La mejor manera de optimizar su flora intestinal es mediante al consumir alimentos fermentados naturalmente, como el chucrut y otros vegetales fermentados, yogurt, kéfir y natto. Un beneficio adicional de los alimentos fermentados es que algunos de ellos son excelentes fuentes de vitamina K2, que es importante para prevenir la acumulación de placa arterial y enfermedad cardiaca.


Un estudio realizado por la Sociedad Estadounidense de Hipertensión observó que escuchar música relajante o tranquila, por ejemplo música clásica, durante al menos 30 minutos, mientras se realizan respiraciones mejora los valores de hipertensión leve. Así que ya sabes, resérvate 30 minutos al día, pon tu música favorita, inhala, exhala y "abre" tus oídos.

Todos los niveles de presión arterial ponen estrés mecánico en las paredes arteriales. Presiones más altas aumentan la carga de trabajo del corazón y la progresión del crecimiento malsano de tejido (ateroma) que se desarrolla dentro de las paredes de las arterias. Cuanto más alta es la presión, se presenta más estrés y tiende a progresar más el ateroma, y el músculo del corazón tiende a engrosarse, agrandarse, y hacerse más débil con el tiempo.
Cuando se le toma la presión arterial se obtienen dos lecturas. Estas lecturas corresponden a la presión arterial sistólica y diastólica. Su presión arterial sistólica es el valor más alto que se obtiene. Este valor hace referencia a la presión de la sangre sobre las paredes de las arterias cuando el músculo cardiaco se contrae. En este momento la presión arterial es mayor. El valor más bajo, o lectura diastólica, hace referencia a la presión que hay siempre en sus arterias, cuando el corazón descansa entre latidos.
Hola Marta, algunas personas tienen la presión arterial baja en todo momento, sin mostrar síntomas y sin efectos (mareos, desmayos, malestar, desorientación). De todas formas, y dado lo que nos indicas, te recomendaríamos acompañarle a un médico que pueda valorar si la lectura de la presión es normal y analizar lo que lo está provocando. Gracias por escribirnos. Un saludo
Ten en cuenta que la mayoría de los doctores prestarán más atención a la presión sistólica, ya que es una mejor medida del riesgo de enfermedades cardiovasculares en las personas mayores de 50 años de edad. Por lo general, el número sistólico aumenta con la edad debido a factores como aumento de la rigidez en las arterias grandes, acumulación de placa a largo plazo y aumento de la frecuencia de las enfermedades cardiacas o vasculares.[13]

¿Te pasas horas con ruido de fondo? Si cada día estás expuesta a ruido de tráfico, del aparato de aire acondicionado, del ventilador de tu ordenador, etc,, seguro que contribuye a tu estrés. Aunque no seas consciente, el ruido te va calando, te estresa y acaba teniendo efecto en la tensión. Evítalo al máximo y, si es necesario, ponte tapones para dormir.
La Fundación Española del Corazón (FEC) advierte de que las personas que fuman tienen entre dos y tres veces más riesgo de tener un accidente cardiovascular que los no fumadores, ya que el tabaco favorece la aparición de trombos y fomenta la acumulación de colesterol ‘malo’ y la reducción del colesterol ‘bueno’. Dejar de fumar tiene consecuencias positivas inmediatas para la presión arterial, ya que la salud cardiovascular mejora después de dejar este hábito tan dañino.
Hola Marta, algunas personas tienen la presión arterial baja en todo momento, sin mostrar síntomas y sin efectos (mareos, desmayos, malestar, desorientación). De todas formas, y dado lo que nos indicas, te recomendaríamos acompañarle a un médico que pueda valorar si la lectura de la presión es normal y analizar lo que lo está provocando. Gracias por escribirnos. Un saludo
Escribe los resultados. Es importante registrar los resultados de la medición una vez que hayas terminado de realizarla. Escribe cualquier información relevante en un cuaderno o guárdalo en tu tensiómetro (si es posible). Los resultados te ayudarán a averiguar la lectura más precisa de tu presión y a identificar una fluctuación potencialmente problemática.[11]
La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día. Casi una tercera parte de los adultos en Estados Unidos tienen la presión arterial alta; ¿quizás tú o alguien de tu familia la sufran? La presión arterial alta no es necesariamente algo que pueda sentirse, pero aumenta el riesgo de enfermedades graves como embolias y ataques al corazón.
La presión sanguínea es la tensión ejercida por la sangre que circula sobre las paredes de los vasos sanguíneos, y constituye uno de los principales signos vitales. La presión de la sangre disminuye a medida que la sangre se mueve a través de arterias, arteriolas, vasos capilares, y venas; el término presión sanguínea generalmente se refiere a la presión arterial, es decir, la presión en las arterias más grandes, las arterias que forman los vasos sanguíneos que toman la sangre desde el corazón. La presión arterial es comúnmente medida por medio de un esfigmomanómetro, que usa la altura de una columna de mercurio para reflejar la presión de circulación (ver Medición no invasiva más abajo). Los valores de la presión sanguínea se expresan en milímetros del mercurio (mmHg), a pesar de que muchos dispositivos de presión vascular modernos ya no usan mercurio.

Si desea utilizar este articulo en su sitio, por favor haga clic aquí. Este contenido puede ser copiado en su totalidad, con los derechos de autor, contacto, creación e información intactos, sin autorización expresa, siempre y cuando sea utilizado solo por organizaciones sin fines de lucro. Si se desea para cualquier otro uso, es necesario un permiso por escrito del Dr. Mercola.

Esta enfermedad afecta a personas con un estilo de vida estresante y sedentaria; un consumo elevado de alcohol, sal y cigarrillos; un antecedente familiar de hipertensión arterial; y sufre de diabetes. Pues además se ve fuertemente influenciado por la cantidad de agua y sal que se consume, el estado de los riñones, sistema nervioso y vasos sanguíneos, y los niveles hormonales.
La presión arterial alta es un problema de salud frecuente hoy en día. Casi una tercera parte de los adultos en Estados Unidos tienen la presión arterial alta; ¿quizás tú o alguien de tu familia la sufran? La presión arterial alta no es necesariamente algo que pueda sentirse, pero aumenta el riesgo de enfermedades graves como embolias y ataques al corazón.
Una vez haya sido determinada la causa de la baja presión, la Dra. Razzouk inicia el tratamiento del problema subyacente. Para la anemia, ella a menudo receta suplementos de hierro. Si hay alguna causa hormonal, ella receta medicamentos para regular la tiroides o la función de las glándulas adrenales. Los motivos cardiovasculares para la baja presión deben ser evaluados por un cardiólogo o un neurólogo. Y para las mujeres embarazadas, el aumento de hidratación probablemente resolverá el problema, pero cualquier síntoma fuera de lo común debe ser reportado al médico.

Aún así, algunas personas tienen diferentes valores de presión arterial de manera constante fuera del consultorio médico, incluso cuando la presión se toma correctamente y varias veces. Si los valores de presión arterial que indica tu tensiómetro son precisos y más altos de manera constante que los que obtienes en el consultorio médico, es posible que el médico considere los valores más altos para manejar la presión.


La hipotensión es la presión arterial baja. Esto ocurre cuando la presión sistólica está constantemente por debajo de 90 o está 25 puntos por debajo de su lectura normal. Póngase en contacto con su médico si tiene varias lecturas bajas. La hipotensión puede ser un signo de shock, que pone en peligro la vida. Llame a su médico de inmediato si está mareado o aturdido.
Bloqueadores de los canales de calcio. Estos medicamentos, que incluyen el amlodipino (Norvasc), el diltiazem (Cardizem, Tiazac u otros) y otros, ayudan a que se relajen los músculos de los vasos sanguíneos. Algunos pueden disminuir la frecuencia cardíaca. Los bloqueadores de los canales de calcio quizás funcionen mejor que los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina por sí solos para las personas con antepasados africanos y las de mayor edad.
Antes de ver la tabla, vamos a echar un vistazo rápido sobre las lecturas de la presión arterial. Se puede medir la presión arterial por cualquiera de los dos tipos de monitores de la presión arterial – un esfigmomanómetro o un manómetro de mercurio. Hay dos métodos principales para medir la presión arterial – el método no invasivo y el método invasivo. Con ayuda del método no invasivo, se puede medir la presión arterial en las siguientes formas: –

Las situaciones estresantes pueden causar que su presión sanguínea suba temporalmente, pero los investigadores no están seguros de que el estrés produzca hipertensión a largo plazo. Sin embargo, hacer actividades para reducir la presión arterial, tales como hacer de 30 a 60 minutos de ejercicio al día, puede reducir su nivel de estrés. Ver Remedios caseros para el estrés
Con el inicio de la actividad, las respuestas de presión sistólica y presión diastólica varían. Durante el ejercicio, la presión sistólica aumenta en proporción directa con la intensidad del ejercicio aeróbico. Sin embargo, la presión diastólica cambiará mínimamente, en todo caso. Los ejercicios de resistencia son muy diferentes y pueden causar un aumento de ambas debido a la fuerza y la tensión creada por el cuerpo.
Las farmacias, tiendas y otros locales venden monitores para medirse la presión arterial en el hogar. Sin embargo, estos dispositivos tampoco miden siempre con precisión. La lectura obtenida con el monitor personal debe compararse siempre con aquella obtenida con el aparato del médico, para asegurar que sean iguales. Recuerde que toda cifra superior a la normal es motivo de consultar al médico, quien podrá hablar con usted sobre el mejor plan de acción.
Estudio de la salud de la comunidad hispana/Estudio de latinos (HCHS/SOL, por sus siglas en inglés). El NHLBI apoya el HCHS/SOL, el cual es el estudio más integral a largo plazo sobre la salud y las enfermedades de los hispanos y latinos que viven en Estados Unidos. La información del estudio abrirá el camino para futuras investigaciones sobre posibles causas de las diferencias de salud entre las comunidades hispanas y latinas. Visite el Estudio de la salud de la comunidad hispana/Estudio de latinos (en inglés) para obtener más información.
El torrente sanguíneo depende de los latidos cardíacos, con una presión más alta durante la fase sistólica que la diastólica. Las válvulas cardíacas se encargan de que la sangre circule en un único sentido por el corazón. Los dos ventrículos, las cavidades inferiores del corazón, se contraen de forma simultánea (en la fase sístole) y la salida súbita de sangre en el flujo sanguíneo corresponde a la lectura máxima. Cuando se relajan, la presión arterial disminuye. Esta es la fase conocida como diástole y equivale a la lectura mínima.
Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta a menudo no causa señales de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. Pero la presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar derrames cerebrales, enfermedades cardiacas, problemas oculares, insuficiencia renal y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar cuando una persona hace actividades físicas o ejercicios livianos.

A cualquier edad, ciertos factores pueden llevar a una lectura engañosamente alta presión arterial, incluso en personas con una presión arterial normal saludable. Por ejemplo, la cafeína y el tabaco pueden provocar lecturas más altas; por lo que puede ser despertado de repente antes de una lectura, o hacer ejercicio justo antes de una lectura. El estrés también puede elevar una lectura normal. Algunas personas experimentan el estrés cada vez que están en el consultorio de un médico, que lleva a lecturas más altas de lo normal, - el llamado hipertensión de bata blanca. Estas personas a menudo les resulta útil para controlar su presión arterial en casa para obtener resultados más precisos.
Es posible que el médico también recomiende exámenes de rutina, como un análisis de orina (urinálisis), análisis de sangre, un análisis de colesterol y un electrocardiograma, que es un examen que mide la actividad eléctrica del corazón. También puede recomendarte exámenes adicionales, como un ecocardiograma, para verificar si hay más signos de enfermedades cardíacas.

Betabloqueantes: pueden utilizarse para disminuir la frecuencia cardiaca, lo que mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Puede tomar este medicamento si se le han diagnosticado latidos cardiacos irregulares, palpitaciones, insuficiencia cardiaca o hipertensión. Los siguiente son algunos ejemplos de estos medicamentos: metoprolol (Lopressor®), propanolol (Inderal®) y atenolol (Tenormin®). 
Buenos días Emmanuel, te recomendamos acudir al médico para que estudie tu caso y diagnostique lo que puede estar sucediendo. Esos síntomas no siempre aparecen por una afección o el estrés, también puede causarlos ciertos hábitos, la alimentación o incluso las emociones. Lo importante es que sea valorado por un profesional. Si lo deseas, puedes contactar con nuestro equipo llamando al 933 682 654. Un saludo
Los cambios en la dieta generalmente son el primer paso a seguir para bajar la presión arterial. Los efectos pueden ser graduales si no haces nada más que equilibrar tu dieta, pero si te concentras en consumir alimentos conocidos por bajar la presión arterial y acompañas los cambios en tu dieta con actividad y cambios en tu estilo de vida, tu presión arterial va a bajar mucho más rápido.
Un estudio del Instituto de Medicina Mente-Cuerpo Benson-Henry en el Hospital General de Massachusetts, afiliado a la Escuela de Medicina de Harvard (Estados Unidos) ha comparado una técnica de gestión del estrés llamada 'respuesta de relajación' con educación sobre los cambios en el estilo de vida como reducción de sodio (menos sal en las comidas), pérdida de peso y ejercicio.
4. Mantener el estrés y la ansiedad a raya. Esto es quizás uno de los motivos más habituales de hipotensión, y uno de los que menos suponemos siempre que tenemos una bajada de tensión. Esto es debido a que el cortisol, hormona del estrés, se puede dejar de fabricar en situaciones de estrés permanentes al producirse una fatiga de las glándulas suprarrenales. Si el cortisol no es el indicado, entonces la presión arterial baja.
Actualmente, el aparato más usado para tomar la tensión es el llamado esfigmomanómetro, compuesto por una bolsa y una perilla de goma conectada por un tubo a la columna de mercurio que registrará en centímetros nuestra presión. Se trata de una medición muy sencilla, que no supone ningún tipo de dolor y se realiza muy rápidamente. En este otro artículo de unCOMO podrás ver los pasos a seguir para saber cómo se toma la tensión.

Las situaciones estresantes pueden causar que su presión sanguínea suba temporalmente, pero los investigadores no están seguros de que el estrés produzca hipertensión a largo plazo. Sin embargo, hacer actividades para reducir la presión arterial, tales como hacer de 30 a 60 minutos de ejercicio al día, puede reducir su nivel de estrés. Ver Remedios caseros para el estrés

Consume alimentos ricos en omega 3. La dieta de muchas personas es pobre en ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado) y equilibrar esta deficiencia ayuda a bajar la presión arterial de forma natural. Consume pescado al menos dos veces por semana, puesto que así obtendrás ácidos grasos omega 3, reducirás los triglicéridos y mejorarás la salud cardiaca en general.[10]
Si concretamos sobre la prevalencia, “la hipertensión arterial en adultos afecta a alrededor del 30 o 45 por ciento de la población. Es más común en edad avanzada (llegando a más del 60 por ciento en personas con más de 60 años). La HTA fue el líder global en contribuir a la muerte súbita con casi 10 millones de muertes en 2015”, puntualiza Antonio Castro Fernández, responsable del Área de Cardiología del Hospital Vithas Nisa Sevilla y presidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología (SAC).
×