Si su proveedor de atención médica le mide la presión arterial en forma manual, lo normal es que le coloque el manguito alrededor del brazo y el estetoscopio en la flexura del codo. El manguito se inflará y se desinflará lentamente, y su proveedor de atención médica podrá determinar sus lecturas de presión arterial: la lectura máxima corresponde a su presión sistólica y la lectura mínima corresponde a su presión diastólica. 

Si estaba tomando medicamento para la hipertensión crónica antes del embarazo, su profesional se asegurará de que el medicamento sea seguro tomarlo durante el embarazo. Si no lo es, le cambiará el medicamento a uno más seguro. Su presión arterial esté bajo control. Algunos medicamentos para la presión arterial, llamados inhibidores de la ECA y bloqueadores de los receptores de angiotensina, pueden perjudicar a su bebé durante el embarazo.
Según el American College of Sports Medicine, nunca hagas ejercicio si tu presión arterial es igual o superior a 200/110 mm Hg. La American Heart Association, advierte aún más y te sugiere que busques ayuda médica si tu presión arterial se eleva por encima de 180/110 mm Hg durante el descanso. Si eres hipertenso o sospechas que tu presión arterial puede estar elevada, toma la presión arterial antes de hacer ejercicio utilizando en casa un dispositivo de presión arterial digital.
Identifica tus promedios sistólicos. Con el paso del tiempo, es probable que midas tu presión arterial todos los días. Esto podría deberse a que al doctor le preocupa tu presión arterial y las enfermedades cardiacas o vasculares relacionadas. Averiguar cuál es el rango general de tu presión arterial sistólica te permitirá identificar las potenciales fluctuaciones y problemas médicos.[14] Las categorías del rango de presión sistólica son las siguientes:

El colesterol es una sustancia grasa que se va acumulando en las arterias dificultando el paso de la sangre, lo que puede derivar en hipertensión. Además, las personas con una presión arterial elevada suelen tener niveles altos de colesterol LDL (el ‘malo’) y menores del HDL (el ‘bueno’) en comparación con aquellas con una presión arterial normal. Para mantener sus niveles a raya lo mejor es llevar una dieta variada, baja en grasas saturadas y rica en fibra, y practicar ejercicio de manera habitual.
Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.

Estudio del corazón fuerte. Desde 1988, el NHLBI ha respaldado el Estudio del corazón fuerte  (SHS por sus siglas en inglés), el estudio epidemiológico más largo realizado en indios americanos. El SHS busca estimar el impacto de las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos y evaluar qué tan común y cuáles son los factores de riesgo importantes en esta comunidad. En el estudio participaron trece tribus y comunidades de cuatro estados. Visite el Estudio del corazón fuerte  (en inglés) para obtener más información.
4. Mantener el estrés y la ansiedad a raya. Esto es quizás uno de los motivos más habituales de hipotensión, y uno de los que menos suponemos siempre que tenemos una bajada de tensión. Esto es debido a que el cortisol, hormona del estrés, se puede dejar de fabricar en situaciones de estrés permanentes al producirse una fatiga de las glándulas suprarrenales. Si el cortisol no es el indicado, entonces la presión arterial baja.

La presión arterial es la medida de fuerza de cada latido contra importantes vasos sanguíneos llamados arterias. Se mide en milímetros de mercurio (mmHg) e incluye sistólica presión (la presión en las arterias cuando el corazón late) y diastólica presión (la presión en las arterias entre latidos). Es el término médico para la presión arterial alta hipertensión.

El cuidado de nuestra circulación requiere de mucha precaución, ya que si no se tienen los cuidados necesarios para poder controlarla y/o regularla, podría contraer consecuencias nefastas para el organismo e inclusive para la vida misma. La presión arterial, regula el flujo de sangre desde nuestro corazón hasta nuestro organismo y si agentes externos interfieren con dicho flujo, podrá resultar perjudicial. ¿Alguna vez has escuchado de la presión arterial alta y baja?
Una vez haya sido determinada la causa de la baja presión, la Dra. Razzouk inicia el tratamiento del problema subyacente. Para la anemia, ella a menudo receta suplementos de hierro. Si hay alguna causa hormonal, ella receta medicamentos para regular la tiroides o la función de las glándulas adrenales. Los motivos cardiovasculares para la baja presión deben ser evaluados por un cardiólogo o un neurólogo. Y para las mujeres embarazadas, el aumento de hidratación probablemente resolverá el problema, pero cualquier síntoma fuera de lo común debe ser reportado al médico.
A medida que usted envejece, la presión arterial alta, especialmente la hipertensión sistólica aislada, es más común y puede aumentar el riesgo de graves problemas de salud. El tratamiento, especialmente si tiene otros trastornos médicos, requiere una evaluación continua y conversaciones con el médico para lograr el mejor balance entre reducir riesgos y mantener una buena calidad de vida.
El alcohol puede ser bueno y al mismo tiempo malo para tu salud. Si bebes alcohol solo con moderación, generalmente una bebida por día para las mujeres o dos por día para los hombres, puedes reducir potencialmente tu presión arterial en aproximadamente 4 mm Hg. Una bebida equivale a 12 onzas (355 mililitros) de cerveza, 5 onzas (148 mililitros) de vino y 1.5 onzas (44 mililitros) de licor con una graduación alcohólica del 40 %.
×