Parte del peligro de tener hipertensión es que no tiene ningún síntoma. Incluso si usted no puede "sentir" lo, hipertensión pone una tensión en todo el sistema circulatorio. Con el tiempo, su corazón y arterias pueden ser menos eficaces en el bombeo de sangre a los órganos que dependen de una fuente nutritiva de la sangre, como los riñones, ojos, y el cerebro.
Reconoce las características de la lectura de la presión arterial. La lectura de la presión arterial está compuesta de dos números, uno superior y otro inferior. El número superior es la presión sistólica y el inferior es la presión diastólica. El número sistólico muestra lo fuerte que es la presión cuando el corazón debe bombear sangre, mientras que el número diastólico es la presión cuando el corazón descansa entre cada latido.[12]

Una de las mejores maneras de bajar la presión arterial por un largo período de tiempo es bajar de peso. La presión aumenta usualmente cuando se aumenta de peso, y perder tan solo 4,5 kilos (10 libras) puede disminuir tu presión arterial significativamente. Se debe llegar a perder peso saludablemente con una dieta sana y con un incremento en los niveles de ejercicio.
Estudio sobre el corazón de Jackson. El NHLBI apoya estudios para ayudar a investigar los factores genéticos y ambientales para comprender cómo los afrodescendientes son desproporcionadamente propensos a verse afectados por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluida la presión arterial alta. Visite Estudio sobre el corazón de Jackson (en inglés) para obtener más información.
Las personas con obesidad tienen entre dos y tres veces más posibilidades de padecer hipertensión, según datos de la Fundación Española del Corazón (FEC). Además, perder peso es la mejor forma de bajar la presión arterial, pues reducir 10 kilos puede repercutir en una bajada en la tensión sistólica de unos dos puntos; por ejemplo, de 140 a 120 mmHG. Lo mejor para perder esos kilos de más es acudir a un especialista que te proporcione una dieta personalizada, y realizar ejercicio de manera habitual.
Algunas mujeres tienen alta presión arterial antes de quedar embarazada. Otras desarrollan alta presión arterial por primera vez durante el embarazo. Alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8 por ciento) tienen algún tipo de alta presión arterial durante el embarazo. Si usted tiene alta presión arterial, hable con su profesional de la salud. Tener su presión arterial bajo control puede ayudarla a tener un embarazo sano y un bebé sano.
Acude al doctor. Los controles regulares son importantes para la salud y el bienestar de cualquier persona. Esto es especialmente cierto si tienes problemas con tu presión arterial o notas fluctuaciones en tu lectura habitual. Si las lecturas de tu presión arterial son altas o bajas durante unas cuantas mediciones, saca una cita con tu doctor. Así podrás disminuir el riesgo de desarrollar condiciones que pueden dañar el corazón y el cerebro.[19]

De acuerdo con las pautas de la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) y del Colegio Americano de Cardiología (ACC), una lectura por debajo de 120/80 mm Hg se clasifica como presión arterial normal. Aquellos con una lectura de presión arterial entre 120/80 y 129/80 se clasifican dentro de una categoría llamada presión arterial elevada. La hipertensión se define como una lectura de 130/80 o superior.
Como parte de las nuevas directrices, la medida objetivo para los pacientes con hipertensión con una enfermedad cardiaca existente se redujo a menos de 130/80 mm Hg. Esa directriz también aplica a las personas con un riesgo un 10% o más alto de desarrollar enfermedad cardiaca en 10 años. Ahora, a esas personas típicamente les administran medicamentos para alcanzar ese objetivo.
Una de las preguntas que más nos hacéis está relacionada con los síntomas de tensión alta. Queréis saber cómo se manifiesta y sobre todo, cómo podéis detectarla vosotros mismos. Como ya decimos, con un aparato casero de medición de tensión podéis salir de dudas aunque, eso sí, acude a uno de confianza. En la farmacia te pueden recomendar el mejor según su propia experiencia. Nada mejor que la opinión de un profesional.
La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales en cada latido del corazón. Con cada latido (o contracción del corazón), se irriga sangre a las arterias. La presión arterial llega al máximo valor cuando el corazón late y al mínimo cuando descansa entre latidos. La lectura de la presión arterial se representa con dos números, que se leen uno sobre el otro. El número superior (la presión sistólica) mide la presión arterial cuando late el corazón. El número inferior (la presión diastólica) mide la presión arterial entre latidos. Un valor normal de presión arterial es de 120/80 o ligeramente inferior. Si tienes un valor de presión arterial de 90/60 o menor, se considera presión arterial baja (también denominada hipotensión).
Es común que las personas controlen su presión arterial en el hogar. Es posible que necesiten hacer esto para administrar o tratar una determinada afección. Si hace esto, debe mantener un diario o registro de las mediciones. El registro muestra a su médico cómo su presión arterial cambia a lo largo del día. Si toma medicamentos para controlar su presión arterial, ayudará a documentar si están funcionando. Medir su propia presión arterial es una buena manera de participar en el cuidado de su propia salud.
Estudio sobre el corazón de Jackson. El NHLBI apoya estudios para ayudar a investigar los factores genéticos y ambientales para comprender cómo los afrodescendientes son desproporcionadamente propensos a verse afectados por enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, incluida la presión arterial alta. Visite Estudio sobre el corazón de Jackson (en inglés) para obtener más información.

La canulación para el monitoreo invasivo de la presión vascular está frecuentemente asociada a complicaciones como trombosis, infecciones, y hemorragia. Los pacientes con monitoreo arterial invasivo requieren una supervisión muy cercana, pues hay un peligro de hemorragia severa si la línea llega a desconectarse. Es generalmente reservada para los pacientes donde son anticipadas variaciones rápidas en la presión arterial.


La hipertensión o tensión alta se da en valores superiores a 14 y 9, mientras que los valores por debajo de 10 y 6 indican hipotensión o tensión baja. Si tienes tendencia a tener la tensión alta o tienes antecedentes familiares, te recomendamos que leas este artículo sobre claves para prevenir la hipertensión. En cambio, si crees que puedes padecer hipotensión, te invitamos a que leas este otro artículo para que sepas cuáles son los síntomas de la tensión baja.

A pesar de que la presión arterial varía de una persona a otra, se considera que cuando baja a 90/60 hay que prestarle atención. ¿Por qué? Aunque en muchas ocasiones la presión arterial baja se debe a que estás deshidratado(a) por pasar mucho tiempo bajo el sol o en una tina caliente y puede no ser un asunto demasiado serio, en otros casos, puedes tener síntomas que no pasan desapercibidos y necesitas tomar acción.  Además, la presión arterial baja puede ser una señal de otras condiciones serias, como enfermedades del corazón, problemas endocrinológicos (endocrinos) o desórdenes neurológicos, en especial en adultos mayores.


© Copyright © 2019 Enfemenino.com - Todos los contenidos publicados en el portal de salud y medicina Onmeda.es tienen un carácter puramente informativo y no sustituyen en ningún caso la consulta médica o el asesoramiento profesional. Onmeda.es tampoco sugiere el autodiagnóstico y la automedicación. En caso de duda consulta nuestra sección de exención de responsabilidad.
Puede parecer sorprendente, dado que la presión arterial aumenta de forma natural con la edad, pero una presión arterial normal se considera el mismo para todos los adolescentes, adultos y adultos mayores: por debajo de 120/80. El primero de esos dos números, la presión arterial sistólica, refleja la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón se contrae y ejerciendo presión máxima. El segundo número, la presión arterial diastólica, refleja la presión en los vasos sanguíneos cuando el corazón está en reposo, entre las contracciones. Si cualquiera de esos dos números es demasiado alta, la presión arterial no se considera normal.
También baja durante la digestión. Seguro que alguna vez has notado esa sensación de somnolencia después de las comidas, favorecida por la ingesta de alcohol. De hecho, la siesta, muy practicada en los países cálidos, es casi imperativa después de una comida copiosa, mientras que una ingesta ligera ayuda a superar el bajón, lo mismo que hace un buen café, por su efecto estimulante.
Financiamos las investigaciones. La investigación que financiamos hoy ayudará a mejorar nuestra salud futura. Nuestro División de Ciencias Cardiovasculares (en inglés) y su Rama de Biología Vascular e hipertensión (en inglés) supervisa la investigación que financiamos en la regulación de la presión arterial, las vías involucradas en la presión arterial alta y las complicaciones que surgen debido a una presión arterial alta no controlada. El Centro para la Traducción de Investigación y la Implementación de la Ciencia (en inglés) apoya estas investigaciones para traducir estos descubrimientos en prácticas clínicas. Busque el NIH RePORTER (en inglés) para obtener información  sobre las investigaciones que el NHLBI financia sobre presión arterial alta.
La presión arterial baja generalmente se define como una lectura de presión arterial por debajo de 90/60. El nivel exacto que marca la presión arterial baja varía de una persona a otra. Aunque la presión arterial baja crónica puede ser signo de una enfermedad, también puede significar una buena condición física. Los atletas por lo regular tienen la presión arterial baja. Trabaje en conjunto con su proveedor de atención médica para determinar cuáles son sus objetivos con respecto a su presión arterial.
Un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Hipertensión observó que escuchar música relajante o tranquila, por ejemplo música clásica, durante al menos 30 minutos, mientras se realizan respiraciones mejora los valores de hipertensión leve. Así que ya sabes, resérvate 30 minutos al día, pon tu música favorita, inhala, exhala y "abre" tus oídos.
Esta nueva valoración de las cifras de HTA trastocará las estadísticas, eso es lógico dado que ahora se considerará hipertensa a la persona que antes no lo era. Lo que me preocupa es que pueda existir una tendencia a medicalizar una enfermedad de forma generalizada sin ahondar en otras pautas de cuidados que pudieran tener un efecto destacado en el control de la HTA, como se ha indicado más arriba. 

Para nuestro organismo es sano cierto cambio de presión a la hora de realizar algunas actividades. El problema viene cuando el cuerpo no logra controlar los picos de presión y esta permanece alta por un tiempo mayor de lo necesario. En estos casos se pueden producir lesiones en nuestros órganos. El corazón, los riñones y el cerebro son algunos de los que pueden salir más mal parados.
Si no tomas tus medicamentos para la presión arterial alta exactamente según las indicaciones, tu presión arterial puede sufrir consecuencias. Si te salteas dosis porque no puedes pagar los medicamentos, porque tienes efectos secundarios o simplemente porque te olvidas de tomar tus medicamentos, habla con tu médico acerca de las soluciones. No modifiques tu tratamiento sin la indicación del médico.
Una consulta. Tengo 63 años Dos intervenciones al corazón. La primera una operacion a corazon abierto para la implantación de 5 by passes cuando tenia 49 años de edad y la segunda la colocación de dos esteems mediante cateterismo cuando tenia 55 años, por la obstruccion de dos de los by passes. Mi presión esta en 150/80. Cual debe ser lo optimo en mi presion arterial?. Muchas gracias por su atencion.
1.  Hipertensión crónica. Es la alta presión arterial que usted ya tiene antes de quedar embarazada o que se manifiesta antes de las 20 semanas de embarazo. No desaparece una vez que el bebé nazca. Alrededor de 1 de cada 4 mujeres con hipertensión crónica (25 por ciento) desarrolla preeclampsia durante el embarazo. Si corre riesgo de desarrollar preeclampsia, su profesional de la salud puede que le recomiende que tome aspirina de baja dosis para ayudar a prevenirla.
Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, aunque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.
La deshidratación puede ser la causa. La sangre contiene mucha agua y si te deshidratas, como pierde líquido, disminuye su volumen. Circula menos sangre por las venas, por lo que tiene más espacio y pierde “fuerza”. Si además de marearte has experimentado previamente sequedad bucal intensa, palidez cutánea, cierta desorientación, taquicardia… es posible que efectivamente estés deshidratada.
La cafeína es una droga y debido a que es consumida mucho y es completamente legal, puede tener un efecto poderoso en su fisiología individual. Si quiere eliminar la cafeína de su alimentación, trate de hacerlo de manera gradual durante un período de días o incluso semanas, con el fin de evitar los síntomas de abstinencia como los dolores de cabeza.
Si tienes síntomas de hipotensión postural, tu médico también puede medir el cambio de tu presión arterial mientras te pones de pie después de estar sentado o acostado. También puede que te remita para una prueba de inclinación. Esto se realiza en un hospital y se trata de estar lentamente inclinado hacia arriba sobre una mesa mientras se controlan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
Controla tu presión arterial en el hogar. El control de la presión arterial en el hogar puede ayudarte a controlar de cerca tu presión arterial, ver si la medicación está funcionando, e incluso alertarlos a ti y a tu médico sobre posibles complicaciones. El control de la presión arterial en el hogar no sustituye las visitas al médico, y los medidores de presión arterial para el hogar pueden tener limitaciones. Incluso si obtienes lecturas normales, no dejes ni cambies tus medicamentos ni tampoco alteres tu alimentación sin hablar primero con el médico.
Tu presión arterial es una medición directa de la fuerza del flujo de sangre que se aplica a las paredes de los vasos sanguíneos. Esta cifra está dada por dos números: la presión sistólica y diastólica. La presión arterial sistólica es la cantidad de fuerza en los vasos mientras el corazón se contrae. La presión arterial diastólica mide la fuerza de los vasos mientras el corazón descansa entre latidos. El ejercicio regular influye favorablemente en ambas. Tu presión arterial debe estar dentro de un cierto rango antes, durante y después de los entrenamientos.
Comer sin sal. Casi lo primero que suele recomendar el médico a los pacientes con presión alta es quitarse la sal de las comidas. Sin embargo, solo 2 de cada 10 personas son sensibles a la sal y pueden llegar a mejorar con esta medida. Descubre algunos alimentos con sal oculta... ¡y evítalos! Beneficios del potasio. 
Estudios recientes recomiendan aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio más que reducir drásticamente la sal. Los más ricos en potasio son frutas (plátano, chirimoya) y verduras (acelgas, espinacas, coles). Otros serían los lácteos, las legumbres, las setas (champiñón) y los frutos secos.

Las personas con presión arterial alta, o hipertensión, se encuentran en riesgo de sufrir daños en algún órgano (especialmente en los riñones y el corazón) en el largo plazo. La mayoría de las personas que tienen la presión arterial alta (hipertensión) no tienen síntomas. La hipertensión durante un largo período de tiempo puede someter al músculo cardíaco a una mayor tensión. Si registra una presión arterial de 140/90 en 2 o más controles, es posible que le diagnostiquen hipertensión.
¿Te han medido la presión arterial alguna vez? Si es así, sabrás que en cada lectura hay que tener en cuenta dos números: el primero y el más alto es el que indica la presión sistólica, es decir, la de las arterias del cuerpo cuando el corazón palpita y las llena de sangre. El segundo número, que es menor, mide la presión diastólica, o la presión de las arterias del cuerpo cuando el corazón hace una pausa entre cada palpitación. La presión arterial normal promedio es de 120/80, pero sucede que en ocasiones, además de subirse – hipertensión – la presión también puede bajar a niveles que no son normales – hipotensión.

Incluso los mareos o aturdimiento ocasionales pueden ser un problema relativamente menor: el resultado de una deshidratación leve, por ejemplo, por pasar demasiado tiempo al sol o en un jacuzzi. Aun así, es importante que consultes con tu médico si tienes algún signo o síntoma de hipotensión, porque pueden indicar problemas más graves. Puede ser útil mantener un registro de tus síntomas, cuándo ocurren y qué estabas haciendo en ese momento.


Para nuestro organismo es sano cierto cambio de presión a la hora de realizar algunas actividades. El problema viene cuando el cuerpo no logra controlar los picos de presión y esta permanece alta por un tiempo mayor de lo necesario. En estos casos se pueden producir lesiones en nuestros órganos. El corazón, los riñones y el cerebro son algunos de los que pueden salir más mal parados.
La presión arterial alta suele heredarse. Gran parte de lo que se sabe de los sistemas del cuerpo involucrados en la presión arterial alta proviene de estudios de genética. La investigación ha identificado muchas variaciones en genes asociadas con pequeños incrementos en el riesgo de desarrollar presión arterial alta. Las nuevas investigaciones sugieren que algunos cambios en el ADN durante el desarrollo fetal también podrían conducir al desarrollo de presión arterial alta en algún momento de la vida.
Reacción alérgica grave (anafilaxis). Los desencadenantes frecuentes de esta reacción grave que puede poner en riesgo la vida comprenden alimentos, determinados medicamentos, veneno para insectos y el látex. La anafilaxis puede provocar problemas respiratorios, urticaria, picazón, hinchazón en la garganta y un descenso de la presión arterial peligroso.
Reducir su consumo de sal/sodio. Los estadounidenses consumen un promedio de una y media cucharaditas de sal (el equivalente de 3400 mg de sodio) Todos los días. Esto es más del doble el 1500 mg de sodio por día la American Heart Association considera que un “nivel saludable.” Comidas rápidas y alimentos procesados tienden a ser altos en sodio, así que asegúrese de leer las etiquetas antes de comprar. Mejor aún, evitar los alimentos procesados tanto como sea posible y optar por más frutas y verduras frescas.
La presión arterial suele aumentar durante toda la vida, desde la infancia hasta la edad adulta mayor. Porque la mayoría de los bebés y los niños no están en riesgo de problemas de presión arterial, los médicos son incapaces de medir la presión arterial de los niños de manera rutinaria. Para todos los adultos, sin embargo, independientemente de la edad, una presión arterial normal se considera que es menos de 120/80.
La hipotensión normalmente no necesita tratamientos, aunque en ocasiones sí que requiere de asistencia médica, dependiendo de los síntomas. Por ejemplo, si la hipotensión es la causa de un shock requiere urgentemente una atención médica que le suministrará sueros o sangre por vía intravenosa y le recetará medicamentos para que la presión arterial aumente.
¿Te pasas horas con ruido de fondo? No hace falta que sea un gran ruido. Si cada día estás expuesta a ruido de tráfico, del aparato de aire acondicionado, del ventilador de tu ordenador, etc,, seguro que contribuye a tu estrés. Aunque no seas consciente, el ruido te va calando, te estresa y acaba teniendo efecto en la tensión. Evítalo al máximo y, si es necesario, ponte tapones para dormir.
Los monitores invasivos de presión vascular son sistemas de monitoreo de presión diseñados para adquirir la información de la presión para la exhibición en una pantalla y el procesamiento. Hay una variedad de monitores invasivos de presión vascular para trauma, cuidado intensivo, y usos en la sala de operaciones. Estos incluyen los de presión simple, presión dual, y el de multiparámetro (es decir presión/temperatura). Los monitores pueden ser usados para la medida y el seguimiento de la presión arterial, venosa central, arterial pulmonar, auricular izquierda, auricular derecha, arterial femoral, de la vena o arteria umbilical, e intracraneal.
Si su médico le dice que tome algún medicamento, tómelo de la manera que su médico le indique. La medicina para la presión arterial funciona mejor cuando se toma cada día, incluso si se siente bien. Si usted tiene algún efecto secundario de su medicina, hable con su médico. Es posible que usted pueda tomar un medicamento diferente que no tenga esos efectos secundarios.
Para obtener una copia del informe o más información sobre la AHRQ y el Effective Health Care Program (Programa sobre la Efectividad de la Atención Médica), visite www.effectivehealthcare.ahrq.gov/selfmeasuredbp.cfm (disponible sólo en inglés). Se obtuvo información adicional de la página web de MedlinePlus®, un servicio de la National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina) y de los National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud) de Estados Unidos. Esta página está disponible en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/medlineplus.html.

Hacer cambios de estilo de vida saludable. Comer una dieta saludable con frutas y verduras más, hacer ejercicio regular, reducir el estrés, consumir menos alcohol y dejar de fumar han demostrado promover la presión arterial más saludable y mejorar la salud cardiovascular. Incluso pequeños cambios como el cambio a los alimentos de bajo contenido de sodio, puede subir las escaleras en lugar de tomar el ascensor o meditando durante cinco minutos al día puede hacer una gran diferencia en su salud.

Si su proveedor de atención médica le mide la presión arterial en forma manual, lo normal es que le coloque el manguito alrededor del brazo y el estetoscopio en la flexura del codo. El manguito se inflará y se desinflará lentamente, y su proveedor de atención médica podrá determinar sus lecturas de presión arterial: la lectura máxima corresponde a su presión sistólica y la lectura mínima corresponde a su presión diastólica. 
No existe un parámetro reconocido para la presión arterial baja. Si la primera cifra (la presión arterial sistólica) es menor que 100, puede que el médico la considere como baja. Sin embargo, una presión arterial menor que esto puede ser completamente normal para algunas personas, mientras que otras podrían presentar síntomas de presión arterial baja en un nivel mucho más elevado. También depende de factores individuales: la presión arterial es más baja en mujeres jóvenes y, especialmente, en mujeres embarazadas. Por lo tanto, solamente se considera un problema si presentas síntomas.
Tenéis que licuar el limón entero con todo, la cáscara y el perejil. Toma un un vaso en ayunas. El perejil y el limón son diuréticos naturales, que son sustancias que nos ayudan a eliminar los líquidos retenidos que muchas veces son causantes de la presión alta. Otra manera de poder beneficiarse del limón es exprimiendo el zumo de limón en una taza de agua un poco caliente o tibia y tomarla en ayunas.

Desprendimiento de la placenta. Esta es una condición seria en donde la placenta se desprende de la pared del útero antes del nacimiento. Si esto sucede, es posible que su bebé no reciba suficiente oxígeno y nutrientes. También puede tener sangrado vaginal serio. La placenta crece en su útero y le provee al bebé nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical.


Tomarnos la tensión o medir nuestra presión arterial es un acto rutinario que debemos llevar a cabo para comprobar que no sufrimos ningún problema de salud relacionado con una tensión arterial descompensada, como pueden ser la hipertensión arterial (tensión alta) o la hipotensión arterial (tensión baja) entre muchas otras. Por este hecho, resulta fundamental saber cómo se toma la tensión, pero también es necesario entender los resultados de esta medición y es por ello que en este artículo de unCOMO te explicamos con detalle cuáles son los valores normales de tensión arterial.
Otra de las cuestiones que surgen más a menudo, es acerca de la frecuencia con la que debemos tomarnos la tensión. ¿Cada cuánto tiempo? Si tienes más de 40 años, deberías tomártela al menos una vez al año, mientras que los menores de esta edad pueden hacerlo cada 3 años siempre que los resultados sean normales. Por supuesto, si tienes alguna enfermedad, debes aumentar la frecuencia.
Si a usted y a su médico les parece una buena idea que se mida la presión arterial en casa, usted deberá comprar el equipo. Puede comprar, sin receta, un monitor de presión arterial casero en una farmacia u otra tienda que venda suministros médicos. También en Internet hay tiendas que venden monitores caseros para medir la presión arterial. Hay distintos tipos de monitores, pero todos tienen las mismas partes principales:
Más de uno de cada tres adultos en los Estados Unidos tiene presión arterial alta o hipertensión. Muchos no cuéntalo saben porque la presión arterial alta no da señales de advertencia. Esto puede ser peligroso, porque puede provocar condiciones que ponen en riesgo la vida, como ataque al corazón o un derrame cerebral. La buena noticia es que, a menudo, se puede prevenir o tratar. El diagnóstico temprano y cambios simples y saludables en su estilo de vida pueden prevenir que la presión arterial alta dañe gravemente su salud.
El monitoreo de la presión arterial en el hogar proporciona a través del día, una medición en diferentes horas y en diferentes ambientes, tales como en el hogar y en el trabajo. El monitoreo de la presión arterial puede ayudar en el diagnóstico de la alta o baja presión arterial. Igualmente, puede ser usado para monitorear los efectos de la medicación o los cambios en el estilo de vida tomados para bajar o regular los niveles de la presión arterial.
Es posible que el médico también recomiende exámenes de rutina, como un análisis de orina (urinálisis), análisis de sangre, un análisis de colesterol y un electrocardiograma, que es un examen que mide la actividad eléctrica del corazón. También puede recomendarte exámenes adicionales, como un ecocardiograma, para verificar si hay más signos de enfermedades cardíacas.

Dependiendo de su condición física cuando comience con un programa de ejercicios, usted necesitará consultar a un profesional de la salud para que pueda ayudarlo a aumentar la intensidad necesaria para reducir los niveles de insulina. Dependiendo de su condición física, cuando se involucra en una actividad de ejercicio, necesitara hablar con médico para que el indique cual es la intensidad para bajar su nivel de insulina.
Las investigaciones financiadas por el NHLBI apoyan el desarrollo de guías para el manejo de la presión arterial alta. Hasta la fecha, nuestro  Ensayo de intervención de presión arterial sistólica (en inglés, [SPRINT, por sus siglas en inglés]) es el estudio más grande de su tipo que examina cómo mantener la presión arterial sistólica en un nivel más bajo del recomendado previamente puede afectar las enfermedades vasculares y del corazón. Visite la reseña de SPRINT (en inglés) para obtener más información sobre los beneficios para la salud de un tratamiento más intensivo de la presión arterial alta y cómo los hallazgos de SPRINT ayudaron en el desarrollo de las guías del American College of Cardiology/American Heart Association (ACC/AHA), publicados en el Journal of American College of Cardiology (en inglés) y Hypertension (en inglés).
MedlinePlus en español contiene enlaces a documentos con información de salud de los Institutos Nacionales de la Salud y otras agencias del gobierno federal de los EE. UU. MedlinePlus en español también contiene enlaces a sitios web no gubernamentales. Visite nuestras cláusulas de exención de responsabilidad sobre enlaces externos y nuestros criterios de selección.
×