión ortostática y desfallecimiento.
En el tipo de presión arterial baja, las personas pueden sufrir complicaciones fuertes, de forma aguda y son síntomas difíciles de descubrir, razón por la cual posiblemente no sea rápida de accionar. Puede producir descompensación cardíaca, tales como: Insuficiencia cardíaca, insuficiencia coronaria, infarto agudo al miocardio, taquicardias paroxísticas, insuficiencia renal e inclusive puede causar hasta pérdida del conocimiento causando un coma por falta de irrigación cerebral.
Hola Marta, algunas personas tienen la presión arterial baja en todo momento, sin mostrar síntomas y sin efectos (mareos, desmayos, malestar, desorientación). De todas formas, y dado lo que nos indicas, te recomendaríamos acompañarle a un médico que pueda valorar si la lectura de la presión es normal y analizar lo que lo está provocando. Gracias por escribirnos. Un saludo

Betabloqueantes: pueden utilizarse para disminuir la frecuencia cardiaca, lo que mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Puede tomar este medicamento si se le han diagnosticado latidos cardiacos irregulares, palpitaciones, insuficiencia cardiaca o hipertensión. Los siguiente son algunos ejemplos de estos medicamentos: metoprolol (Lopressor®), propanolol (Inderal®) y atenolol (Tenormin®). 

Presión arterial baja debido a daños en el sistema nervioso (atrofia multisistémica con hipotensión ortostática). También conocido como «síndrome de Shy-Drager», este trastorno poco frecuente provoca daño progresivo en el sistema nervioso autónomo, que controla funciones involuntarias como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la respiración y la digestión. Se relaciona con la presión arterial muy alta al estar acostado.
Para imaginártelo, basta que cierres con fuerza tu puño durante 10 segundos. Verás que la presión en algunos puntos de tu mano comienza a ser insoportable. ¿Te imaginas lo que pasa si tus arterias están bajo una presión similar todo el tiempo? Lo que esto puede provocar, entre otras cosas, es una serie de complicaciones para diversos órganos, como el cerebro, el corazón y los riñones, y si lo quieres ver más allá, influye en la manera en que percibes la vida.
La presión arterial es la fuerza con la que la sangre viaja por nuestro cuerpo, por ello resulta importante mantener unos valores adecuados para garantizar al máximo la salud cardíaca. La tensión arterial alta es un padecimiento muy común que pone en riesgo la salud del corazón, haciéndonos más propensos a sufrir enfermedades cardíacas. Llevar una dieta adecuada y tomar la medicación indicada por un especialista, es fundamental para mejorar este cuadro, por eso en nuestro artículo 5 recetas para bajar la presión alta te damos soluciones alimenticias para combatir este problema.

Quien tiene bajos los niveles de vitamina C suele tener la tensión más alta. Por lo que que para prevenir la hipertensión no está de más incluir en la dieta alimentos con mucha vitamina C. Entre ellos destaca la naranja ya que, además de ser fuente de esta vitamina, es rica en bioflavonoides, unos pigmentos antioxidantes que mejoran la permeabilidad de los capilares venosos, lo cual mejora la hipertensión.
Si compró un dispositivo para tomarse la presión arterial en su hogar, asegúrese de que el manguito para medir la presión arterial proporcione una lectura similar a la del manguito que se utiliza en el consultorio de su médico. Los aparatos electrónicos utilizados para tomar la presión arterial deben revisarse periódicamente, a fin de garantizar que proporcionan una lectura precisa.
Dado que algunos medicamentos, como los antigripales de venta libre, los analgésicos, los antidepresivos, las pastillas anticonceptivas, entre otros, pueden aumentar tu presión arterial, puede ser una buena idea llevar a la consulta con el médico una lista de los medicamentos y suplementos que tomas. No dejes de tomar ningún medicamento recetado que pienses que pueda afectar tu presión arterial sin el asesoramiento de tu médico.

Ambos números en una medición de presión arterial son importantes. Pero después de los 50 años de edad, la medición sistólica es incluso más significativa. La hipertensión sistólica aislada es un trastorno en que la presión diastólica es normal (menor que 80 mm Hg), pero la presión sistólica es alta (mayor que o igual a 130 mm Hg). Se trata de un tipo de presión arterial alta frecuente entre las personas mayores de 65 años.

Las lecturas de presión arterial se clasifican en cuatro categorías generales, que abarcan desde presión arterial normal hasta presión arterial alta de etapa 2 (hipertensión). El nivel de la presión arterial determina qué tipo de tratamiento puedes necesitar. Para obtener una medición precisa de la presión arterial, el médico debe evaluar tus lecturas sobre la base del promedio de dos o más lecturas de presión arterial en tres o más visitas al consultorio.
A algunas personas les basta con modificar su modo de vida para controlar la tensión arterial, como abandonar el consumo de tabaco, adoptar una dieta saludable, hacer ejercicio con asiduidad y evitar el uso nocivo del alcohol. La reducción de la ingesta de sal también puede ayudar. A otras personas, estos cambios les resultan insuficientes y necesitan tomar medicamentos con prescripción médica.

Hipertensión sistólica en el programa de ancianos. Desde 1984 a 1996, el NHLBI apoyó la Hipertensión sistólica en el Programa de Ancianos (SHEP, por sus siglas en inglés), que estudiaba el tratamiento de hipertensión en adultos mayores de 60 años que sufrían de presión arterial alta. El estudio descubrió que las medicinas para hipertensión pueden reducir el riesgo a sufrir un derrame cerebral.

Las mujeres habitualmente presentan valores de presión arterial sistólica inferiores a los de los hombres. Sin embargo, la presión arterial sistólica aumenta con la edad de una forma mas pronunciada en la mujer: por encima de 60 años las mujeres presentan cifras de presión arterial superiores, incrementando la frecuencia de hipertensión es estas edades.
El brazalete es inicialmente inflado a una presión superior a la presión sanguínea sistólica, y después, durante un período de cerca de 30 segundos, se reduce hasta llegar a un nivel por debajo de la presión diastólica. Cuando el flujo de sangre es nulo (presión del brazalete excediendo la presión sistólica), o sin obstáculo (presión del brazalete debajo de la presión diastólica), la presión del brazalete será esencialmente constante. Es esencial que el tamaño del brazalete sea el correcto: los brazaletes de tamaño insuficiente pueden dar una presión demasiado alta, mientras que los brazaletes de gran tamaño muestran una presión demasiado baja. Cuando el flujo de sangre está presente, pero restringido, la presión del brazalete, que es monitoreada por el sensor de presión, variará periódicamente en sincronía con la expansión y contracción cíclicas de la arteria braquial, es decir, oscilará. Los valores de la presión sistólica y diastólica son computados usando un algoritmo, no son realmente medidos desde los datos en bruto. Los resultados computados son exhibidos en una pantalla.
¿Te pasas horas con ruido de fondo? No hace falta que sea un gran ruido. Si cada día estás expuesta a ruido de tráfico, del aparato de aire acondicionado, del ventilador de tu ordenador, etc,, seguro que contribuye a tu estrés. Aunque no seas consciente, el ruido te va calando, te estresa y acaba teniendo efecto en la tensión. Evítalo al máximo y, si es necesario, ponte tapones para dormir.

El Prof. Pere Gascón es en la actualidad Director del Laboratorio de Oncología Molecular y Translacional y, Consultor senior del Departamento de Hematología-Oncología en el Hospital Clínic de Barcelona. Está certificado por la American Board of Internal Medicine en Medicina Interna, Hematología y Oncología Médica.Se formó en la New York University Medical Center (New York), en los National Institutes of Health (NIH-Bethesda), y en laWashington University (St. Louis). Actualmente es oncólogo y Director médico de la Clínica Omega Zeta. En 1995 recibe el Laureate Award por la American College of Physicians.En 1998 es elegido entre The Best Doctors in America.


Una innovadora investigación publicada en la revista Diabetes en 1998 reportó que cerca de dos tercios de las personas en la prueba, quienes eran resistentes a la insulina (RI) también tenían presión arterial alta, y la resistencia a la insulina es causada directamente por una alimentación alta en azúcar y granos, junto con una cantidad insuficiente de ejercicio.
Análisis de sangre. Estos análisis proporcionan información acerca de tu estado de salud general e indican si tienes un nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia), un nivel alto de azúcar en sangre (hiperglucemia o diabetes) o un recuento de glóbulos rojos bajo (anemia), que son factores que pueden reducir la presión arterial a niveles más bajos de lo normal.

Estar físicamente activo. Existen muchos beneficios de estar físicamente activo y realizar la cantidad recomendada de actividad física cada semana. Los estudios muestran que la actividad física puede ayudar a reducir y controlar los niveles de presión arterial alta. Antes de comenzar un programa de ejercicios, pregúntele a su médico qué nivel de actividad física es el adecuado para usted.


El 5 a 10 por ciento restante de los pacientes con presión arterial alta sufren de lo que se denomina hipertensión secundaria. Esto significa que la presión arterial alta es causada por otra enfermedad o afección. Muchos casos de hipertensión secundaria son ocasionados por trastornos renales. Los siguientes son otros factores que pueden causar hipertensión secundaria:
La mayoría de los médicos no hacen un diagnóstico definitivo de hipertensión hasta no haber medido la presión arterial varias veces (un mínimo de 2 lecturas en 3 días diferentes). Algunos médicos les piden a sus pacientes que utilicen un aparato portátil que mide la presión arterial durante varios días seguidos. Este aparato puede ayudar al médico a determinar si un paciente sufre verdaderamente de hipertensión o solo de lo que se denomina «hipertensión de consultorio». La hipertensión de consultorio es aquella en la que la presión arterial del paciente se eleva durante la consulta médica, probablemente a causa de ansiedad y estrés.

El riesgo de un ataque al corazón aumenta en los hombres con la edad. El valor de la gama normal de la presión sanguínea es 120/ 80. La American Heart Asociado (AHA) ha fijado este valor como un estándar en el año 2006. La mayoría de los médicos también consideran algo cercano a este valor como una presión arterial normal. Sin embargo, las variaciones de alta de este valor no son buenas y podría ser indicativo de hipertensión o hipotensión.
El bombeo del corazón hace el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos en el cuerpo. La presión que cae sobre las paredes de las arterias cuando la sangre se abre camino a través de los vasos sanguíneos en el cuerpo  se conoce como la presión arterial. La lectura de esta presión es determinada  por dos definiciones expresadas con un valor numérico: la presión sistólica y la presión arterial diastólica. La primera se mide cuando el corazón late, mientras que la segunda se mide en la siguiente fracción, cuando  el corazón está en reposo. Por lo tanto, una lectura de la presión arterial siempre se da en dos números, uno alto y un número menor en ese orden. La tasa de presión sistólica es comprensiblemente más alta, ya que una mayor presión recae sobre las paredes de la arteria cuando el corazón late. Para medir estos dos números, uno debe conocer el impacto de las presiones de ambos: la constante y la presión extra que cae cuando el corazón late.
La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día. Casi una tercera parte de los adultos en Estados Unidos tienen la presión arterial alta; ¿quizás tú o alguien de tu familia la sufran? La presión arterial alta no es necesariamente algo que pueda sentirse, pero aumenta el riesgo de enfermedades graves como embolias y ataques al corazón.
×